La Columna del Guerrillero

El árbol de las tres raíces se niega a morir

EL 17 DE Diciembre de 1982 el comandante eterno acompañado de un grupo de jóvenes militares se dan cita a las sombras del SAMAN DE GUERE, donde hacen el juramento de fundar un movimiento revolucionario, que tenga como inspiración ideológica el pensamiento de Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora, tres grandes expresiones del sentir venezolanista.

Movimiento que sin una denominación formal, comienza arriando las banderas de las luchas independentistas de Simón Bolívar, el intelecto de Simón Rodríguez y la visión liberadora de Ezequiel Zamora, un compendio de conceptos, que comienzan a dar forma a la idea de impulsar un proceso que tenga por finalidad, atacar los males sociales que para ese momento estaban lastimando el alma del pueblo venezolano, producto de la presencia en el gobierno de una casta de gobernantes que comulgaban con los intereses más negros de la oligarquía venezolana.

Esta situación, que golpeaba al país por sus cuatro costados, despertó en la conciencia de este grupo de militares encabezados por el teniente Hugo Rafael Chávez Frías, la necesidad de aglutinar voluntades en los cuarteles de las Fuerzas armadas venezolanas, para construir un instrumento de lucha, con el cual hacer frente a los gobiernos del puntofijismo .

Los acontecimientos del año 89, la insurrección del pueblo, llamado el CARACAZO aceleran los preparativos para el insurgimiento armado contra dichos gobiernos, que no solo estaban matando de hambre a los sectores populares, sino que lo masacraron cuando a motus propio salió a las calles a buscar por la fuerza lo que le estaban negando a pesar de ser tan venezolanos como aquellos a quienes no les faltaba nada. Evento que históricamente ha quedado como la mayor demostración de rebelión popular, jamás conocida.

Epopeya que quedara escrita como la acción de un gobierno, que haciéndose llamar democrático, hizo pagar un altísimo precio de sacrificio, a este pueblo, por tener la osadía de revelarse contra sus opresores y hambreadores.

En contra de los que ordenaron el acribillamiento a fuego limpio de ese pueblo desarmado, quedo el dedo acusador por haber cometido la peor masacre humana de los últimos tiempos en nuestro continente Latinoamericano.

Tres años después de este terrible acontecimiento, apareció el 4 de Febrero de 1992, la figura del Comandante Chávez, enarbolando las banderas del MOVIMIENTO BOLIVARIANO REVOLUVIONARIO MBR-200, haciéndose responsable ´por el fallido intento de derrocar al oprobioso gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Gesta revolucionaria, que gracias a venir acompañada de un proyecto político, con fundamentos y principios ideológicos, pudo trascender en el tiempo y convertirse en la esperanza de millones de venezolanos, que seis años después, hicieron suyas estas banderas y lo eligieron Presidente Constitucional de todos los venezolanos en Diciembre de 1998.

Quienes hicimos seguimiento a las actuaciones, decisiones y procedimientos del Comandante Chávez en ejercicio del mandato popular, desde ese momento hasta el día de su desaparición física, observamos, que nunca dejo de aplicar los conceptos fundamentales de la agenda Bolivariana que presento al país, cuando acepto ser candidato presidencial en 1997.

La aplicación de los lineamientos establecidos en la Agenda Bolivariana, fue lo que le permitió al Comandante Chávez, transitar sus años de gobierno con respaldo popular y con una altísima credibilidad de la gente en todos sus actos.

A pesar de que los lineamientos y principios filosóficos de su gestión eran los establecidos en el MBR-200, muchos de sus colaboradores, no lo apreciaban así y por ello andaban un tanto divorciados en sus prácticas de gobierno, causando malestar en la gente.

Ahora que el Comandante no está al frente del Gobierno, se corre el riesgo, de que algunos de los que llegan de la mano del legado del Comandante Chávez, pretendan darle un giro distinto al proyecto original de esta revolución.

Como dice el cantor del pueblo ALI PRIMERA, hay que espantar al perro antes de que se eche la meada, al respecto, me uno a la propuesta lanzada por el camarada abogado JOSE BARRIENTOS, de relanzar al MOVIMIENTO BOLIVARIANO REVOLUCIONARIO (MBR-200) con el fin de mantener viva como llama encendida, los principios ideológicos del árbol de las tres raíces, de tal manera de recordárselo permanentemente a nuestros gobernantes para que entiendan, que también estos principios son parte del legado del comandante Chávez y que por lo tanto, deben estar presente en todos sus actos de gobierno, porque de no hacerlo sería un acto de traición al pensamiento de su creador.

Esta propuesta encaja perfectamente en este momento que el compatriota presidente NICOLAS MADURO, ha reconocido que el problema de la corrupción ha contaminado parte del cuerpo de la nación, en la cual se encuentran envueltos gente que intencionalmente se identificaron con este proceso revolucionario, para que con sus malos actos, pretendendieron dañar la imagen del Comandante eterno, lo que no lograron, pero si causaron y están causando serios problemas de credibilidad en buena parte de la población en los funcionarios que esta designando el Presidente NICOLAS MADURO.

La gente mira con desconfianza y está pendiente del comportamiento de estos funcionarios, porque si lo hicieron con el comandante Chávez, nada tiene de extraño, que lo sigan haciendo con NICOLAS MADURO, actuando como quintas columnas, para socavar las bases de este gobierno en complicidad con factores de la oposición.

Aquí es donde la presencia activa del MBR-200, en la calle y los espacios del gobierno, como doliente directo del gigante de mil batallas, tendría un papel importante que jugar, ya que su nacimiento como movimiento surgió precisamente, para combatir el morbo de la corrupción que se estaba tragando a Venezuela en los gobiernos de la cuarta republica.

Todo el mundo sabe, que para finales del gobierno de Rafael Caldera, el pueblo venezolano estaba hastiado de la putrefacción que había en la administración pública, en la cual acuñaron la frase de GONZALO BARRIOS presidente de ACCION DEMOCRATICA, “El venezolano no tiene excusas para no robar”, porque para ellos robar los dineros públicos, era algo natural. Además se llenaban la boca diciendo EL ADECO ROBA PERO DEJA ROBAR. Buena lección que ha sido asimilada por muchos de rojos rojitos, que pululan en las dependencias de este gobierno.

Lamentablemente el gobierno no cuenta con una estructura política que sea capaz y tenga la moral para determinar a tiempo, la procedencia política y administrativa de muchos enchufados, que llegan de la mano de sus amigos, compadres, suegros, amantes, hijos, son pocas las excepciones de funcionarios que han sido extraídos de los cuadros formados en la revolución.

Vale decir con propiedad que son los que están, sacando la cara por la gestión y el empeño que le está poniendo el Presidente NICOLAS MADURO A LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCION.

Así que invito a todos los camaradas que estuvimos acompañando al Comandante eterno en la conformación del movimiento cívico militar MBR-200, a que nos convirtamos en propagadores de la convocatoria que ha lanzado el camarada JOSE BARRIENTOS para realizar un gran reencuentro de los cuadros revolucionarios del movimiento original que nos dejo, nuestro eterno creador del proceso revolucionario venezolano, comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

Doy por descontado que el resurgimiento del MBR-200, no es para competir con el psuv o con los partidos del Polo Patriótico en materia Burocrática, electoral, de espacio, o ideologico, nada de eso, sencillamente no será así, por cuanto no es un partido político, es un movimiento de una corriente ideológica perfectamente definida en su declaración de principios, claramente definida en el pensamiento de las tres raíces.

Cuya finalidad es velar por la aplicación de los principios ideológicos de las tres raíces, ya que si el Gobierno del compatriota NICOLAS MADURO, es la continuación del Gobierno revolucionario del Comandante Chávez, su filosofía y praxis tienen que ser las mismas, por lo tanto nadie puede caprichosamente desheredarnos de lo que constituye la base originaria del proceso Bolivariano.

Lo que no choca con la ideología de cada partido de los que integran el Polo Patriótico. Al contrario formamos parte de un proyecto unitario, que maneja muy bien la teoría de la diversidad en la discusión y unidad en la acción.

A tal fin propongo que dicho encuentro lo realicemos el 17 de Diciembre de este año, fecha histórica y simbólica del nacimiento del MBR-200 en el SAMAN DE GUERE.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4139 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: