Raspa tarjetas venezolanos son observados en varios países

Venezolanos y venezolanas llegan a Ecuador, Argentina, Perú, España, Estados Unidos, México, fingen ser turistas en un gran porcentaje, pero, en realidad son oportunistas de la clase media que manipulan las tarjetas de crédito con los 3.000 dólares asignados por Cadivi, simulan pagos de paquetes turísticos con sus tarjetas, en los hoteles, agencias de viajes les entregan dólares en efectivo después de quedarse con una comisión de hasta un 20%.

En lo que va del año 50.000 venezolanos y venezolanas ingresaron al Ecuador, el doble del año 2012 con 24.357 “turistas” revela la necesidad de estas personas por dólares en vista del control que existe en Venezuela.

Aprovechan el cupo de la Comisión de Administración de Divisas de Venezuela (Cadivi) para viajar al exterior y raspar con sus tarjetas, retiran el efectivo menos el 20% de comisión y regresan a Venezuela al cabo de tres días en donde negocian los dólares restantes en el mercado paralelo o negro donde obtienen hasta 53 bolívares por dólar, casi 8 veces el valor del dólar oficial de 6.3 bolívares fuertes.

“Se acepta cupo Cadivi” se lee en varios puntos de Lima. Quito, Buenos Aires y Ciudad de México, sitios visitados por los raspa tarjetas de Venezuela, de estos países Ecuador y Perú son los preferidos por los venezolanos y venezolanas motivo por el que no hay cupo en las aerolíneas hasta abril del 2014.

El Servicio de Rentas Internas de Ecuador (SRI) sostiene que estas transacciones son ilegales porque simulan ventas de servicios irreales “no están detallando ni facturando por servicios reales cuando en estos negocios se cobra una comisión pero la venta no se efectúa hay una compra ficticia, es una operación ilegítima”.

América Televisión de Perú, a través de su programa cuarto poder mostro a los “turistas venezolanos” en centros comerciales de Lima, raspando las tarjetas, las cargan en soles pero reciben dólares en efectivo, el local se queda con el reajuste cambiario y con el 20% de comisión, luego en Venezuela el mecanismo de venta de los dólares provoca serias distorsiones en la economía nacional.

La ley venezolana para los delitos cambiarios prevé de 3 a 7 años para quienes obtengan divisas mediante el engaño, a este asunto no le paran los raspadores quienes sostienen el mercado negro del dólar en el centro mismo de la revolución.

Internet es la herramienta más utilizada por los contrabandistas de divisas así se enteran que en México la comisión es del 10 al 12% o que los argentinos, colombianos, españoles también raspan tarjetas, aprovechan lo que sea del sistema cambiario de cada país con tal de obtener dólares.

Andrés Izarra ministro de turismo dijo “hay que chequear a los pasajeros que viajan al exterior y colocar las manos en las maquinas capta huellas digitales para poder activar su tarjeta de crédito”.

Esto se da por el pedido del presidente Maduro a los gobiernos amigos para que los ayuden a controlar el feriado de dólares que entran y salen de Venezuela, Nicolás manifestó “el dólar paralelo es un dólar ficticio porque los dólares de Cadivi, ocupan entre el 95 y el 97% de las necesidades del país, lo utilizan como un marcador perturbador económico psicológico, creado por factores desde Miami”.

Maduro creara la Corporación Nacional de Comercio Exterior, que abarcara a toda la red de empresas públicas de comercio nacional y exterior así como las empresas privadas vinculadas al sector estratégico, estará dirigida por el gabinete económico y habrá un nuevo registro para importadores; con las mismas intenciones el gobierno nacional creara el presupuesto nacional de divisas para su correcta administración. “Nos sobraran divisas” manifestó el presidente Maduro.

Según el Banco Central de Venezuela, la inflación repunto en octubre 5.1% para una inflación acumulada del 55%. La brecha entre el cambio oficial del 6.3% y el paralelo que en octubre se colocó hasta en 8 veces el valor oficial, es uno de los factores que impulsa la inflación por ser un país muy dependiente de las importaciones.

Por miles llegan a estos países los raspa tarjetas, no compran nada, crean malestar en los entornos de los puntos de cambio porque son falsos turistas que no consumen nada, creen que al pagar el hotel y los restaurantes contribuyen con las rentas en cada país, es lo que ellos quieren creer pero en realidad están cometiendo ilícitos en complicidad con los servicios locales por un servicio que no es tal.

¿Puede una revolución que busca una transición a una nueva democracia convivir con estos cientos de miles de contrabandistas de divisas de la clase media y alta que se aprovechan de una estructura financiera para sostener un mercado de dólares paralelo?

Es una actividad tipo hormiga que sostiene a los monopolios privados, son cientos de miles contrabandeando con el dólar, pruebas existen por miles y la fiscalía bien gracias ¡Que viva Venezuela, que viva la revolución capitalista en transición al socialismo! Presos por los delitos cambiarios no hay ninguno.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 21086 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: