Diosdado: Maduro reflexionó para bien; hazlo tú...

Hace unos días recibimos con preocupación la noticia que diera Diosdado Cabello en su programa “Con el Mazo Dando” el día jueves 19 de junio, de que la Sociedad Homo et Natura sería parte de una “conspiración golpista”.

Inmediatamente, quienes conocemos el trabajo de esta sociedad, y muy específicamente el del profesor Lusbi Portillo, nos comenzamos a comunicar para organizar respuestas que, además de legitimar el loable esfuerzo que ha hecho esta sociedad, no permita que esta acusación sea un comodín que les permita a los asesinos de Sabino, asesinar también a Lusbi Portillo.

La respuesta de los poderes que están detrás del asedio a los Yukpas no se hizo esperar; acaban de asesinar a otro de sus hijos.

Nos-otros nos preguntamos si es que el estilo desenfadado del discurso de los revolucionarios a herido a un gobierno que tardó considerablemente en tomar medidas desde que comenzamos a denunciar el peligro que se cernía sobre la vida de Sabino; si es así, nos reivindicamos y creemos que no podía hacerse de otro modo: ¿van a negar que hubo negligencia en las acciones que debían tomarse para evitar la muerte del cacique, de su padre, y otros miembros de esa etnia originaria?:

Si el problema de la tierra se hubiera resuelto hace años, se hubiera evitado el asesinato de Sabino y de los otros Yukpa, cuyos casos además no han sido ni quiera investigados. Decimos que es un ataque frontal del Estado colonial contra el pueblo Yukpa.

... No nos explicamos cómo el Estado venezolano no ha tenido la voluntad ni ha visto con gravedad la situación en Machiques y la Sierra de Perijá, en la que el pueblo Yukpa, en su lucha por la tierra, ha resultado ser el blanco de los ataques de todas estas redes mafiosas que no han hecho si no acabar con este pueblo, por tantos años, con total premeditación e impunidad.

Carta al Gobernador del Zulia Arias Cárdenas.

 http://forajidosdelanetwar.blogspot.com/2013/09/sociedad-homo-et-natura-carta-al.html

No tenemos la menor idea de la fuente de Diosdado Cabello, pero su elevada condición como dirigente político y funcionario de estado, nos remite a la inexorable deducción de que esa acusación contra Homo et Natura podría ser parte de  una nueva escalada en contra de los Yukpas, justo ahora que Homo et Natura hace una propuesta energética para el estado Zulia diferente a la explotación del carbón, que es la verdadera razón de las agresiones a los Yukpas para desalojarlos definitivamente de sus tierras.

Diosdado, en algún momento de la historia de estos últimos 20 años, organizaciones sociales que en otro momento lucharon dignamente por denunciar los crímenes cometidos durante el caracazo, devinieron en instrumentos soterrados para desestabilizar el país, obviamente desde la llegada de Chávez al gobierno.

Hemos renunciado con aplomo a vínculos profesionales y espacios para la disertación, por no permitir que el discurso opositor camuflado en la lucha por los derechos humanos, se convierta en una punta de lanza contra el proceso revolucionario, independientemente de los errores que a veces se cometen en el proceso; muchos de los que hoy acompañan al gobierno en proyectos que los benefician, han sido parte de estas organizaciones vampiras, que viven de la especulación denunciando la supuesta dictadura que hay en Venezuela.

Si Lusbi Portillo, (cabeza visible de Homo et Natura) es un golpista, entonces golpistas somos todos los que apoyamos las justas luchas de las etnias indígenas acorraladas en su destino manifiesto, decretado por las fuerzas del gran capital y sus socios oligarcas nacionales.

Si los intereses del gran capital depredador celebra por ejemplo la salida de Giordani, no es señal para alegrarnos sino para preocuparnos, al contrario, si recurrimos a la quijotesca expresión “Deja que los perros ladren, señal de que vamos avanzando”, podemos ver que toda la alharaca que ocasionó el impasse Giordani-Maduro evidenció o visivilizó intereses oscuros en cuanto a la situación económica y política del país, esos intereses están protegidos por personajes  que hacen vida dentro de las altas esferas del gobierno.

Así mismo, quienes aplauden la satanización de los Yukpas y condenan la labor de grandes humanistas como Lusbi Portillo, no son precisamente los que defienden los intereses de las pobrecías de Venezuela.

Sería el colmo que al profesor Lusbi se le tache de engreido y de tener proyectos personalistas, o que a Roland Denis, otro destacado luchador por la reivindicación territorial de los Yukpas, se le llame  conspirador, golpista o agente encubierto de la CIA.

Establezca un debate abierto sobre la problemática ecológica que denuncia Homo et Natura, y la asociada a la sobrevivencia de las etnias originarias que tratan de hacer vida en los territorios apetecidos por el gran capital y verá que no hay coincidencias de balde, sin cargo.

Convoque a concursos especiales a estudiantes de posgrado con el ofrecimiento de becas y otros estímulos, para desentrañar la verdad verdadera, de que la preservación de la estabilidad ambiental, y la sobrevivencia de las etnias indígenas, están insolayablemente  desposadas, son dos aspectos de una misma problemática en América desde que las potencias hegemónicas nos han convertido en sus fuentes de riquezas.

Todos sabemos que a las transnacionales no les importa si a cambio de unas cuantas monedas nos dejan un territorio devastado, cuya recuperación ambiental pueda tardar más de 200 años...allí está la Chevrón y Ecuador.

El discursito de que no debemos detener el desarrollo por ciertas pequeñeces ecológicas o ambientales, ha demostrado que las potencias hegemónicas pretenden trasladar a nuestros territorios todo lo que contamine y acabe con la vida, a cambio de una supuesta prosperidad económica que como siempre, es a ellos a quienes más beneficia:

en Europa como medida para frenar el calentamiento de la tierra y mitigar el cambio climático, los países vienen cerrando las minas de carbón, las plantas termoeléctricas generadoras de energía en base a carbón y eliminar los subsidios estatales a la empresas privadas del carbón

Adelante Diosdado, aprovechemos este momento de unidad para corregir entuertos, desaguisados o malos entendidos, reivindique a Lusbi Portillo antes de que la canalla lo asesine, como a Sabino...como a Chávez...

diegosilvasilva@cantv.net

salud!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3525 veces.



Diego Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: