Golpe Esopo

“…Es un principio del arte (militar), que toda guerra defensiva es perjudicial y ruinosa para el que la sostiene; pues lo debilita sin esperanza de indemnizarlo; y que las hostilidades en el territorio enemigo, siempre son provechosas, por el bien que resulta del mal contrario; así, no debemos, por ningún motivo, emplear la defensiva”.

Bolívar, Manifiesto de Cartagena.

Existe una fábula, candorosa a primera vista, es para mí, peligrosamente explicativa de los hechos que estamos confrontando. Está atribuida a Esopo (574-524 a.C.) el famoso fabulista frigio, que narrada en mi versión, dice más o menos así:

Se encontraron en un arroyo un lobo y un cordero, y aquel, para poder atraparlo, imaginó un pretexto. Así, aunque estaba en la parte más arriba del arroyo, acusó al cordero de enturbiarle el agua, impidiéndole beber, a lo que le respondió el cordero:

-Pero si sólo bebo con la punta de los labios, y además estoy más abajo y por eso no te puedo enturbiar el agua que tienes allá arriba.

El lobo se le acercó, burlado, pero sin demostrar sus verdaderos instintos hacia el cordero, con un supuesto interés de continuar la tertulia, e insistió:

-No te tengo confianza, con verte cerca de mí. El año pasado tú injuriaste a mis padres.

-¡Pero cómo pudo haber sucedido eso- respondió el corderito, -si en ese entonces yo ni siquiera había nacido!

De esa manera, logró el acercamiento que necesitaba y fue entonces cuando el lobo saltó sobre el sorprendido cordero para matarlo:

-Ya veo, podrás justificarte muy bien, pero ya eres mío, y hoy serás parte de mi cena.

Al mal nunca te acerques, concluye la ¿inocente? moraleja de la fábula.

No pretendo expresarme como algún experto del alto mando militar, dote que carezco en absoluto, y menos aún como consejero diplomático, pero he visto cómo otras opiniones aciertan con mi sentido común, al sopesar la acción de Venezuela en este trance, no sé si blandengue, creo, por temor a qué acción tome el lobo-hiena, más allá, el lobo mediático, y por supuesto, el lobo vampiro (dueño del colmillo mediático por el que transforma en hienas a sus seguidores), que espera su noche de luna para transmutarse en el esperpento que sus hienas y mediática anhelan.

Todos estos lobos saben qué es lo que tienen que hacer, ya están actuando en consecuencia: TODO lo que venga de parte gubernamental, es mentira, sus llamados pacifistas no hacen más que acercar más al victimario. Descaradamente ante cámaras, se cambian de atuendos de estrellas azules a rojas para atacar en sus motos lo que les venga en ganas, y las pruebas que se esgriman contra ellos sólo sirven para la mofa y el escarnio. He visto cómo muchos de nuestros amigos opositores, con los que antes podríamos tener las diferencias comunes de puntos de vistas distintos ante tal o cual situación, ya no son parte de nuestro vecindario, ya están androidizados, o mejor, lupidizados, a la espera de la redoblona final, algunos, con visos de su antigua amistad cercana a nuestras vidas, les brotan lejanos tupés antropomórficos para advertir: “Estás a tiempo. Ya esto cogió su rumbo. No hay marcha atrás”… y de todo esa grotesca transformación, la culpa es del gobierno “títere cubano”.

Lejano veo aquel día de asalto a un camión cava de Riko Pollo, uno de los varios que hizo el finado Machera, para regalar al barrio Santa Anita en Mérida, los productos rapiñados, y uno mismo regalando pollo hasta en la misma urbanización Santa Ana, ¿éramos vándalos? Cinco minutos y el camión quedaba bello de impecable. Operaciones coordinadísimas dignas de Misión Imposible, porque si llegaba la policía, actuaba sin cómicas a tiro limpio. Hoy luce el hermano Machera su alto cargo de ayudante justiciero en su alta Corte Celestial. Quién lo diría, hoy, lo más lejano que hay es el prójimo en los asaltos a los camiones de Mercal, porque ni para los verdugos hay, los queman completicos; los dólares mercenarios suplantan cualquier cercanía con el prójimo circundante, así se tilde de su propia trinchera, y pague alegremente vacunas de barricadas. Lo que me inclina observar la situación desde otra perspectiva:

Año 14, bicentenario de aquel que llaman “Terrible”, por el desangramiento más espantoso sufrido por territorio alguno de nuestro continente en periodo tan breve, que algunos malos informadores, autodefinidos como historiadores, intentan excusar que ha sido denominado de este modo, por haber perdido los mantuanos patriotas la república por los seguidores de Boves. Pero ahí está la historia todavía fresca mostrando la horrible mueca de la muerte que el asturiano tenía prometida a quienes no estuviesen detrás de sus ejércitos. De los 20.000 que partieron de Caracas para el oriente, 11.000 perecieron en el camino; del resto fueron exterminados entre las batallas subsiguientes, y no creo que más allá de 300 volverán a Caracas, casi todos porque contaron con la suerte de migrar a las Antillas. Pues bien, información para esos tales historiadores, en esa emigración iban patriotas y realistas. El mismo Morales se la tenía jurada a “los revolucionarios hasta el último descendiente”. Así lo dejó demostrado uno de sus tenientes en el asalto de la Casa fuerte donde no menos de 200 niños cayeron de los 1700 ejecutados bárbaramente, y mantuanos era lo que menos había en ese convento franciscano.

¿Qué es entonces esa “casta mercenaria” de asaltantes con poderes de dominio sobre la pacífica población? ¿Libertadores que amenazan a sus propios seguidores si se les critica sus métodos? Retomo lo que decía al principio, esto no quedará tranquilo porque el país quede “pacificado” aparentemente y se limpien las calles de barricadas. Aquí no hay punto de inflexión hacia lobitos-hienas. Creo firme en una respuesta directa al dueño del circo, tal como lo propone Atilio Borón: “Obama debería ser denunciado ante el Tribunal Penal internacional como el principal instigador de la violencia que tantas muertes ha provocado en Venezuela.” (http://www.aporrea.org/actualidad/a184784.html). Evitar por todos los medios que ese subsuelo instigador haga metástasis en el cuerpo sano, como continúa el mismo Borón, desde hace un tiempo se está alimentando de las anaerobias de su mediática. Hoy (24 – 03 – 14) vi una intervención del gobernador del Estado Mérida: Sentí pena. Sólo quejas y sin anuncio de medidas… Está a la defensiva.

Esa oposición no abandona a sus líderes obsoletos, lo menos que desea es buscar el oxígeno de la creatividad para renovar esperanzas, porque no las cree poseer de sí mismos, es mercachifle y periférica, o sea, parasitaria, sólo ambiciona el auxilio de un imperio genocida y cada vez más cercado, por más que intente ofrecer otra fachada, léase Rusia-Siria, Rusia-Crimea, China-Lejano Oriente… China-Occidente. Y definitivamente, hay que picar adelante, para lobo, lobo y medio.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1568 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor