Venezuela en la mira de la derecha internacional

Desde el mismo momento en que los partidos del oposicionismo, recibieron la orden del norte de retirarse de las elecciones parlamentarias, comenzaba la estrategia de la derecha internacional con miras a crear inestabilidad institucional en Venezuela. No es difícil anticipar que esa campaña contendrá los siguientes elementos:

1—Un bombardeo constante contra la nueva Asamblea Nacional: Entre otros se le acusará de totalitaria, subordinada, monolítica, a la vez que se azuzaran las diferencias entre los partidos. Ante ello, conviene recordar la exitosa experiencia de la Asamblea Constituyente de 1999, con más de 90% de factores revolucionarios, lo cual no fue óbice para promover un gran debate nacional, en todas las escalas geográficas sobre la fundación de la Nueva Republica. La AN está obligada a honrar la Democracia Participativa, a abrir sus puertas para que entre el pueblo y para que los diputados salgan a la calle al encuentro permanente de la ciudadanía. Si bien, muchos legisladores no han surgido de las bases populares, están obligados a ganarse esa representatividad conviviendo con la gente y su realidad. Humildad, humildad deberá ser la divisa de la nueva AN.

2—Desconocimiento del Consejo Nacional Electoral. Será la constante carta para obligar a negociaciones de posiciones y obligar al Poder Electoral a continuar dando concepciones a los oposicionistas, bajo el chantaje de no participar en las elecciones presidenciales 2006, y así intentar un golpe electoral. Este sería un escenario ideal para que una observación electoral internacional que no guarde un equilibrio político en su composición, produzca un informe contra Venezuela a fin de aislarla internacionalmente. Por tanto, el CNE, ha de fomentar una discusión sobre la observación internacional, ampliándola a organizaciones de países del Sur y exigiendo el cumplimiento de los principios universales de esa institución.

3. —Descalificación a los partidos democráticos de oposición. Desde el exterior y por factores oposicionistas, se abrirá fuego contra aquellos grupos políticos que adversan al gobierno con métodos programáticos, que aspiren posiciones de poder por las vías electorales, ello con el fin de evitar que la carta del candidato único (al que pudieran retirar a discreción) se vea amenazada. Venezuela necesita una oposición seria, democrática y coherente, que merezca el respeto de sus adversarios, como en todo sistema democrático.

4—Campaña Internacional Contra Venezuela en los Multilaterales. A la ONU, OEA, OIT, y demás foros internacionales el oposicionismo intentará llevar y explotar mediaticamente una versión hecha a su medida de un país políticamente en crisis. Temas como derechos humanos, separación de poderes, justicia, intentaran manipularse con la ayuda de gobiernos de derecha en los organismos multilaterales. Ante esta estrategia, la diplomacia venezolana debe aumentar la promoción del país, sus logros sociales, económicos, políticos, en integración. Aumentar la presencia de Venezuela, como observador, en organismos internacionales y regionales como la Unión Africana, APEC, ASEAN, organismos de Centro América y el Caribe. Promover las redes populares internacionales, los grupos de amistad parlamentaria, los encuentros temáticos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2842 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas