El cinismo descarado del gobierno de USA (Parte II)

En Artículo anterior con este mismo título, Parte I, frente a una posible invasión del Imperio a Sudamérica, esbozaba las variantes a ser utilizadas: una al Norte, desde Colombia a Venezuela bajando luego por Brasil; y, la otra por la triple frontera (Argentina, Paraguay y Brasil), con dos variantes; a saber, la primera al Norte hacia Brasil hasta unirse con la que baja desde Venezuela; y, la segunda hacia Uruguay y Argentina. Y decíamos, que la forma abierta con que el Imperio (U.S.A.) estaba proporcionando armas de última generación, tanto a Chile como a Colombia, así como la negativa de que Venezuela adquiera armas defensivas, nos deja entrever que esas son las intenciones.

Ahora bien, qué hacer frente a estas posibilidades. En primer lugar, se nos presentan, en el caso concreto de Venezuela, dos grandes hipótesis: la primera, que el Imperio ataque desde Colombia apoyando con personal militar y armamento a las fuerzas Armadas de Colombia, pero dejando que ésta lleve la acción principal: y, la segunda hipótesis, que el Imperio ataque directamente a Venezuela sin la colaboración inicial de Colombia.

En el Primer caso, se recomienda tomar las siguientes previsiones:

1.- Adquirir aviones de caza de usos múltiples, en cuantía suficiente como para neutralizar el poder aéreo de Colombia y asegurar un grado satisfactorio de superioridad aérea.

2.- Adquirir sistemas de cohetes tierra aire, en cuantía suficiente, como para impedir que el apoyo aéreo directo del Imperio logre sus objetivos en nuestro País. En este sentido, Rusia ha desarrollado sistemas complejos, capaces de detectar y destruir cualquier blanco aéreo a pesar de sus sistemas defensivos; tales como el surface-to-air missile complex Pechora 2A, recientemente adquirido por Irán y, también el sistema antimisiles Tor M1, igualmente adquirido por Irán.

3.- Entrenar y equipar al mayor número de reservistas, para que se ocupen de defender nuestras instalaciones básicas; tales como PEDEVESA., las centrales hidroeléctricas, la CVG., los embalses, las Bases aéreas, navales y terrestres de importancia, así como el resto de las instalaciones estratégicas del País, ciudades y poblados importantes.

4.- Entrenar y equipar un número grande de reservistas en acciones de guerra terrestre para apoyar a nuestras unidades de combate en los teatros de operaciones.

5.- Crear la reserva aérea y naval con los pilotos de aviones comerciales y con los marinos mercantes, asimilándolos a grados militares, para que realicen misiones de transporte aéreo y naval de tropas y equipos militares, debidamente entrenados para las contingencias que se presenten.
En cuanto a la segunda hipótesis, las medidas defensivas se plantean en forma diferente:

1.- Adquirir sistemas de misiles tierra aire, de carácter móviles, capaces de actuar y poder cambiar su posición con rapidez sin ser detectados.

2.- Entrenar y equipar un fuerte contingente de reservistas en guerra asimétrica para que realicen operaciones en zonas urbanas. Es de destacar que, las operaciones irregulares en zonas rurales o espacios abiertos o boscosos, quedarían descartadas pues no tendrían ningún sentido frente a una abrumadora superioridad del enemigo. Estas sólo se justificarían en ataques a aeronaves de paso, siempre que se observen sus rutas habituales.

3.- Adquirir misiles móviles individuales para colocarlos en vehículos terrestres civiles y desde allí lanzarlos contra unidades terrestres enemigas. Igualmente, colocarlos en barcos de pescadores o peñeros y desde ellos lanzarlos contra helicópteros enemigos o contra embarcaciones de ellos que se acerquen a nuestros puertos y costas.

4.- Entrenar a la población civil patriota en la defensa de sus ciudades, poblados y caseríos, qué deben hacer y qué deben evitar; a tal efecto, deben dividirse éstos por sectores y determinar quienes defenderían dichos sectores. Es de destacar, que en este tipo de guerra deben asignárseles misiones específicas a los diferentes grupos, así como la forma de lograrlas. La organización y el entrenamiento son fundamentales para el éxito de las operaciones.

Estas dos hipótesis pueden darse en forma combinada, en cuyo caso, se recomienda que se observen todos las medidas señaladas para ambas hipótesis lo que nos daría la ventaja de estar preparados para lo que venga.

En cuanto al uso de helicópteros, es conveniente adquirir un mayor número de ellos, tanto artillados para el apoyo de fuerzas de superficie; como de transporte de tropas de combate al frente, evacuación de heridos y transporte de equipos.

Sobre esto último, ya hemos visto que Colombia adquirió aproximadamente unos 70 helicópteros black -hawck , que les fueron donados por el Imperio, estos son helicópteros de combate de última generación y, desde luego, que esto nos obliga a adquirir un numero aproximado de este tipo de aeronaves, así como de un número equivalente de cohetes tierra aire que los neutralice.

Tanto los aviones de combate como los helicópteros sólo deben utilizarse en la primera hipótesis, ya que en la segunda deben ser escondidos so pena de perderlos.

En todas las hipótesis, se recomienda centralizar las diferentes unidades de inteligencia en una sola agencia maestra con criterios unificados y con una única dirección, ya que se ha demostrado que de esta forma se logra una mayor eficiencia.

Igualmente, se recomienda la creación de una policía nacional unificada y bajo el comando del ciudadano Ministro de Relaciones Interiores a los fines de proporcionar apoyo a la Fuerza Armada Nacional en la zona interior del teatro de la guerra; así como actuar en la defensa de áreas en zonas pobladas en materia de guerra asimétrica.

Caracas primero de febrero del año dos mil seis.

Braulio Martínez Zerpa
Coronel de aviación en retiro y abogado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1836 veces.



Braulio Martínez Zerpa

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas