La administración Bush ultima el ataque militar sobre Irán

Numerosos indicios y advertencias del área de inteligencia abundan en que la administración Bush está ultimando el [proyectado] ataque militar sobre Irán.


Fuentes militares y de inteligencia, tanto estadounidenses como extranjeras, están informando sobre diversos factores que indican que una acción militar contundente contra instalaciones militares y nucleares iraníes, que puede conllevar la utilización de armas nucleares, se encuentra en sus últimas etapas de preparación. Son objetivos probables de bombardeos exhaustivos: la planta de energía nuclear Bushehr (donde en estos momentos hay técnicos rusos y de otras nacionalidades); un yacimiento minero de uranio en Saghand, cerca de la ciudad de Yazd; las instalaciones para uranio enriquecido en Natanz; una inmensa planta acuífera y una instalación de radioisótopos en Arak; la Unidad de Fuel Nuclear de Ardekan; la Instalación para la Conversión de Uranio y el Centro de Tecnología Nuclear en Isfahan; el Centro de Investigación Nuclear de Teherán; las instalaciones para la producción de Molybdenum, Lodine [*] y Radioisótopos Xenon en Teherán; los Laboratorios de Productos Multiuso Abr Ibn Hayan en Teherán; la Compañía Eléctrica Kalaye en los suburbios de Tehrán; una planta de enriquecimiento de uranio que, según se ha informado, fue ya desmantelada, en Lashkar Abad; y las Unidades de Almacenamiento de Residuos Radioactivos en Karaj y Anarak.


El objetivo fundamental es el reactor nuclear Bushehr y los cientos de técnicos rusos.


Otros objetivos fundamentales serían los lugares de lanzamiento de misiles Shahab-I, II y III, bases aéreas (incluidas la gran base aérea de Mehrabad/aeropuerto internacional cerca de Teherán), instalaciones navales en el Golfo Pérsico y el Mar Caspio e instalaciones de mando, control, comunicaciones e inteligencia. Objetivos secundarios podrían incluir aeropuertos civiles, instalaciones de radio y TV, centros de telecomunicaciones, edificios gubernamentales, plantas de energía convencional, puentes y carreteras y líneas de ferrocarril. Probablemente, las fuerzas estadounidenses no querrían tocar las instalaciones petrolíferas y las de los puertos comerciales a fin de preservarlas en aras de los intereses comerciales y petrolíferos estadounidenses.


Se ha registrado un notable y rápido incremento de las tareas de entrenamiento y preparación en un determinado número de instalaciones militares estadounidenses que estarían implicadas en un ataque que sería fundamentalmente aéreo. Esto incluye una orden del Pentágono al Fuerte Rucker, en Alabama, de estar preparado para movilizar una cifra estimada de entre 50.000 y 60.000 efectivos, incluidos contratistas civiles, que se desplegarían en Irán para llevar a cabo operaciones de combate. Rucker es sede del Mando de Entrenamiento de la Aviación del Ejército de EEUU, incluyendo una escuela de entrenamiento de vuelos de helicópteros de combate.


Además, se ha registrado un aumento en los preparativos del cercano Campo Hurlburt en Florida, la sede del Mando para Operaciones Especiales de las Fuerzas Aéreas de EEUU. El ataque estadounidense sobre Irán implicará ante todo el uso de la aviación (Armada, Fuerza Aérea, Cuerpo Naval de la Armada) y unidades de operaciones especiales.


También se ha registrado un notable aumento de actividad en el Centro de Combate Aire-Tierra del Cuerpo de la Marina en Twentyne Palms, California, un centro de entrenamiento con fuego real que está situado en un entorno desértico y montañoso similar a las zonas escogidas como blanco en Irán.


Se ha sabido por agencias de inteligencia europeas que EEUU ha dicho a sus aliados de la OTAN que estén preparados para un ataque militar sobre instalaciones militares y de investigación nuclear en Irán.


El 17 de noviembre de 2005, el Presidente ruso Vladimir Putin estuvo discutiendo en secreto durante siete horas con el Primer Ministro turco Recep Tayyip Erdogan, en el transcurso de las ceremonias de inauguración, en Samsun, Turquía, del gaseoducto submarino turco-ruso Corriente Azul, celebraciones en las que también estuvo presente el Primer Ministro italiano Silvio Berlusconi.


Según fuentes fidedignas, Erdogan, en ese encuentro, prometió a Putin, del que se ha hecho muy amigo, que Turquía no iba a permitir que EEUU utilizara sus bases para un ataque militar sobre Irán. Esta actitud provocó una serie de visitas a alto nivel a Turquía por parte de funcionarios de la administración Bush, incluido el jefe de la CIA Porter Goss, el director del FBI Rober Mueller y la Secretaria de Estado Condoleeza Rice.


Aunque Erdogan escuchó las peticiones de Goss y Rice acerca de ayuda logística, política y de inteligencia para atacar a Irán, y aunque el Jefe del Ejército de Turquía Yasar Buyukanit oyó más de lo mismo de los funcionarios del Pentágono durante su reciente viaje a Washington, el rumor que existe es que Putin tiene ahora suficiente influencia en Ankara como para impedir cualquier utilización de Turquía por EEUU para atacar a Irán. [Mueller entregó a Ankara la “prueba” de inteligencia del apoyo iraní a las guerrillas del Partido Kurdo de los Trabajadores (PKK) en Turquía. Las agencias y entidades de inteligencia de todo el mundo descartan actualmente cualquier información de inteligencia que venga de la administración Bush considerándola mera propaganda neocon inventada por los think tank y las desacreditadas agencias de inteligencia de Washington, Tel Aviv- Herzliya y Jerusalén].


Un ataque de EEUU sobre Irán: La Tormenta Perfecta para un conflicto nuclear más extenso:


Los funcionarios militares y políticos de EEUU se han acercado asimismo a Bahrain, Arabia Saudí, Pakistán, Jordania, Omán y Azaerbaiyan en busca de apoyos para el ataque estadounidense a Irán. En repetición de la falsa información de inteligencia anterior a la guerra de Iraq, Washington está tratando de convencer a varios países de que existe un vínculo entre Irán y “Al Qaida”.


Fuentes de la inteligencia polaca informan que el Ministro de Defensa polaco Radek Sikorski aseguró al Secretario de Defensa Donald Rumsfeld que Polonia apoyaría el ataque estadounidense sobre Irán. Sikorski es un antiguo colega del American Enterprise Institute de neo-con tales como Richard Perle, Michael Ledeen y Lynne Cheney, la denominada “Segunda Dama” de EEUU. Sikorski y el Ministro de Asuntos Exteriores polaco Stefan Meller dieron seguridades, respectivamente, a Rumsfeld y Rice, de que Polonia apoyaría a EEUU durante la ruptura que se producirá en la OTAN como resultado del ataque estadounidense. Fuentes de inteligencia polacas, que están descontentas con el acuerdo del nuevo gobierno derechista de Varsovia con la administración Bush, fueron quienes filtraron la información de la reciente gestión de EEUU ante la OTAN en Bruselas sobre los preparativos del ataque.


“Escapes” similares de inteligencia sobre los planes de ataque estadounidenses fueron filtrados a la revista alemana Der Spiegel.


Fuentes de inteligencia europea han informado también que la reciente decisión de Putin, y de la compañía de gas natural de propiedad estatal Gazprom, de cortar el suministro de gas natural a Ucrania supuso una clara advertencia de Putin a naciones como Ucrania, Polonia, Rumania, la República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia, Moldavia, Francia, Austria, Italia, Hungría, Bosnia, Serbia y Alemania de que haría lo mismo si apoyaban un ataque estadounidense contra Irán. El gas natural de Gazprom se suministra, a través de gaseoductos ucranianos, desde Rusia y Turkmenistán hacia países del Este y Oeste de Europa. La administración Bush acusó a Rusia de utilizar los suministros de gas como “arma política”.


Putin tiene otra capacidad más para apalancar a Europa Occidental desde que el anterior Canciller alemán Gerhard Schroeder aceptó un cargo en la junta de un consorcio conjunto de gaseoductos norte-europeos ruso-germanos que está controlado por Gazprom. El gaseoducto llevará gas ruso a Escandinavia, Alemania, Holanda y Gran Bretaña, lo que facilita que Putin pueda apalancar aún más a Washington en Europa.


Agencias de inteligencia del sureste asiático informaron que la reciente abrupta decisión de Birmania (Myanmar) de trasladar su capital de Rangún (Yangon) a la remota Pyinmana, a unos 305 kilómetros al norte, es el resultado de las advertencias de la inteligencia china a sus aliados birmanos sobre las consecuencias radioactivas que resultarían de un ataque nuclear táctico o convencional estadounidense sobre las instalaciones nucleares iraníes. Existe el temor de que una serie de ataques sobre las instalaciones nucleares iraníes creen una nube radioactiva similar a la Chernobil que podría provocar monzones en el Océano Indico.


¿Es posible que se traslade la capital Rangún (Yangon) a unos 305 kilómetros al norte ante el temor de una época de monzones provocada por la lluvia radiactiva nuclear procedente de Irán?


La poco elevada Rangún aparece situada en la trayectoria de las lluvias de los monzones que llevarían, entre mayo y octubre, lluvia radiactiva desde Irán sobre el Sur y Sureste de Asia. Ciudades costeras del Océano Indico como Rangún, Dhaka, Calcuta, Mumbai y Colombo se verían afectadas por la lluvia radiactiva mucho más que ciudades situadas a mayor altura, ya que la humedad intensifica el efecto de la lluvia radiactiva. Con tan sólo un plazo de dos días se conminó a miles de trabajadores gubernamentales para que empacaran sus cosas y dejaran Rangún hacia la más alta (y menos húmeda) montañosa ciudad de Pyinmana.


En el vecino Oeste de Bengala, el gobierno de izquierdas y sus aliados nacionales izquierdistas por todo el país están planificando manifestaciones masivas para el próximo viaje de Bush a la India. Van a protestar al mismo tiempo contra la guerra en Iraq y contra las amenazas a Irán.


Informes de Yemen indican que las compañías petrolíferas occidentales están preocupadas por las intenciones estadounidenses sobre Irán, ya que el sur del país arábigo se vería afectado por uno de los bordes de las lluvias del monzón que podrían contener lluvia radiactiva procedente del ataque, poniendo en peligro a sus trabajadores en el país.


La administración Bush abortó los últimos planes para atacar las instalaciones nucleares y políticas iraníes antes de las elecciones presidenciales de 2004. El 9 de octubre, Rumsfeld tuvo un encuentro con sus colegas de los ministerios de defensa, en el ahora decomisado navío de guerra John F. Kennedy en el Golfo Pérsico, para buscar apoyos para el ataque. Ese encuentro fue confirmado por el Ministro de Defensa danés, que estuvo presente; sin embargo, no se llegó a discutir el tema de la reunión. Según personal naval estadounidense a bordo del Kennedy, había preparada una “sala de guerra” para coordinar el ataque. Gran Bretaña, Australia, Italia, Holanda y Japón no asistieron a la reunión debido a su oposición a los planes de ataque.


Oficiales militares y de inteligencia de todo el mundo se están preparando también para las consecuencias de un ataque estadounidense sobre Irán, que podría conllevar, con mucha probabilidad, importantes ataques chiítas de represalia contra objetivos militares, diplomáticos y económicos estadounidenses en la región que afectarían a Iraq, a la provincia este de Arabia Saudí, a Kuwait, a Bahrein, a los Emiratos Árabes Unidos, al Líbano y a Afganistán. La lluvia radiactiva proveniente de un ataque nuclear táctico o convencional sobre Irán acarreará mayores problemas con Pakistán, India, China, Rusia, Japón y otros países situados en la dirección del viento en Asia y el Anillo del Pacífico, incluido, probablemente, el derrocamiento del gobierno de Pervez Musharraf en Pakistán y su sustitución por un régimen islamista radical que contaría con armas nucleares. Esto provocaría una respuesta militar del poder nuclear indio.


En contra-ataque, Irán lanzaría inmediatamente sus misiles Shahab I y II contra la Zona Verde de EEUU en Bagdad, la base aérea Al Udeid en Qatar, la base de la Armada estadounidense en Bahrein, la base del Campo Doha en Kuwait, la base aérea Al Seeb en Omán, el Aeropuerto Internacional de Bagdad, la base aérea de EEUU en Kandahar, Afganistán. Irán lanzaría también sus misiles de largo alcance Shahab III contra las ciudades israelíes de Tel Aviv, Haifa, Beersheba, Eilat y el complejo nuclear israelí en Simona. Los misiles iraníes podrían lanzarse también contra la flota naval estadounidense en el Golfo Pérsico y las instalaciones petrolíferas de Arabia Saudí y Kuwait.


Como consecuencia del ataque, que derivaría en una ruptura final entre Washington y Europa, se produciría el fin virtual del a OTAN como organización viable de defensa. Y China puede decidir responder financiera y militarmente contra EEUU desde Irán, ya que este país es su segunda fuente más importante para la importación de petróleo de Oriente Próximo tras Arabia Saudí, y también planea utilizar una terminal iraní para la exportación de gas natural desde Turkmenistán. [China importa en la actualidad el 60% de sus necesidades en petróleo, e Irán representa el 17% de esas importaciones].


Rusia participó recientemente, a través de la Organización para la Cooperación de Shanghai (SCO, en sus siglas en inglés), en ejercicios militares a tres bandas (código de nombre “Indira 2005”) entre Rusia, China y la India para estar preparados ante cualquier nueva proyección del poder estadounidense en Asia, incluido un ataque contra Irán, probable futuro miembro de SCO. El pasado agosto, Rusia y China celebraron sus primeros ejercicios militares conjuntos por tierra-mar-aire.


N. de T.:

[*] El lodine es el nombre comercial del etodolac, una medicina anti-inflamatoria sin esteroides.



Texto original en inglés:

www.itszone.co.uk/zone0/viewtopic.php?t=46584


Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1580 veces.



Wayne Madsen

Escritor. Especializado en Asuntos Internacionales


Visite el perfil de Wayne Madsen para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas