No todos los “chavistas” son chavistas

Ayer una opositora me mandó un correo con respecto a uno de mis recientes artículos titulado, “Obviamente, si yo fuera un radical opositor oportunista, apoyaría la Revolución,” donde describo como una familia opositora utiliza la “viveza criolla” (la nefasta enfermedad social del oportunismo) para enriquecerse “legítimamente” con los dólares preferenciales que el gobierno ofrece a la ciudadanía -  es decir, enriquecerse a espaldas del bienestar comunal de la sociedad.

Pero antes de comentar sobre el contenido del correo – creo que es muy importante – quiero mencionar que esta señora ha sido la única persona opositora que me ha escrito de manera NO condescendiente en los últimos 11+ años de publicar artículos. Todos los demás, absolutamente todos, y son miles y miles, me han escrito con insultos, amenazas, con prepotencia y arrogancia, tratándome de ridículo, bobo, imbécil, ignorante, estúpido, “marico,” plasta de mierda, chavista de mierda, animal, insignificante, o con comentarios prepotentes como, “Deberías leer y educarte antes de hablar pendejadas,” etc.

Bueno, sobre su correo, ella dice lo siguiente:

“Soy opositora.. trabajo en turismo hace mas de 30 años.. en aerolineas y en los ultimos años como agente de viajes … personalmente creo que lo que haga cada persona con su cupo de dolares que nos permite a TODOS chavistas o no, poder hacer algun viaje al exterior, es cosa de cada quien … Me ha tocado atender publico y entre ellos CHAVISTAS Y OPOSITORES por igual  que se dedican a raspar el cupo . Detesto esta practica y negocio redondo (sus calculos son correctos, es un negocio redondo y facilista para el flojo y vivo ) … Estoy en completa negacion de esta gente que se lleva 20 personas  a algun lugar , los mete en una pension de mala muerte comiendo atun en lata por una semana porque   asi les  compra ese cupo y aprovechan la reventa de esos dolares. Los cuentos los se porque hay gente tan descarada que echa esos cuentos como  si se tratara de un trofeo.”

Lo que me quedó grabado en mi cabeza fue, “Me ha tocado atender publico y entre ellos CHAVISTAS Y OPOSITORES por igual  que se dedican a raspar el cupo.”

Me explico.

No me di cuenta hasta que ella me escribió, que yo utilizo la palabra “chavista” de una cierta manera, mientras que ella la utiliza de otra manera completamente diferente. Eso me hizo pensar en la muy probable realidad de que cada persona usa esa expresión de manera diferente, que nadie la usa exactamente de la misma manera, y que probablemente, la gran mayoría de los opositores también la usan de manera muy diferente a la que los verdaderos chavistas la utilizamos. Además, esto significa que la manera que yo uso la palabra “opositor” debe ser completamente diferente a la manera que esta señora la usa.

Esto me recuerda que escuché a opositores diciendo que cuando Chávez utilizaba la palabra “escuálido,” él se refería a todos los opositores, y yo me preguntaba, “¿De dónde sacan esa errónea interpretación?” Eso no es lo que Chávez quería decir, pero hay gente que inventa en vez de escuchar. Chávez se refería a los inhumanos abusadores capitalistas de todos tipos, especialmente a los malvados líderes hipócritas de la oposición. Un “escuálido” es un escuálido, no importe su color.

De todas maneras, me imagino que ven por donde voy.

No voy a hablar de semántica como tal, pero sí me gustaría clarificar donde estoy sentado, y como yo interpreto la palabra “chavista.” - N.B. Un opositor es alguien que se exclama en contra de los valores chavistas, ver más abajo.

Entonces, para poner el asunto en contexto, yo considero que fui chavista antes de que Chávez llegara al poder, no porque me creo más importante que Chávez, sino porque los valores humanos que Chávez practicaba, yo los practicaba (lo más posible) antes de conocer la existencia de Chávez – tengo mis razones por haber decidido de practicar esos valores, y no tenían nada que ver con Chávez, sino que cuando Chávez apareció en el escenario, me di cuenta que él practicaba y predicaba los mismos valores, y es cuando me fue precisamente conveniente utilizar la expresión “chavista” para describir que tipo de persona soy. N.B. No me gusta utilizar la palabra “cristiano” para definir mis valores porque no estoy de acuerdo con gran parte de la aplicación de los valores que predican, mientras que Chávez, después de haberlo estudiado a diario durante más de 3 años, me convenció que practicaba exactamente lo que predicaba, algo que yo siempre he tratado de cumplir de manera consciente.

Esto significa que para mí un “chavista” no tiene nada que ver con formar parte de ningún grupo, institución, ministerio, o partido político relacionado con Chávez o la Revolución Bolivariana. Para mí, ser chavista es algo muy profundo, real, y personal, basado no solamente en valores humanos positivos, pero también en el HACER de estos valores, es decir, no sirve para nada hablar de esos valores si uno no hace nada al respecto, o si uno hace lo contrario.

Conozco muchas personas que dicen ser chavistas, y así son porque practican lo más posible esos valores, aunque de vez en cuando, como cualquier ser humano, se equivocan o erran. También conozco a un montón de personas que dicen ser chavistas, pero, sea no practican esos valores, o los practican solamente cuando les conviene a ellos personalmente, así como muchos “cristianos” lo hacen, o como la gran mayoría de los políticos hacen toda su vida – decir una cosa, y hacer otra.

Por esta razón, para mí, ser chavista no tiene absolutamente NADA que ver con el PSUV, o ser seguidor de Chávez, o de formar parte de algún movimiento o actividad “chavista.” Es más, el chavismo va mucho más allá de la religión así como se conoce normalmente en el occidente. El chavismo es una forma de pensar, actuar y vivir, es el subconsciente transformado en consciencia, es el actuar y hacer, no solamente hablar, es dar el ejemplo de bondad, honestidad, el escuchar, la empatía, y la sinceridad del corazón. El chavismo no supone rezar por milagros, sino que implica HACER milagros. El chavismo no supone “dar para recibir,” sino que implica simplemente DAR.  El chavismo es una vocación personal por la vida y por vida, no se puede alterar indiscriminadamente para “acomodar,” y por eso va mucho más allá de la política, de las palabras, y de la religión.

Un/a chavista, no importe el tinte, es alguien que hace lo posible para:

1. No mentir
2. No abusar
3. No explotar
4. No ser oportunista
5. No ser corrupto
6. No ser racista, machista o xenofóbico
7. No ser terco ni prepotente
8. No ser egoísta ni individualista
9. No ser un consumidor descerebrado, es decir, no ser un materialista inconsciente
10. No maltratar
11. No engañar
12. No hablar por hablar, o para aparentar
13. No trabajar por el dinero únicamente, ni porque “tiene que“ trabajar
14. No estudiar solamente para obtener un título, o para lucir, o para ganar más dinero
15. No aceptar únicamente las enseñanzas, costumbres, y conceptos colonialista
16. No vivir en un estado de amargura
17. No ser un vago

Un/a chavista, no importe el tinte, es alguien que hace lo posible para:

1. Amar por amar, sin condiciones premeditadas o parámetros colonialistas
2. Decir la verdad cuando es necesario, no importe la situación
3. Estar siempre pendiente del bienestar de sus vecinos, no solamente de “su” familia
4. Siempre buscar la verdad
5. Ser realista, es decir, debe poder distinguir entre la verdad y la propaganda
6. Ser humilde, escuchar y ser empático
7. Poner en práctica los valores humanos y hacer lo que dice, es decir, cumplir
8. Reconocer sus errores, enfrentarlos públicamente, y hacer todo lo posible para corregir
9. Ser creativo, y no ser únicamente dependiente del “conocimiento” colonialista
10. Practicar el DAR incondicional, todos los días, y cuando puede, ser voluntario
11.Trabajar con amor, dedicación, y voluntad consciente
12. Siempre estudiar, para incrementar y compartir su conocimiento y entendimiento
13. Siempre compartir
14. Siempre mirar en el espejo, y hacer los cambios necesarios
15. Aceptar la derrota honorablemente, pero siempre planificar para la victoria
16. Aceptar la victoria e inmediatamente salir a trabajarla
17. Buscar la alegría y la solución en cualquier situación adversa

Bueno, esta lista arriba por seguro no es completa, pero da una idea de cómo interpreto el chavismo. No se reserva exclusivamente a los seguidores de Chávez, o a ciertos partidos políticos, o a grupos, instituciones, u organismos dichos chavista. Es un asunto que transciende el tiempo y los conceptos colonialistas relacionado con el tema de “la civilización.” El chavismo es una gran obra humanista y humana, sin definición precisa, pero con voluntad precisa. Es una medicina recientemente puesta a pruebas para curar el “mal” del mundo. Es una misión a muy largo plazo, a nivel mundial, pero donde no todos los “chavistas” son chavistas.

oscarheck111@yahoo.com
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5031 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a180777.htmlCd0NV CAC = Y co = US