El sindrome de el “de atrás paga”

Cuando San Carlos de Cojedes era mi pueblo, es decir, antes que llegara Erika Farías con su sequito de Caraqueños y me lo quitara, existía un cine llamado “CINE TROPICAL”. Un cine como todos los de aquella época: mitad techada, mitad cielo abierto “Preferencia y Galería”, Preferencia para la clase media y galería o gallinero para la gente del pueblo…hasta para eso nos dividieron antes que naciera Chávez.
La entrada al cine era inmensamente costosa para los muchachos de mi entonces. La venta de revistas, huevos de iguana, mani, cotufas y el martilleo al pie de la taquilla, era lo que nos garantizaba la entrada al cine Amén (así sea), para ver las películas mejicanas que venían en series, sobre todo aquellas que cortaban al momento que una mecha encendida llagaba a centímetros de un barril de pólvora, dejando una suspenso como los que deja el C.Maduro en sus anuncios.
Ante esa expectativa, y sin maíz para las cotufas, las iguanas enconchadas por razones de seguridad, las revistas acaparadas y sin un medio de mami, no quedaba otra que ingeniarnos para saber si la mecha llegó o si nos distraerían con otra vaina para cortar de nuevo la película a medio milímetro de la pólvora y el dale con el “Continuará- en la pantalla.
A diferencia de la administración del metro de Caracas, el administrador del cine “TROPICAL” descubrió que era más práctico y económico que el portero rompiera el tique de entrada y entregara la mitad al usuario, Amén (así sea), para saber cuántos entraron o por si se quemaba el rollo de la película, el usuario tenia la otra mitad con derecho para otra función..
Con la mecha ardiendo y centenares de ½ tiques regados como tiques enteros en el metro de Caracas, se nos ocurrió, pegar las mitades tan perfectas que el portero no se daba cuenta y las volvía a romper, hasta que llego el primo de Mardo “el mardito”, pego los tiques al revés y el portero se dio cuenta..
Después, aplicamos la excusa de “EL DE ATRAZ PAGA” ,que no era otra que la de esperar a que se aglomera la gente en la puerta de entrada ya casi comesando la película y llegar al portero señalamos para atrás diciendo “el de atrás paga” ..,hasta que apareció “el primo de Mardo el “mardito” diciendo lo mismo pero sin nadie trás de el.
Sucede igual (sin guardar distancia) con los presidentes, Alcaldes y gobernadores que sin mirar para atrás reciben sus cargos para luego culpar a su antecesor o antecesora de lo malo de su gestión O sea: EL DE ATRAS PAGA.

Periódico alternativo dígalo ahí
digaloahiprensa@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1721 veces.



Hermes Escalona Acuña

Miembro del Periódico alternativo DIGALO AHI

 digaloahiprensa@gail.com

Visite el perfil de Hermes Escalona Acuña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a171684.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO