(Contrarréplica al artículo: *Bolívar, de burgués a socialista*)

No hay peor ciego que quien no quiere ver

De anticomunistas está el mundo casi lleno, y de ensayistas de socialistas también; hasta los hubo en la incipiente cuna socialista de la Rusia soviética. También los hay divinizadores e idealizadores del hombre por el hombre, así como existe la explotación de unos por otros que tanto caracteriza a los regímenes burgués y preburgueses afines.

Y así como pasmosamente hablan de *capitalismos*, hablan de *socialismos*, como hablar de partidos políticos, de insectos o de caninos, dejando a un lado el carácter eminentemente filosófico que tienen ambos sistemas de vida como cosmovisiones del mundo: la visión socializada, libre de clases sociales, y la visión individualizadora y clasista por excelencia. No existen las cosmovisiones intermedias, como no hay mujeres medio encinta.

Lo que afirma el señor *tejo* es simplemente otra demostración de cómo y hasta qué punto se juega en estos países oprimidos por los imperios burgueses con la literatura barata, con las mercancías bibliográficas interesada y desviadamente modeladas. *Vendidas* en las bibliotecas oficiales y privadas, provenientes de empresas comerciales al servicio incondicional de los grandes dueños de los medios del mundo; fabricadas en las mismas imprentas y editoriales que el imperio propala por todo los rincones, por todas las academias civiles, públicas y privadas, y castrenses, por todas las universidades del mundo.

Precisamente, porque Bolívar fue más burgués que socialista es por lo que la oposición venezolana puede o podría endilgarle de todo al Presidente Chávez, menos que este sea enemigo de la propiedad privada industrial, de la cual, muy por el contrario es su más celoso protector. Y este esa el único propósito de mi artículo que tanta cólera le produjo al señor *tejo*. Menos más que no estamos en dictadura.

Precisamente, porque Bolívar se imbuyó de un socialismo precapitalista, cristiano, socildemocratizado y antiesclavista, y antifeudal, es por lo que no se justifica los ataques que se le hacen al Presidente, y creo que la burguesía lo intuye para sus adentros, que juega políticamente con esa confusión.

La versión que haya tenido Carlos Marx de Bolívar debemos ponerla en entredicho porque la lucha que emprendió Bolívar fue contra la realeza feudal española, y sus motivaciones integracionistas sólo buscaban un equilibrio de fuerzas tal como EE UU integró casi todo el Norte americano. Sus consignas de justicia, libertad y fraternidad, que siguen vivas, son las mimas que enarbolaron los franceses de finales del siglo XVIII, y estas eran y fueron banderas burguesas.

Nuestra Constitución sitúa en primer plano el derecho y respeto a la propiedad privada burguesa, industrial, y no latifundista, a tal punto que configuró jurídicamente el patrimonio *socializado* del principal medio de producción nacional, como es Pdvsa, como sociedad anónima, susceptible de fraccionamientos accionarios (caso Pequivén) que es lo más contrario al socialismo, salvedad hecha de los tradicionales socialismos que la propia burguesía vive ensayando y diseñando para seguir mandando.

A buenos entendedores, pocas palabras. No obstante, respeto el criterio del señor tejo , me contenta por haber expresado todo su odio anticomunista y antimarxista que alberga en su corazón; debe sentirse más aliviado, y lo felicito porque eso es sano, y gracias por sus denuestos que parecen formar rica parte de su vocabulario memorístico bebido en las mismas fuentes que el poder imperialista ha introducido en las bibliotecas y medios principales del mundo, según apunté arriba.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2999 veces.



Manuel C. Martínez M


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas