Venezuela tiene a su pueblo y apoyo internacional

Ante el asecho imperialista y la mediación de la derecha-fascista en otros países (por ejemplo, Colombia) para contener el proceso socialista que se ventila en Venezuela, a través de la canallada y cobarde búsqueda de delincuentes como ellos, es decir, encontrar “aliados” para fomentar desosiego  e inestabilidad en el país, en el que el objetivo es el derrocamiento del gobierno legítimo de Nicolás Maduro, estos fascistas, sin lugar a dudas, están perdiendo su tiempo.

En efecto, en estos escenarios amenazadores y criminales, la Patria de Bolívar y de Chávez, no está sola, tiene a su pueblo que le circula en sus venas el Día de la Resistencia Indígena; y en el ámbito internacional  hay un buen número de Estados amigos que seguramente están quitándole el sueño a los fascistas y a los jerarcas del Pentágono, entre estos está China, Rusia, Irán, Bielorrusia, Argentina, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Corea, Vietnam, Cuba, Brasil, Uruguay, entre otros países,  actores mundiales que son contraposición al mundo unipolar del imperio.

Estos Estados hermanos que respetan la autodeterminación de los pueblos y la no inherencia en los asuntos internos de las naciones, son países que están de lado del pueblo apoyándose solidaria y mutuamente en sus luchas reivindicativas y en contra de las oligarquías y sus aliados imperialistas. Los hombres y mujeres de estas naciones representan la dignidad, la valentía y la firmeza de los revolucionarios del mundo frente a la arrogancia del imperio del norte y demás países imperialistas. Venezuela y otros países hermanos, están tocando con valentía los intereses neurálgicos estadounidenses, tanto económicos como geopolíticos.

Es esto de verdad verdad lo que tiene “arrecho” a la derecha-fascista. De ahí también la tendencia militarista del imperio para colocar al mundo en la senda de una guerra global contra la humanidad. La racionalidad del capitalismo salvaje opera en un sentido autodestructivo de la naturaleza y del género humano. Esta amenaza no está invisibilizada, es real y objetiva. Se está en presencia de un plan de liquidación de los métodos pacíficos para dirimir las diferencias políticas, así como las controversias internacionales.

Los gastos en el presupuesto de Defensa por parte del imperialismo americano, busca propiciar el control y el dominio sobre el mayor número de países del que se tenga conocimiento hasta ahora. Las 7 bases militares de EE.UU. en Colombia elevaron su total planetario a 872, lo cual no tiene equivalente con ninguna potencia pasada o presente, literalmente han invadido al planeta Tierra. El número óptimo de grandes fortalezas y guarniciones para una potencia imperialista aspirante a dominar al mundo está entre 35 y 40.

 

Así como nos mediatizan y nos convierten en individuos “domésticados” incitándonos al consumo más estúpido y desmedido, de la misma manera, sostenidos en la historia como testigo, debemos ser reiterativos, hay que inocularle a la derecha que esta Patria se respeta.

De otro lado, cuando un imperio apela al uso  indiscriminado de la fuerza para imponer su hegemonía está dando claras señales de decadencia. El núcleo duro del imperio está constituido por un oligopolio de capitales que adoptan formas corporativas, para tomar sus decisiones del gobierno mundial en el que actúa un andamiaje de instituciones que los avalan dándole “legitimidad democrática” soportada por la primacía de lo privado sobre lo público. Están entre éstas: la ONU, el Banco Mundial, FMI y la OMC; igualmente, el Council on Foreing Relations  y el Royal Institute for International Affairs, constituidas como símbolos de los intereses angloamericanos de las finanzas y el petróleo. Instituciones creadas para filtrar y adecuar las opciones de carácter estratégico que faciliten las orientaciones para el dominio del planeta. 

En estos escenarios devastadores, están en nuestra historia las heroicas batallas libradas por nuestros libertadores  y representan el escudo, el blindaje moral y ético, de esta Patria de héroes y heroínas. Allí están las batallas: La Victoria, San Mateo, Carabobo, La Puerta,  Úrica, Matasiete, Queseras del Medio, Boyacá, Bomboná, Pichincha, Batalla Naval del Lago de Maracaibo, Ayacucho, la Campaña Admirable, y la más salvajes y criminal de todas, la de la Laguna de los Mártires en Juangriego en la que fueron decapitados más de 500 almas y freídas en aceite. Esta es parte de la divisa, de la gloria de los venezolanos y venezolanas que está enfrentando el fascismo y el imperialismo y que jamás convertirán en mengua a Nuestraamérica. ¡¡¡Viviremos y Venceremos!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1184 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: