Mi patria no es ajena

Los valores no se logran con imposiciones, se logran con ejemplos y es lo que nos estamos preguntando. ¿Será que la revolución podrá resistir en este tiempo de la cibernética y la comunicación mal utilizada? Un tiempo más en la búsqueda, por caminos que hoy parecen sombras y por los que luchamos con tantos muertos dejados en la batalla.

Aquí vamos llenos de incertidumbre recorriendo el estiércol dejado por el capitalismo, que no deja que entremos en revolución, estamos compitiendo y ellos se muestran más fuertes, ante unas posiciones que ahora empiezan cambiar y donde hay que fortalecer el trabajo a la conciencia y el esfuerzo porque ese cambio sea de verdad.

Las opciones serán pocas, mientras no empecemos a articular con nuestras comunidades, proponiendo valores distintos a los que salen de la alienación impuesta y convertir hasta las palabras en combate y a la vez en reafirmación del sentido PATRIO.

Si un niño sigue viendo y oyendo a través de los medios, todo lo que no reafirma su condición de patriota, la alienación entra de manera fácil, porque él es una esponja y si lo que hay a su alrededor es mierda, no se le puede pedir que recoja otra cosa, a menos que se hagan esfuerzos grande y el filtro que se ponga sirva para evitar, que lo que recoge llegue al pensamiento en desarrollo.

Esto tiene que detenerse, con una posición fuerte, donde la importancia de ser dictador o no, prevalezca por encima de lo que estamos construyendo; sino nos activamos, todos los esfuerzos serán en vano, una moda que seguirá pesando en el futuro de una PATRIA que no tiene otro tiempo.

Nuestros líderes tienen deformaciones que van desde lo simple de las palabras, hasta las deformantes de personalidad en plena vía pública, donde el ejemplo que damos con actitudes de irrespeto, importa un pepino, si es ejemplo o no para los revolucionarios del futuro.

La alienación es publicitada por nuestros medios, no como una cultura de otras latitudes, sino como algo que hay que asumir como nuestro; porque parece bonito y no importa si estamos distorsionando valores de la PATRIA, en beneficio de la proyección de lo foráneo.

Ponernos a enumerar las detalles de esta exposición seria caer en personalismo y no es la idea, este escrito tiene como fin, proponer un debate de concientización, que los medios y entes correspondientes, entiendan que si no empezamos por el principio, todo lo que tratemos de hacer tendrá una cuesta imposible de remontar, porque aun en este tiempo y en todos los que vendrán, si la revolución no tiene valores, no podrá tener principios y una revolución que carezca de estos, es muy difícil que pueda alcanzar la plenitud humana que es el fin de lo que estamos construyendo, porque PATRIA SOCIALISTA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIMPRE.

SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.

HAZTE CONCIENCIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1192 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a173664.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO