Metiendo la lupa - PDVSA y el Presupuesto 2006

Según declaraciones del Ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez, los ingresos globales de PDVSA para este año ascienden a 84 millardos de dólares (180,6 billones de bolívares), de los cuales el aporte fiscal totaliza 48,96 billones de bolívares (27,11%), desglosado en Regalías petroleras (14,29%), Impuesto sobre la Renta (11,19%) y Dividendos (1,63%). Fuera del Aporte Fiscal, PDVSA ha destinado 9,46 billones de bolívares al loable propósito de las Misiones. El Aporte total de PDVSA al Estado en el año 2005 representa el 32,35% de sus Ingresos Globales, en tanto que en Gastos Totales (Gastos de Funcionamiento, incluyendo Gastos de Inversión), PDVSA consume casi 57 Millardos de dólares, ¡es decir, el 67,65% de sus Ingresos Globales!

(Ver ppto06t1)

Por otra parte, en el siguiente cuadro mostramos para fines comparativos el Presupuesto de Gastos e Ingresos de Venezuela, aprobado por la Asamblea Nacional para el año 2005:

(Ver ppto06t2)

Dos comentarios nos parecen oportunos hacer:

1. Llama poderosamente la atención que mientras un país como Venezuela con más de 25 millones de habitantes requiere un gasto total de 69 billones de bolívares, PDVSA, una empresa que no tiene más de 20.000 empleados, consume en gastos 122 billones de bolívares (¡53 billones más que Venezuela!). Por respeto a los venezolanos y en aras de la transparencia, la Directiva de PDVSA debiera explicarle al país en qué gasta esos 122 billones.

2. Igualmente, salta a la vista que los aportes fiscales de PDVSA al Estado Venezolano son muy bajos. En efecto, PDVSA está aportando en regalías petroleras apenas un 14,29% de sus ingresos globales, lo cual está por debajo de lo que deben cancelar las transnacionales petroleras al Estado (16,67%). Igualmente nos luce extremadamente bajo el aporte del 11,19% por concepto de impuesto sobre la renta. Cualquier venezolano de la clase media paga un impuesto sobre la renta más alto que el que paga PDVSA. ¿Será que estamos equivocados en nuestras apreciaciones, o estamos en presencia de una fuerte evasión fiscal? Esperamos que el eficiente funcionario, José Gregorio Vielma Mora, Superintendente del SENIAT tome nota de esto y aplique las medidas pertinentes.

Igualmente resulta interesante comparar el presupuesto de PDVSA del año 2005 con el Proyecto de Presupuesto 2006, aprobado recientemente en primera discusión por la Asamblea
Nacional y el cual mostramos a continuación:

(Ver ppto06t3)

Observamos que, mientras el Aporte Fiscal de PDVSA al Estado en el año 2005 (Ingresos Petroleros) es de Bs. 48,96 billones (o $22,77 millardos), para el año 2006, nuestros abnegados planificadores de MinFinanzas, sólo presupuestaron Bs. 33,26 billones (o $15,47 millardos) como Ingresos Petroleros provenientes de PDVSA, es decir, ¡un 32% menos!. En otras palabras, del 2004 al 2005, el país crece tanto en PIB, como en población, pero nuestros brillantes técnicos de MinFinanzas le asignan al país un 32% menos de ingresos petroleros en el 2006. Esto comprueba sin ningún atisbo de duda que los Ingresos Petroleros para el 2006 han sido grotescamente subestimados, lo cual por cierto, viola el artículo 313 de la Constitución. Como resultado de tal subestimación, se presenta un déficit en el presupuesto de Bs. 16,06 billones (o $7,47 millardos), el cual está previsto a cubrirse con mayor endeudamiento del país en el 2006. En un artículo anterior demostramos que si los Ingresos Petroleros hubieran sido estimados a un precio más realista para el barril de petróleo venezolano, como lo es por ejemplo $38, en lugar del déficit anterior el presupuesto 2006 presentaría un superávit de Bs. 12,45 billones ($ 5,79 millardos), lo cual haría innecesario cualquier endeudamiento del país.

Adicionalmente, otra consecuencia negativa de la subestimación de ingresos en el Presupuesto 2006 es que el mismo es inflacionario. En efecto, debido a que MinFinanzas no proyecta revaluar el bolívar en el 2006, que es lo que procede, la consecuencia de ese presupuesto mal elaborado es que traerá una inflación del 10% en el 2006. La manera más efectiva de combatir la inflación en un país como Venezuela que importa más del 70% de los bienes y servicios es, sin duda, aumentando el poder adquisitivo de la moneda mediante la apreciación de la misma. Por otra parte, la manera más efectiva de aumentar la inflación es devaluar la moneda nacional o evitar que recupere su poder adquisitivo a través de la revaluación. En efecto, el siguiente cuadro demuestra la correlación existente entre la devaluación (o no revaluación) y la tasa de inflación, para el caso de Venezuela:

(Ver ppto06t4)

*: Valores estimados

La pregunta obligada es entonces: ¿Por qué castigar al pueblo venezolano con una inflación del 10% en el 2006, cuando perfectamente ésta puede reducirse a 1 dígito simplemente tomando la decisión soberana de revaluar la moneda en un 30%, como lo proponemos? ¿Por qué agregar a las espaldas de los venezolanos la carga de la inflación, además de las cargas del IVA y del IDB? ¿Por qué PDVSA aporta sólo el 38% del presupuesto de gastos del país, mientras los venezolanos financiamos con nuestros impuestos el 43% de dicho presupuesto?

Son preguntas que permanecen sin respuesta, como si se creyera definitivamente que éste es un pueblo pendejo que aguanta callado por siempre y para siempre.


*Eudes Vera
Ingeniero Electricista
Vicepresidente Defensores del bolívar
eudesvera@cantv.net














Esta nota ha sido leída aproximadamente 4567 veces.



Eudes Vera*

Ingeniero Electricista, UDO, 1969. Jubilado UDO como Profesor Titular en 1994. Maestrías y Ph.D.en Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Pennsylvania (EEUU), Aston y Hatfield, Reino Unido.

 eudesvera3@gmail.com      @eudesve

Visite el perfil de Eudes Vera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a17808.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO