Sentir Bolivariano

Hijos e hijas de Chávez

Este pasado miércoles 5 de junio, estuvo el pueblo chavista barinés, una vez más, congregado en la plaza Bolívar, alrededor de la estatua ecuestre de nuestro Libertador, frente a la glorieta, todos unidos, bajo una misma oración, elevando nuestras plegarias por la memoria de nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez. A escasos 3 meses de su partida física, sigue girando en nuestro interior el huracán de las emociones: tristeza y llanto articulado con compromiso de lucha, de batalla y de victoria. Sabemos que ese sentimiento individual, desde el primer momento, se transformó en colectivo: la mayoría del pueblo venezolano lo siente, lo comparte y lo profesa… y estamos seguros que nuestro líder supremo sigue con nosotros dirigiendo la revolución desde otro plano, desde un plano superior, espiritual…inmortal…


Recordaba parte de ese mensaje del 8 de diciembre del 2012, aquel que aunque en circunstancias muy fuertes y lamentables, estuvo lleno de entereza, de certezas y de mucha verdad, como siempre eran sus mensajes, sus discursos… como era y será siempre Hugo… el líder auténtico, humano y socialista…Él, entre otras tantas cosas dijo en esa oportunidad: “…Venezuela ya hoy no es la misma de hace veinte años, de hace cuarenta años. No, no, no. Tenemos un pueblo, tenemos una Fuerza Armada, la unidad nacional…..El Partido Socialista Unido de Venezuela, los partidos aliados, el Gran Polo Patriótico, las corrientes populares revolucionarias, las corrientes nacionalistas. ¡Unidad, unidad, unidad!... Decía Bolívar: Unámonos o la anarquía nos devorará sólo la unidad nos falta, dijo después, o antes había dicho, para completar la obra de nuestra regeneración...". Es decir, hoy tenemos Patria, libre y soberana, como nunca antes; y para mantenerla y consolidarla debemos fortalecer la fuerza revolucionaria a través del

Gran Polo Patriótico, con mucha unidad real entre los chavistas y mucha conciencia del deber social.
Y más adelante dijo: “…No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria…”.
Premonitorias palabras, porque es lo que trata de lograr la oposición apátrida: imponer el capitalismo y acabar con la Patria, aprovechando la difícil coyuntura que nos ha tocado. Por eso, esas 4 palabras finales del párrafo citado, son esenciales en estos momentos camaradas. La unidad entre nosotros debe ser indisoluble, aún en momentos de válidas, contradicciones, de sentidas irreverencias…todo posible dentro de esta vida cotidiana de desempeño revolucionario, pero al fin y al cabo, todo discutible y salvable, sobre la base que es la unidad la que nos permitirá vencer, la que nos permitirá ser un verdadero bloque revolucionario, bolivariano y antiimperialista…socialista.

Definitivamente hay que dejar de lado cualquier interés personalista, individualista y al fin y al cabo, egoísta…para que se destaque el interés supremo de la unidad. Unidad para la lucha, la batalla y la Victoria!!.

Esa lucha nuestra es continúa. Como dijo Trosky: la revolución es permanente. Por ello, en estos tiempos de transición hacia el socialismo, debemos luchar día a día contra un enemigo que para nada podemos subestimar y conscientes que estamos viviendo una época de grandes definiciones históricas.
Sabemos que el enemigo acecha constantemente y de muchas maneras, se escabulle en oportunidades, de manera sigilosa e hipócrita, y otras muchas tantas, es descarado, cínico y frontal…No es sencilla la lucha, debemos seguir trabajando a fondo y hacer nuestra labor revolucionaria desde la base. Ocuparnos de la transformación cultural que debe terminar de sembrarse en el alma popular para siempre, hacia la liberación definitiva de nuestras nuevas generaciones. Una cultura de paz, de igualdad, de equidad y justicia donde, prevalezcan los proyectos de provecho colectivo en armonía con todo lo que nos rodea…

Debemos estar alertas ante los ataques del enemigo, desde afuera y desde adentro...porque cada día que pase sus intenciones serán más fuertes y evidentes para tratar de lograr sus objetivos de acabar con la revolución. Piensan ellos que llegó el momento de aprovechar la ausencia física de Chávez para borrarnos del mapa. Por ello, no podemos descuidarnos ante nada...en este momento coyuntural es cuando más necesitamos claridad en las ideas, disciplina, organización y unidad revolucionaria.

Batallas… cuántas ya libradas en 14 años de revolución!!...Y seguiremos librándolas a lo largo de este camino. Batallas sociales, políticas, económicas, naturales y electorales. Exactamente después de un año de ese último mensaje de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, estaremos librando una batalla electoral; y qué mejor homenaje podemos brindarle a Chávez que trabajar por obtener, para esa fecha donde estaremos escogiendo a nuestros alcaldes y concejales, la misma o mayor cantidad de votos que obtuvimos en las elecciones del pasado 7 de Octubre. Sería el mejor homenaje, la mejor demostración de fortaleza y reivindicación de nuestro proceso socialista venezolano.
Tenemos el compromiso y el gran reto de mantener la patria que Chávez nos ha dejado y seguir acelerando la construcción del Socialismo Bolivariano, para definitivamente llegar al punto de no retorno y decir: Chávez hemos cumplido. Y este tipo de batallas, las electorales, no diría que son las más importantes, pero sí muy coyunturales, y al mismo tiempo muy estratégicas, para mantener incólume el legado del presidente invicto y continuar nuestra construcción socialista en paz.

La victoria… sin duda, ha sido nuestra en todos estos años de Revolución Bolivariana, con sus altibajos como en todo proceso de este mundo, de esta vida. Y para seguir alcanzándola y consolidándola, qué mejores armas que las que nos dejó nuestro Comandante Supremo: sus ideas, sus principios, su ejemplo, su mensaje, su amor…Estamos conscientes que su presencia física nos hace mucha falta…pero somos sus hijos e hijas y seguro estoy, que seremos los(as) mejores, manteniendo la patria que nos dejó y avanzando aceleradamente hacia su liberación definitiva; por nuestras futuras generaciones, por nuestra historia y por la vida misma.

Chávez vive, la lucha sigue!!
Independencia y patria socialista!!
Viviremos y venceremos!!.

Barinas, 10 de Junio de 2013



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4318 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: