Seguirá el goteo conspirativo: se retiran gobernadores

El retiro por goteo de las elecciones parlamentarias no ha concluido. El plan de la embajada, siempre esquemática, aplica el mismo guión que dictó a los militares de Altamira. Sólo que ahora prueba con el sector civil de la conspiración. Para el 4D se convenció a Rosales en el Zul.ia, pero se dio por descontado que el gobernador de Nueva Esparta seguiría la concertada y cotizada línea adeca del fotógrafo Ramos Allup. Morel no captó la seña y ordenó ir a votar. Ese error o descuido será enmendado. La visita de la embajada a la isla no fue para trotar y coger sol en La Caracola.

El embajador gringo declaró que su reunión con el gobernador ñero fue para fortalecer los lazos entre Estados Unidos y Margarita. Como decir, de potencia a potencia, pues. Ni Shapiro, con su parodia de la Colomina y aquel comediante besuqueador, resultó tan cómico. Sólo que la cosa no es para reírse porque la comicidad del poder planetario es un barniz de su letal cinismo. Ya Condoleeza Rice aseguró a la Unión Europea que Estados Unidos no tolera la tortura. ¡Oh, Guantánamo! ¡Oh, Abu Graib!

Sospecho que por febrero de 2006, cuando los observadores de la Unión Europea y la OEA presenten su informe final sobre las elecciones parlamentarias, de cuyo sesgo ya hicieron un adelanto, los gobernadores de la oposición, en dos gotas con pocos días de diferencia, abandonarán sus cargos. En estas indignas lides anti patria ya tiene experiencia Rosales desde el decreto del Carmonazo, ejercitada de nuevo sin el menor rubor el 4D.

El imperio hace su trabajo para truncar los sueños y esperanzas del pueblo venezolano. El precio no importa, ni en vida ni en dinero. Súmate lo sabe y estará presta para felicitar con millonaria publicidad y puntual apoyo mediático a los gobernadores renunciantes. Luego tocará el turno en el goteo a los alcaldes opositores, a quienes desde ya les estarán dando persuasivos “toquecitos”. Una vez se llegue a lo que Molina Tamayo llamó el 11-A “el punto máximo”, entrarán en escena los organismos internacionales subordinados al imperio.

Ni predigo ni profetizo, simplemente hago la sencilla proyección de un plan aplicado en otros países y que, en Venezuela, entró “en pleno desarrollo” desde antes del 4D. El fotógrafo Ramos Allup está al tanto del macabro asunto y por eso se jugó a Rosalinda con el retiro suicida de AD del proceso electoral. Todo lo demás es teatro e histrionismo de un desahuciado por el pueblo que cree haberse encontrado una botija. A su hora, en el supuesto de cuajar la conspiración, será barrido con desprecio por quienes lo monitorearon.

¿Tienen los revolucionarios un plan y respuestas contundentes para este escenario? Será mejor que lo tengan. Que nadie hable luego de sorpresas, traiciones y otras cosas. El asunto está cantado. Los soldados irán a una guerra avisada. Las cartas fueron lanzadas sobre la mesa los días previos al 4D y quedan algunas bajo la manga, pero que no son ningún misterio. Esta gente, en su guión, siempre desprecia o excluye al pueblo venezolano. Y cuando lo incluye, es en un aparte que identifica con una cifra de 15 mil muertos o más.

La respuesta popular y militar les anuncia el mismo desenlace de plaza Altamira, donde quemaron sus últimos oficiales sin tropas, y del sabotaje petrolero, en el que entregaron PDVSA al gobierno. El pueblo, como el 13 de abril de 2002, enseñará a los golpistas reincidentes cómo se activa, de verdad, el 350. Pero desengáñense, no aprenderán.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3921 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor


Notas relacionadas