La salida

Es una, no mas que una. Triste: depende de que Maduro y el país renuncien a su triunfo electoral y se rindan con armas y bastimentos para permitir el rápido evento del: “quítate tu”.

Existe una obsesión presente en todo opositor, que siempre parece estar aguaitando, entre rabia y tristeza, el horizonte en busca de esa esquiva idea de una “salida” ….. hoy, negada y con poco futuro.

Sabe que la nostalgia de la “salida” no tiene fin. Cuando lo entienda, y sólo entonces, cambiará; o les llegará el momento en que lo enloquezcan los cantos de sirena. Será tarde, no habrá salida, entraran en la sinrazón.

Los magos del desastre, tanto que sus socios llaman “los desquiciados de carretera”: Leopoldo López/ María Machado, invitan a que tumbemos al gobierno ¡Ya! ¡Ahora o nunca!, “porque esto no se aguanta”... sortilegio válido como conjuro, pero, pensemos políticamente: ? con qué; con quién; y, cómo soportar luego un Estado que será inmanejable ¿. No entienden, qué, desde ese carrusel cerrado y patológico, del foquismo de Altamira, sin soporte social, ni conexión alguna con el país, será imposible lograr presencia política real.

¿Puede haber “salida” ¿ : con un grupo cuya Biblia explica que tiene que ser el mercado quién dirija el empleo y el consumo. Que considera, de manera “no negociable”, que la salud y los sistemas de pensiones sean problemas particulares y,… Ud. verá como lo resuelve, sino, acuérdense de la postura de la mayoría estadounidense y cuanto opina, de la elemental medida de protección médica que intentó Obama y cual fue su destino. Con Dirigentes para quienes la educación se debe convertir en un apéndice del mundo empresarial y que tal cual expreso el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien dijo: “que en su país, quizás en treinta (30) años habría educación gratuita” y qué, “si alguien quiere ir a la Universidad, que la pague”. Piñera, y otros mandatarios, sin el menor rubor expone, defiende y santifica que la cultura existirá si es capaz de sostenerse por si misma, o si tiene “ingenio suficiente”, para hacerse autosustentable mediante lo que cada vez mayor numero de países aplica y llaman con mucho entusiasmo sus ministros de Cultura: la industria cultural.

¿Encontrarán la “salida” con la ayuda invaluable en millones de dólares de unos medios de comunicación que se presentan a sí mismos como la voz imparcial de la opinión pública mundial y que se apoyan en colegios profesionales, y algunos periodistas cuyas miras no van mas allá de sus cuitas permanentemente expuestas en las pastillas de los 240 doscientos cuarenta caracteres que la internautica les prescribe ¿.

Podrán encontrar la “salida” con la guía de aquellos que se tienen los defensores de los grandes valores de la civilización occidental, pero que muy a menudo militan en el bando de una política concreta, en la que el mercado se estima como el omnipotente amo y el gran ventrílocuo de sus opiniones.

Soñaran y seguirán viviendo en el campo del onanismo, buscando encontrar la vía o “salida” apoyándose en quienes, ni bola les paran, por pertenecen a ese escandaloso club del uno por ciento de los habitantes del mundo que son dueños de la mitad de la riqueza mundial. Cifra que, por absurda, es una inmensas cachetada a la población mayoritaria de nuestros países, adonde se lucha por años para: solo, bajar la cifra de la pobreza extrema y cuya contrapartida es la existencia de un proceso descarado de concentración de la riqueza, todavía realidad relevante que convive con la notoria desigualdad social, que evidentemente termina traduciéndose en violencia y marginalidad para desdicha de millones. ¿Será ese el camino a la “salida”?.

¿Habrá “salida” ? contando solo con el apoyo de jóvenes estudiantes de universidades y colegios católicos del Éste, (condición nada criticable puesto que la Constitución les da cobijo en su repertorio de derechos) es obvio, que este sucedáneo de la acción política no tiene fuelle suficiente para tumbar un gobierno. Se requiere de muchas piezas mas, Ej. sustento social. Exige poder, y eso, no se cosecha desde una Plaza. Se gana en la calle y en los barrios, y allí, para ellos, no hay, ni entrada ni salida. Entenderán algún día que el Golpe de Estado necesita mas técnica que política.

“Mal te perdonaran a ti las horas;/ las horas que limando están los días, /los días, que royendo están los años”, Góngora.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1247 veces.



Tulio Monsalve


Visite el perfil de Tulio Monsalve para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Tulio Monsalve

Tulio Monsalve

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a182965.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO