Parlamentarismo de calle

Muy buena idea. Que los representantes del pueblo estén por salir de su sagrado palacio a interactuar con las comunidades me parece una iniciativa muy loable.

Sin embargo, sería ingenuo pensar que aquella forma tan peculiar de hacer política haya sido enterrada junto con los difuntos del 04 de diciembre, sus viudas y plañideras.

Y esto lo digo en dos vertientes:

La primera es que el tiempo dirá si ahora, que no hay competidores oposicionistas, empezarán entonces los diputados bolivarianos a torpedearse entre sí por “conquistar espacios”.

Subsidiariamente, quisiera ver enterrada la palabra “saboteo” (en realidad, es “sabotaje”). Quien sea responsable de funciones gubernativas y no tenga otra cosa que mostrar sino excusas por la existencia de saboteadores en su dependencia, mejor será que renuncie por superinepto.

La segunda vertiente es que aspiro que nuestros representantes tengan previstos los mecanismos, las estrategias y las tácticas jurídicas, legales y políticas para que este accionar callejero articule e impulse soluciones tangibles -no aspiro milagros ni magia-, sólo avances, grandes o pequeños, avances al fin.

Espero no enterarme que “La investigación que hizo nuestra comisión arrojó que Fulano del ministerio tal está incumpliendo o que se cometió tal o cual irregularidad pero, como nosotros somos sólo parlamentarios y no juzgadores ni fiscales ni ejecutivo, pues arréglenselas como puedan”

El tibio, turbio y moroso tratamiento parlamentario del caso Manuitt, sin que yo esté opinando de fondo sobre si ese gobernador hizo o no hizo lo que se rumora por allí, es un ejemplo a la mano de lo que aquí sostengo.

La pelota está es el campo Bolivariano. Si los parlamentarios no están seguros de poder evitar los ingratos acontecimientos de los que aquí doy relato, mejor quédense en su palacio y dejen el avispero tal como está.

Dios por delante que todo venezolano de bien, entre los cuales me atrevo a contarme, deseamos el mejor suceso de la Revolución Bolivariana y la Integración latinoamericana.

Vencer es Tradición.

CON HUMO NO SE ASA JOJOTOS

anfelar@mipunto.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3977 veces.



Angel Félix Lara


Visite el perfil de Ángel Felix Lara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: