Vanessa Davies, Soto Rojas y el Golpe Interno de la Derecha[i]

No metí los nombres de los miembros de la Dirección Nacional del PSUV en una bolsita,  para luego sacar dos de ellos y construir a partir de ahí, la idea que deseo desarrollar. Este procedimiento, como dicen los especialistas en metodología cuantitativa neopositivista-, es una muestra intencional o sesgada y las conclusiones de este ejercicio y por ese capricho de estos especialistas, son conclusiones no atinadas al juicio de lo científico.

Hace ya unos años, decidimos sobre la conformación de la Dirección Nacional, en una elección casi de segundo grado, pero fue efectivamente de tercer grado. La decisión se sustentó sobre una lista de candidatos y candidatas que nos ofrecieron. Nadie se lanzó u osó lanzarse. Todos y ese todos es un dato revelador de algo, decidieron esperar por la aparición de la lista y seguidamente por los quinos que luego se montaron. Debemos reconocer autocríticamente, que esa lista, fue el primer golpe bajo a la democracia participativa y el tachón que le propusimos al preámbulo de la constitución, que fue escrita por el gran poeta venezolano, Gustavo Pereira. Fue un lujo que nos dimos. El poeta más poeta de Venezuela, dándole forma y sentido en el preámbulo a nuestra constitución.

 Salida la lista, aposté y voté por Vanessa Davies y Vladimir Acosta. Vanessa salió como Directiva y Vladimir no. No quedé como muchacho de pueblo con moco, pero me dije, Vanessa puede ser muy activa y comenzó muy activa. Al tiempo fue conformándose y resultó ser extremadamente tranquila. Se refugió en Contragolpe y en Correa del Orinoco. Aunque aparece en el cuadro de fotos de la Dirección Nacional, más nunca la vimos o la vi en las ruedas de prensa del PSUV. Hoy pensando en ese preámbulo de la constitución, me pregunto: Me  equivoqué o nos equivocamos al votar por Vanessa o ella se dio cuenta que la equivocada era ella y ahora, ella y yo andamos extraviados. La pensé guerrera y luchadora y nunca conformista. La Veo, cuando me lleno de ánimo en Contragolpe, pero siento que la perdimos como política y lo peor, siento que su espíritu crítico que suponía una de su fortaleza anda extraviado. Los burócratas del PSUV se tragaron a Vanessa o le recomendaron que el PSUV no era su lugar natural y la perdimos.

Soto Rojos no estaba en esa lista así creo- y en consecuencia no fue electo por el método de tercer grado. Se coló a Soto Rojas cuando fue Presidente de la AN. Pero al colearse ahí, me dije: ¡Qué Bueno!, metimos uno de los nuestros a dedo, pero lo metimos.  Soto Rojas es político desde que mordió el pezón del pecho de su madre. No era un político improvisado que pronto tendrá su contacto con el confort de la burocracia partidista. Venía de equivocarse, pero era un profesional de la política y con ello significo, un hombre claro en sus principios y objetivos.

Ya ha transcurrido un lapso considerable desde que logró colarse y vi al momento de redactar este artículo, la foto de Soto Rojas como miembros de la Dirección Nacional, pero habiéndome alegrado por haberse coleado a dedo; siento que Soto Rojas puede estar cumpliendo con ciertas actividades administrativas del PSUV, pero desertó de lo ligoso[ii] que le quedaba. Soto Rojas suena a veces para darnos un jarabe de lengua sobre qué necesitamos, pero estando en ese lugar que llamamos PSUV, abandonó esa idea y lema de la Liga Socialista y de la OR,  sobre cómo se conquista el socialismo. Soto Rojas luce aparentemente claro, pero no ligoso y muy  desubicado y esto, en una coyuntura de golpe interno y externo a la vez, es matador.

Pero es un punto de vista particular que puede faltarle correspondencia con la realidad. Si ese fuese el caso, debería admitir que perdido ando yo o todos y todas las que hemos pensado que necesitamos un PSUV, muy distinto al que tenemos. Hoy tengo la impresión que esta dirección política poco lo importa si vamos hacia la derecha. Su interés es estar en el gobierno y eso no parece muy fácil. Más complicado es direccionar políticamente hacia el socialismo con una revolución política, tal cual como lo asomó Chávez en su Golpe de Timón.


[i]sobre el Golpe Interno, recomiendo la lectura de dos artículos de Nicmer Evans: Un golpe de Estado de las dos derechas ¿Y el pueblo qué? http://www.aporrea.org/actualidad/a174195.html  y Las dos derechas, la derecha endógena y la "guerra económica" http://www.aporrea.org/actualidad/a173957.html

[ii] Por los 70, era muy frecuente decirle o llamar a un miembros de la Liga Socialista, ligoso. Lo oía mucho del grupo que Bandera Roja (CLER) tenía en el pasillo de la Escuela de Psicología de la UCV. No sé si era una forma despectiva de tratar a la liga, pero yo rescato esa calificación  como extraordinaria forma de identificarlo en su empeño de lucha.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4744 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a174414.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO