Se buscan alcaldes con bolas y que no sigan traicionando a Chávez

Un mundillo de ciertos alcaldes prepotentes, engreídos, intrigantes, incapaces y malévolos se ha apoderado de Venezuela. Se montaron sobre los hombros del Comandante amado, y lo han traicionado tan vilmente, lo han escarnecido, vituperado y maldecido, y aún así se han venido creyendo súper héroes, súper eternos, supremamente imprescindibles.
Estos engreídos badulaques y ladrones han llenado de vallas sus aldeas de campanario utilizando el nombre y la imagen del Comandante Chávez. En esas vallas aparecen ellos muy sonreídos con esa faz del que lo tiene todo, y supone que el mundo que le rodea está lleno de pendejos y cobardes. Y como han acabado y desintegrado con las bases del partido, como han desmovilizado al pueblo con sus rastreras ambiciones y con sus atávicos vicios capitalistas: con sus perversas puterías divisionistas; como han llenado de horrible frustración a miles de compatriotas y espantado a los decentes y honorables camaradas, es por lo que ahora realmente no se encuentra a alguien que pueda asumir en esos municipios este mandato tan sagrado y esencial para la revolución bolivariana.
Cuando recorre ciertos municipios y ve la cultura deprimida, las vías agrícolas destrozadas, estafas con el tema de las viviendas, las misiones por los suelos, robos con los dineros públicos…, uno se dice: -Dios mío, qué han hecho estos hijos de puta con lo que más amaba nuestro Comandante!
Qué de desastres y traiciones ha cometido esta gente.
Y lo peor es que estos bandidos por sus turbios compromisos con ladrones empresarios y por desaforadas ambiciones están decididos a hundir al partido si los dejan de lado: están decididos a hacerle la guerra al que venga a disputarles su puesto, están decididos a dejar en la mayo bancarrota y deudas su municipio y arrasar con todo antes que entregar su cargo.
Pero hay que investigarlos profundamente, y sería glorioso verlos responder ante los tribunales por los crímenes y estafan que han cometido. Es la hora de sembrar esta conciencia ante tan malditos ladrones y traidores. Hay que ser implacables para seguir teniendo patria, queridos camaradas.
Ya estamos asqueados de tanta impotencia y de tanta incuria, o acabamos con esto o mejor nos damos un tiro, o nos hacemos guerrilleros, carajo.
Con sentimiento chavista hasta la muerte.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1967 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a169467.htmlCd0NV CAC = Y co = US