El socialismo en el siglo XXI: El debate necesario

“Quienes desprecian la teoría, niegan la posibilidad de comprender el presente y ver el futuro”. Mao Tse-Tung.

En entrevista concedida a la revista chilena Punto Final, Hugo Chávez llegó a afirmar, entre otras cosas, que “uno de los factores determinantes del socialismo del siglo XXI debe ser la democracia participativa y protagónica. El poder popular. Esto es un elemento político definitorio que contrasta con aquello del partido único o centrar todas las decisiones en el partido. Hay que centrar todo en el pueblo, el partido debe estar subordinado al pueblo. No al revés”. Sin embargo, la realidad pareciera contradecir su afirmación. Hasta ahora, la democracia participativa ha tropezado con infinidad de dificultades, distorsiones y poco menos que obstrucciones por parte de quienes manejan el Estado y la mayoría de las direcciones ejecutivas de los diversos partidos políticos adscritos al proyecto chavista en Venezuela, representando una tenaz resistencia a los cambios que se gestan en el país. Resistencia que supone para las masas y el movimiento revolucionario un reto tremendo a vencer, ya que deben disputarle a aquellos los espacios políticos que ocupan, de modo que estos se hagan alternativos y permitan una mejor definición del cambio estructural propuesto, sobre todo, cuando éste se enmarca en lo que se da en llamar el socialismo en el siglo XXI.

Pero, más allá de ello, lo que facilita tal situación es la ausencia notable de un debate serio, profundo y constante de parte de los diversos actores políticos y sociales que sostienen el proceso bolivariano que contribuya a darle fisonomía propia a este modelo de sociedad en ciernes. Porque no se puede caer en la trampa revisionista o reformista de eludir los orígenes históricos del socialismo y, menos, saltarnos sus etapas de maduración gracias a los importantes aportes de Carlos Marx, Federico Engels, Lenin, León Trostky, Mao Tse-Tung, Rosa Luxemburgo, Ernesto Che Guevara, José Carlos Mariátegui y de tantos otros luchadores revolucionarios que vislumbraron otro tipo de sociedad, radicalmente distinta a la capitalista. Esto quizá sea resabio de la campaña propagandística que orquestara, al través del tiempo y a nivel mundial, la burguesía; lo cual explicaría esa aprensión disimulada que se observa en alguna gente, incluso chavista, hacia todo lo que huela a socialismo o izquierdismo.

No obstante, es importante comprender que la democracia revolucionaria en Venezuela no tiene aún un carácter de opción clasista, sino que es intermedia y transitoria, producto de la heterogeneidad ideológica de que está revestido el proceso revolucionario bolivariano, siendo necesario –en consecuencia- echar mano a la consigna leninista de agitar, propagar y organizar a fin de derrumbar los muros que siempre han obstruido el avance seguro de la revolución. Esto exige, por supuesto, el abandono de las posiciones sectarias o dogmáticas que caracterizan a algunas personas y organizaciones, así como desarrollar un trabajo conjunto sostenido entre las masas populares que tenga resultados organizativos con los cuales se configure una pluralidad democrática que no evite la confrontación de las ideas y sirva de soporte para allanar el camino de la unidad revolucionaria; todo ello con el claro objetivo de acceder a mejores perspectivas de participación y de protagonismo populares.

Centrar todo en el pueblo y abrir canales por los cuales se haga realidad el poder popular y no una mera consigna, representaría un importante salto adelante en la etapa de consolidación del proceso revolucionario venezolano. Para ello, el pueblo tiene que generar sus propias luchas y formas organizativas, de modo que el combate al viejo Estado reformista y a quienes –dentro del chavismo actual- tratan de perpetuarlo de cualquier manera genere, a su vez, un poder constituyente más efectivo y substancial que sea el preámbulo de ese socialismo en el siglo XXI que requerimos debatir y construir entre todos.-



¡¡Hasta la Victoria siempre!!
¡¡Luchar hasta vencer!!

HOMAR GARCÉS
¡¡¡Rebelde y Revolucionario por siempre!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2032 veces.



Homar Garcés


Visite el perfil de Homar Garcés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Homar Garcés

Homar Garcés

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a19257.htmlCd0NV CAC = Y co = US