Sociedad, Estado y SU ambiente

El presente escrito, lo tropezamos en este emblemático mes de abril: Día de la Tierra, del libro, de la salud, ‘Declaración de Independencia  de Venezuela’, y pare de contar…, pero sobre todo, donde “todo 11 tiene su 13 de abril”, expresión popular que sintetiza nuestra movilización-Pueblo como fuerza subversiva.  Le compartimos con Ustedes, después que decidieran no publicarlo las personas que lo motivaron, y a las cuales, agradecemos la serie de preguntas enviadas, que por razones obvias no aparecen acá.  El título obedece a que fueron muy enfáticos en solicitar que habláramos de ‘ambiente’ y no de ‘naturaleza’, dado que así reza en nuestra Constitución e institucionalidad venezolana. ¿Esperaban respuestas en el marco de la dualidad de la cosmovisión occidental: hombre/mujer-naturaleza; Día de la tierra, Día del ‘ambiente’, Día del agua, Día del aire...? Inadmisible planteamiento para quienes revindicamos la unicidad de la cosmovisión aborigen.

Luego de estos antecedentes, les dejamos el escrito en cuestión, el cual organizamos en tres partes: “La antinomia Estado y políticas de vida”; “Evidencias de políticas contra la vida”, y por último, “Venezuela y su paradoja”. 

 

  1. La antinomia Estado y políticas de Vida

La vida (1) en el planeta no se preservará con lineamientos o políticas de un Estado, es un problema de crisis global.  La biosfera, ese espacio que se construyó por millones de años para que fuese posible la vida, es lo más comunista que existe: todo afecta todo!  De allí, que sea imperante demoler la sociedad capitalista/industrial/consumista con su concomitante modo de producción extractivista, hacia OtraS sociedades cualitativamente diferentes que confronten el sistema hegemónico actual. Y ello requiere alta dosis de política en los términos de Fanon (2): “despertar el espíritu”.

¿Estarían dispuestos nuestros Estados?  Ingenuo sería esperar lineamientos/acciones de Vida del Leviatán –término utilizado por Hobbes-, para describir a ese ‘todopoderoso’, y que Marx en la “Guerra civil en Francia”, señaló como el “parásito, que se nutre a expensas de la sociedad y entorpece su libre movimiento”.  Engels, lo precisó: “El Estado no  es más que una máquina para la opresión de una clase por otra”, ¿Y cuál es el interés de las clases dominantes? ¡Expandir su capital a costa de todo y de todxs, es decir, de la Vida!

II. Evidencias de políticas contra la Vida

Los países industrializados no están dispuestos a ceder, recordemos la negativa de Busch-padre en la Cumbre de la Tierra en 1992: “el modo de vida americano no se negocia”, ratificado por Obama en la Cumbre sobre el Cambio Climático celebrada en Copenhagen en 2009: “Estamos en recesión, no hay que imponer condiciones porque las empresas tienen que recuperar altas tasas de ganancias para fomentar la recuperación”.  James Petras, lo sintetiza así: El poder del capital de comprar y vender el privilegio de contaminar (3).

Tirios y Troyanos, apuestan a la felicidad de los pueblos en términos capitalistas, es decir, sobre la expoliación de los bienes comunes. ¡Todos, bajo la premisa de que la expansión económica resolverá los conflictos sociales!  Cualquier guardián de la vida, como las  sociedades originarias y campesinas de nuestra América, están siendo perseguidas, asesinadas, o masacradas: Bagua, Perú en el 2009 en su justa lucha de los Pueblos Amazónicos por la defensa de los territorios y recursos de las zonas que habitan; los Mapuches en Chile; Los campesinos del Cauca, Colombia; Las comunidades de Pará en Brasil;  Comunidades aborígenes de Oaxaca, México; Las diferentes comunidades del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) entre los departamentos de Beni y Cochabamba en Bolivia; la comunidad qom Potae Napocna Navogoh en Argentina; En nuestro país, el gobierno ‘revolucionario’, encarcela y son asesinados integrantes de la etnia Yukpa, defensores del agua en contra del carbón y la ganadería; 359 campesinos asesinados. Nuestra América del Sur, -independientemente que sean gobiernos de derecha o los llamados de izquierda o ‘progresistas’-, todos participan  en la “Iniciativa para la creación de la infraestructura regional suramericana”  (IIRSA), léase, la mega infraestructura para que circule la mercancía del sistema capitalista.

Los gobernantes de nuestra Sur América, conocen lo que debemos hacer pero la centrifuga del poder e intereses de la sociedad capitalista/consumista, imposibilita la toma de decisiones, veamos algunos ejemplos: Bolivia, el país con mayor porcentaje de población indígena de América Latina (el 62% según el PNUD), donde la Tierra es sagrada, elabora una  constitución sobre los “Derechos de la Madre Tierra”, y una se pregunta, ¿dónde quedó la cosmovisión andina que ahora necesita  la de ‘occidente’ para cuidar a su Madre? Craso error, esta ley tiene por objeto establecer la visión y los fundamentos del ‘desarrollo’, y  autoriza al Estado el uso del agua, minerales, la producción de la tierra, preservando el ‘medio ambiente’, y ya sabemos quién es el Estado… ¿El sistema engullendo los saberes-haceres ancestrales?

Ecuador con una constitución aprobada en el 2008 donde la naturaleza pasa a ser ‘sujeto’ con derechos, una propuesta por el Sumak kawsay (Buen vivir en Quechua), además propone la  inédita y valiente propuesta del Yasuní, -léase-, la lucha de la Amazonía para mantener el petróleo bajo tierra que fue aprobada en la ONU, no obstante, el Presidente Correa con el Parlamento derogan el decreto en agosto de este año y ordena la explotación de los yacimientos petroleros del parque natural Yasuní, y señala que los “¡18 mil millones de dólares que entren a las arcas del Estado por concepto de la extracción y venta del crudo será para beneficiar a las distintas nacionalidades indígenas que habitan en la zona de explotación!”  ¿Será que olvidaron -como dice nuestro poeta larense, Carlos Angulo -, que “Nada justifica la Amazonia si no es la respiración”.  ¿Qué podemos esperar en nuestro país donde la tierra es un factor de producción? 

 

III. Venezuela y su antítesis

 

Objetivo 5 del Plan de la Patria 2013-19/Ley:

 “Contribuir a la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana”

 

¿Cómo puede Venezuela hacer un verdadero esfuerzo por cuidar la naturaleza (antítesis) con un modo de producción extractivista (tesis)? El asunto no es elaborar un marco jurídico, las leyes son un paliativo, letra muerta en un país que decide ser una potencia industrial, agrícola y energética.  “Toda violencia se justifica en nombre de la modernidad” –como dice Dussel- (4).

Venezuela vía el desarrollo, el progreso, con una huella ecológica de 3,02 Hag, la cual excedió su biocapacidad (3 Hag), según el informe del planeta vivo 2012. Confesamos que no logramos entender el cambio propuesto del modelo rentista al productivo diversificado, diferente al capitalista, puesto que los planes de la Nación a la fecha son explícitos en la profundización del extractivismo (petróleo, minería) y en la expansión de las fuerzas productivas para hacer de Venezuela un país industrializado, una “potencia” (5).  El Estado es el dueño de las empresas más importantes del  corazón de nuestra ‘economía’ (petróleo, hierro, aluminio,…), destructor de naturaleza, e infractor de sus propias leyes. El Estado es el patrón, ¿el poder va a castigarse a sí mismo? 

Algunos ejemplos: el Estado decide tener sobre el acuífero clasificado de ‘gran potencialidad’ de la Mesa de Guanipa -no solo-, la ya extractora empresa de agua, CVG Proforca que pasó en el 2012 a Empresa de Propiedad Social Maderas del Orinoco C.A., con sus eucaliptus y pinos, sino que le añade, la siembra de soya –el cultivo bandera de la Monsanto-,  bajo el sistema de monocultivo, full maquinaria, abonos inorgánicos, riego mediante pivote central.  La afectación a nuestra naturaleza -toda-, causada al Golfete de Coro en Falcón por el proyecto de SUFAZ de PDVSA; el carbón en Perijá, en fin, la contradicción per se del  Mega Plan "Siembra Petrolera para la Integración y la Vida" [Explotación del petróleo pesado en la Faja Petrolífera del Orinoco (Proyecto Magna Reserva); Explotación del gas a gran escala (Exploración y explotación de gas Costa afuera en la Plataforma Deltana, El Proyecto gasífero Mariscal Sucre, Proyecto gasífero Rafael Urdaneta, Complejo Industrial Gran Mariscal Ayacucho (CIGMA), Construcción de una compleja red de gasoductos, puertos y refinerías a nivel nacional…].

Continuamos manteniendo el dogma economicista del crecimiento, del desarrollo y del progreso, del que no escapó el socialismo del siglo XX, en una meridiana contradicción con el objetivo histórico número 5 del Plan/Ley 20013-19: ¿Cómo podríamos seguir creciendo sin destruir los “recursos” finitos?  En otros términos: ¿Cómo podríamos seguir creciendo sin destruir nuestros bienes comunes, o sea, sin destruirnos nosotros mismos? Sobra decir que los planes nacionales contravienen los Artículos 127 al 129 de la Constitución, la Ley Orgánica del Ambiente, la Estrategia Nacional para la Conservación de la Diversidad Biológica (ENCDB) 2010-2020 y su Plan de Acción Nacional (PAN), el Discurso de Venezuela en Copenhagen 2009, la Declaración de Cochabamba 2010, la de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, entre otros, los cuales ha firmado Venezuela. Cantos de sirena...

Insistimos, no hay legislación que valga para una concepción donde el hombre/mujer son los seres superiores destinados por la providencia capitalista a expoliar la naturaleza para ‘satisfacer’ las necesidades - de por si, insaciables-, que les impone la sociedad consumista. Y en nuestro país donde reina el imaginario del ‘heredero’, todxs debemos recibir parte de la renta del petróleo, -no sólo en lo que le compete a servicios públicos, -sino, nuestra casa bien equipada, turismo, urbanismos, becas pero sin supervisión de la inversión social para lo cual fue concebida, entre otros.  Agreguemos que seguimos ‘descubiertos’, hablados, interpretados por el sistema, donde todxs queremos ser como manda el santo imperio de la sociedad consumista.  ¡El esfuerzo es asunto de vidas pasadas¡

 De allí la importancia de la comprensión como vía para la acción, ‘desnaturalizar’ las cosas, preguntarnos el por qué pasa lo que pasa.  Todos los días en nuestra cotidianidad, SENTIMOS las consecuencias de nuestro modo de vida, pero lo percibimos como ‘normal’: agua privatizada, la compramos a diario; ríos y mares contaminados, playas prohibidas por contaminación; 783 millones de personas sin acceso al agua potable; enfermedades respiratorias, de la piel, entre otras por el aire contaminado; alimento con dioxinas, aflactoxinas, bacterias; en el mundo hay más de 22 millones de refugiados y 30 millones de desplazados internos dentro de las fronteras de sus Estados por desastres naturales, según ACNUR (Por sus siglas en inglés: Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados). 

Apostamos por colectivos organizados conscientes políticamente del modelo de dominación y explotación.  Somos los llamados a detener a los Estados (con toda su parafernalia: legal, militar, religiosa, educación escolarizada,..) en la cruzada que llevan contra la Vida.  Debemos ampliar espacios para la conversa sobre estos temas, para compartir-debatir información, herramientas, experiencias, ‘Otra’ educación desde, en y con la gente de cada territorio (6).  Dar una mirada hacia Otras convivencias como las sociedades aborígenes y campesinas o los sucesores de refugios de los esclavos rebeldes o fugitivos cimarrones (cumbe, palenque o quilombo), expresiones genuinas de Vida (7). ¿Lo permitirá nuestro eurocentrismo?

Todos los pueblos deben seguir aprendiendo y nosotros mismos aprender, porque, si alguien tiene que enseñarnos qué es el Socialismo, son los pueblos indígenas” (Hugo Chávez, 8 de setiembre de 2011, Ritual Chamánico).

*Militante de  CARIACO (Colectivo Ampliado para la Restauración e Investigación de la Agricultura Campesina y Originaria, correo: cariaco.vzla@yahoo.com.ve), y docente Fagro-UCV. Correo: polanco.delia@yahoo.es

 

NOTAS

  1. Vida más allá de lo biológico, Vida, entendida como espiritualidad, socialización respetuosa de la alteridad, del diferente, del Otro (convivencia, comunicación, educación,  libertad, reciprocidad…).  García-Olivo, le resume de esta manera,  “Vivir la vida como obra (Estética) y oponerse al orden vigente de la desigualdad y de la opresión (Ética)” (“Socialcinismos.  Aproximación al orden de la conflictividad conservadora”. En: Dulce Leviatán. Críticos, víctimas y antagonistas del Estado de Bienestar. Bardo Ediciones, Barcelona. En Prensa).
  2. Fanon F. Los condenados de la tierra. 1961, [en línea]. Disponible en: http://www.rosa-blindada.info/b2-img/FanonLoscondenadosdelatierra.pdf
  3. Comentario del sociólogo James Petras sobre la cumbre de Copenhague. 10/12/2009. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=96692&titular=%22hay-un-debate-sobre-el-control-de-las-emisiones-de-contaminantes-pero-sin-tocar-el-.  Veamos otro ejemplo, la ONU. ¿Qué decisión a favor de la vida puede tomar cuando es el ente que se formó en 1945, después de la segunda guerra mundial -no para ‘conservar la paz en el mundo y mejorar la calidad de vida’-, sino para mantener el dominio de la lógica de la sociedad industrial/capitalista? Vean unidos en el G8 a victoriosos y vencidos: Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Francia, Italia, Rusia y el Reino Unido.   De ellos no podemos esperar nada a favor de la vida.  Así la Asamblea general esté formada por 193 países, ¿quiénes forman el Consejo permanente de Seguridad? Cuatro de las potencias vencedoras: USA, Rusia, Francia, Gran Bretaña más China ¿Quiénes forman la Corte Internacional de Justicia?  Los mismos entre los doce miembros.  La ONU la manejan los países industrializados, los mismos que producen más del 50% de las emisiones de CO2, y que decidieron no respaldar la prórroga de ocho años de Kioto del 2013 al 2021 (USA, Rusia, Japón y Canadá), China y Australia que nunca le firmaron.  ¿Qué puede hacer ante esta realidad el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)? Ahora, nombremos algunos de sus organismos especializados: Fondo Monetario Internacional (FMI); Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI); Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), entre los organismos conexos, tienen la Organización Mundial del Comercio (OMC), y el Organismo Internacional para la energía atómica (OEIA). Por todxs es conocido el  prontuario contra la naturaleza auspiciado por estos entes. Sobre este tema, sugiero leer  ‘La invención del tercer mundo’ del colombiano Arturo Escobar, quien detalla el despojo en la América Latina en nombre del desarrollo, –de Ellos por supuesto-.
  4. Dussel E. 1994. 1492: El encubrimiento del otro: hacia el origen del mito de la modernidad, [en línea].  UMSA. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación
  5. Editorial Plural. Bolivia. Disponible en: http://biblioteca.clacso.edu.ar/subida/clacso/otros/20111218114130/1942.pdf.
  6. Véase, Polanco-Loaiza D. 2009. “Desarrollo humano y naturaleza”. Caso Venezuela. 9/4/2009. Disponible en: http://www.rebelion.org/docs/84288.pdf
  7. Véase, Polanco-Loaiza D. 2009. Peleas sobre la dirección de la cría de los hombres y mujeres.  Reflexión en torno a la recién promulgada Ley Orgánica de Educación (LOE) en Venezuela, [en línea]. Revista española ‘Rebelión’.  17-09-2009. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=91595.  
  8. Véase, op., cit., nota 1.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3086 veces.



Delia Polanco-Loaiza

Militante de CARIACO (Colectivo Ampliado para la Retoma e Investigación de la Agricultura Campesina y Originaria. Docente Fagro-UCV

  polanco.delia@yahoo.es      @deliapolanco

Visite el perfil de Delia Polanco Loaiza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas