Por un programa sindical clasista y revolucionario en Sintralcasa

ALCASA se encuentra en la primera línea de la revolución venezolana, marcando el camino para la transformación de nuestra sociedad. Sus trabajadores son en este momento ejemplo e inspiración para el movimiento obrero venezolano así como internacional. Junto al proceso en ALCASA, la lucha de los trabajadores de INVEPAL e INVEVAL, y más recientemente de SIDEROCA y del Central Azucarero Cumanacoa, se está desarrollando una tendencia hacia la participación de nosotros los trabajadores en la gestión de nuestras empresas.

La expropiación de Venepal a principios del 2005, y su puesta en funcionamiento como INVEPAL bajo cogestión obrera, marcan un punto de inflexión importante en la Revolución Bolivariana, cuando por primera vez se daba cobertura legal a la consigna “a empresa cerrada, empresa tomada”. A la expropiación de Venepal, ahora Invepal, siguió la de la Constructora Nacional de Válvulas, ahora Inveval, y otras más han venido y muchas más seguirán. En este movimiento, ALCASA es la empresa donde el proceso cogestionario ha logrado desarrollarse de forma más avanzada y demuestra la superioridad del control obrero sobre la gestión burocrática capitalista de las empresas estatales.

Con esta responsabilidad sobre los hombros, los trabajadores de ALCASA estaremos eligiendo próximamente la nueva dirección del sindicato SINTRALCASA. Quienes apoyamos este proceso cogestionario, en el marco de su profundización hacia el Control Obrero y su extensión a todas las empresas básicas e industria en general en el marco de la construcción del “Socialismo del Siglo XXI”, queremos hacer nuestras propuestas y aportar al debate que nos debe interesar más allá de la coyuntura electoral. Más aún, en aras de la verdadera unidad revolucionaria, creemos que es importante que los trabajadores les exijamos a quienes resulten electos en la Ejecutiva del sindicato la implementación de un programa sindical clasista y revolucionario que profundice la cogestión, recupere nuestro sindicato y mejore nuestras condiciones laborales. En este sentido, y en consonancia con lo que plantean colectivos como el Movimiento Revolucionario de Alcasa y Control Obrero, quienes se están presentando en la plancha MOARL 26 desde la Corriente Marxista Revolucionaria y nuestro periódico El Topo Obrero, queremos proponer como algunos de los ejes fundamentales a desarrollar en SINTRALCASA lo siguiente:

• Inversiones en Actualización Tecnológica. Defendamos nuestro trabajo y nuestra salud: Luego de un prolongado proceso de desinversión con miras a rematar ALCASA al capital privado, las líneas de producción de nuestra empresa necesitan una importante inversión para la actualización tecnológica a fin de aumentar la productividad de la empresa y a la vez adecuar las condiciones de trabajo para disminuir las enfermedades ocupacionales que nos aquejan. Con esto, defendemos no sólo una empresa del Estado, sino que defendemos nuestros puestos de trabajo, la viabilidad de la cogestión y nuestra propia salud. Esto debe ser planificado con la participación directa de los trabajadores con sus voceros y mesas de trabajo y bajo el control estricto de la asamblea de trabajadores.

• Modificación de los Estatutos Sindicales. Por un Sindicato Democrático y Participativo: Una tarea pendiente es la de modificar los estatutos para garantizar que los trabajadores afiliados tengamos el control de nuestros directivos. Los miembros del Comité Ejecutivo y demás representantes sindicales deberán ser elegidos y revocables en todo momento por quienes los eligieron; la máxima autoridad del sindicato debe ser la Asamblea General de Trabajadores Afiliados y podrá revocar decisiones asumidas por la Junta Directiva si estas no han sido consultadas a los trabajadores. Estas y otras modificaciones estatutarias deberán ser discutidas en Asamblea de afiliados para actualizar los estatutos de SINTRALCASA.

• Revisión y Discusión Amplia del Contrato Colectivo: El ante proyecto de contrato colectivo debe ser revisado y adecuado a las necesidades de los trabajadores. Para ello es necesario que todos los afiliados participen de su revisión y hagan los aportes para así poder mejorarlo. Además, éste debe ser adecuado al proceso cogestionario que vivimos en ALCASA y debe ser actualizado en este sentido, así como servir para ir profundizando en el proceso cogestionario.

• Profundizar la Cogestión hacia el Control Obrero: El control y la gestión obrera son fundamentales para evitar el surgimiento de una nueva burocracia y luchar contra la corrupción y por lo tanto deben extenderse a todos los aspectos de la industria y no limitarse a aspectos secundarios. Se deben abrir los libros de cuentas y poner toda la información en manos de los trabajadores. Los trabajadores de una industria son los que mejor conocen cómo producir de una manera más eficaz y los mejor colocados para ejercer la contraloría social. Debemos tener el control y participar en las cuotas de producción, en la adquisición de materiales, en la contratación y despidos, al control de las subcontratas y cooperativas, en la elaboración y aprobación de los planes de producción y de los incentivos, etc.

Estos ejes básicos, que serán complementados con las propuestas que surjan del debate plural y democrático, son los puntos de partida para la unidad de los trabajadores de ALCASA. Y además debemos mantener la perspectiva de que la lucha por la gestión obrera es parte de la lucha contra la anarquía del sistema capitalista que condena a la mayoría al hambre, la pobreza, el desempleo y la economía informal. Para garantizar su éxito debemos luchar por la nacionalización del sistema bancario bajo control obrero y popular para poder proporcionar crédito barato a las empresas recuperadas. Para conseguir una planificación democrática de la economía por parte de los trabajadores en beneficio del pueblo, debemos también luchar por la nacionalización de los principales grupos monopólicos del país que controlan la distribución de alimentos, las telecomunicaciones, la producción manufacturera, el transporte, etc. Esa sentaría la base para una economía socialista, planificada democráticamente por Comités de Planificación Económica a nivel local, estadal y nacional.

¡Los trabajadores de ALCASA debemos luchar por un programa sindical clasista y revolucionario que profundice la cogestión, recupere nuestro sindicato y mejore nuestras condiciones laborales!

cmr_bolivar@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1369 veces.



Corriente Marxista Revolucionaria

Corriente de militantes del PSUV. Junto a su periódico El Militante, es voz marxista de la clase obrera y del PSUV en Venezuela.
www.elmilitantevenezuela.org

 contactar@elmilitantevenezuela.org      @cmr_elmilitante

Visite el perfil de Corriente Marxista Revolucionaria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas