Trincheras de Ideas

Pueblo: Detengamos la escalada de los medios golpistas

Si algo está claro en Venezuela es que ese periodismo cloacal y nauseabundo que impera, debe desaparecer. Ningún país, ninguna nación soporta o permite ese desbordamiento mediático cuyo fin último es destruir honras, honorabilidad, dignidades, instituciones y el país mismo.

En cada circunstancia política, momento estelar o coyuntural se arma una entente mediática subversiva y golpista que apela a todo tipo de indignidad, bajeza, inmoralidad, mentiras o medias verdades, sesgo informativo, vulgaridades, ilícitos. Así fue en abril de 2002, previo al golpe y durante el desarrollo de éste. Así fue durante el criminal paro golpista de diciembre 2002, enero 2003. Así fue con los militares traidores que se alzaron en la plaza Altamira o durante la quema del Este con la guarimba piromaniaca. En cada operativo subversivo o estrategia golpista los medios, invariablemente, atacan en cayapa a todo lo que es sano y digno en el país y defienden a cuanto delincuente político, terrorista, mercenario, sicario, ladrón hace las veces de opositor al gobierno, ante un gobierno que luce permanentemente a la defensiva y no termina de imponer la autoridad que todos estamos hace mucho tiempo reclamando y esperando.

Con motivo de las gravísimas acusaciones que hizo el Fiscal General de la República, Isaías Rodríguez, al imputar a cinco connotados conspiradores como autores intelectuales del crimen horrendo de Danilo Anderson, se convirtió en el blanco de los ataques cerrados de los medios quienes, no sólo ya absolvieron a los inculpados y les han hecho un piso mediático en abierta apología del delito, sino que todos los días fusilan a Isaías Rodríguez por haber destapado la olla de podredumbre que envuelve la madeja de complicidades del crimen internacional del fiscal de la dignidad, Danilo Anderson. Los medios pretenden usurpar las funciones de los tribunales y ellos juzgan, condenan y absuelven.

La magnitud de la ofensiva mediática contra el ministerio público y las instituciones de la Quinta República, viola de manera descarada, flagrante e impune la ley resorte y la Constitución Bolivariana, y CONATEL y el MINCI no son capaces de hacer cumplir la ley, y uno se pregunta: ¿a qué le tienen miedo? ¿al esperpento de la SIP?, ¿al plegado y reaccionario colegio de periodista o al sindicato de la prensa, años ha alineados en la contrarrevolución?, ¿a lo que puedan decir en el exterior? En ese aspecto falta gobierno, falta contundencia y decisión para hacer respetar la ley y salvaguardar la dignidad de los venezolanos vulnerada por Globovisión, canales 2, 4, 10, 51 de tv, El Nacional, Universal...

A eso se agrega la actitud de ciertos funcionarios gubernamentales que golpean la prensa alternativa, le cierran los canales de apoyo financiero, subestiman su importancia y plantean que deben desaparecer, pese a que en los momentos estelares y en la cotidianidad revolucionaria, es la prensa alternativa la que da la cara por el proceso, por el presidente, por el pueblo.

Hay que frenar la campaña criminal de fusilamiento mediático de Isaías Rodríguez, de los fiscales y jueces que llevan el caso de Danilo Anderson, ¿cómo? con la movilización popular, con una cruzada de la prensa alternativa de defensa de las instituciones bolivarianas, con las denuncias y sacar a relucir toda la información con que cuenta el movimiento popular, presionar al gobierno para que actúe con más contundencia contra los medios que conspiran y subvierten el proceso político, entender que el mediático es el frente de lucha fundamental en este momento, entender que ellos están en guerra contra la revolución y su pueblo y ésta hay que defenderla.

(caracola@cantv.net)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2520 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas