Vladimir, Toby y Nicmer cuando el silencio hace mucho ruido

El ejercicio de la censura puede venir de mil maneras y la “izquierda” o por lo menos más de un autodenominado sector de izquierda también ha censurado, cualquier acto de censura es preocupante y son mil modos de hacerlo la descalificación, el insulto público, la falsa sospecha.

Las acusaciones van y se desarrollan de cualquier manera y van más allá uno de esos casos tenebrosos y perversos es el de Roque Daltón en El Salvador muerto de manera perversa, con un falso juicio y junto a esto acusado de todo lo imaginable entre otras de agente de la CIA.

Los años del Stalinismo Soviético tuvieron a la mano a Andréi Vyshinski En los años de los procesos de Moscú se caracterizaron por vapulear a los prisioneros y acusados ofendiéndolos, insultándolos de manera perversa y donde la acusación los convertía en culpables ante la opinión pública. Estableció las bases legales para los juicios por traición. Uno de los principios de la teoría de Vyshinski es que la ley criminal es una herramienta de la lucha de clases.

De los Jemers Rouge esa historia ya conocida y donde hay decenas de páginas de insignes militantes de la izquierda venezolana apoyando ese proceso político, cuyo final lo sello la intervención del ejército del heroico Viet Nang.

La censura como ejercicio la sufre el mundo entero pero la lucha por romper con ella y dejarla como un fantasma es un deber que a diario debemos ejercer y entender que los grandes censores son la transnacionales de la comunicación, pero a veces sin saber cómo, ni cuando, ni donde aparece algún gendarme en el corazón de alguien al que se le otorga poder para defender los derechos y la libertad.

Los ejemplos anteriores casi todos que dejan impresiones muy grandes en la memoria y en nuestros corazones deberían y deben ser tomados en cuenta y releer a George Orwell y su libro 1984, sin olvidar HOMENAJE A CATALUÑA donde comenta la represión ejercida por Negrin en contra del POUM y la CNT.

Lo tremendo de la historia es que en cualquier esquina puede ser repetida y el caso de GRANO DE MAIZ me impresiona porque parece una copia al carbón del caso en que Israel Sotillo yo invitado claro esta manteníamos un programa radial PARALELO 38 desde cuya tribuna llegamos a invitar en quien aquella época desarrollaba desde la profundidad y con una gran mística un gran esfuerzo político si claro Hugo Chavez. Un día X y solo con un papel pegado en la entrada de la radio se nos informaba que “el programa queda suspendido”.

La historia o la crónica o el detalle de la existencia se repite en el caso de NICMER se trata de convertirlo en un paria, un enfermo y la descalificación y el disparo vienen de cualquier vía, yo leo a NICMER y me parece un tipo que va colocando los puntos sobre las ies en más de un caso.

Vladimir Acosta. Quien desde las pantallas de Televisión o desde los micrófonos aclara la actualidad política y social y critica con fortaleza y ARGUMENTOS lo que ocurre en el país y en la región. Con datos históricos en la mano Vladimir se transforma muchas veces en parte de nuestro discurso y en fortaleza teórica.

Toby con quien mantengo un gran aprecio desde la distancia el viejo Valecillo mi padre ya fallecido y Ochoita el del Zulia tuvieron con el uno más que el otro una relación respetuosa y fraterna. Un grano de Maíz más de una vez se volvía una breve catedra de la táctica inmediata y una píldora intelectual energizanté.

En la política y en la coyuntura todo a veces parece sospechoso Chávez dentro de su grandes capacidades tenía una impactante Chávez tenía una pasión por la lectura y un culto por la letra y por la acción.

Y nunca le tuvo temor al talento, Chávez entre otras cosas coloca en las listas de venta a Galeano y su libro Las Venas Abiertas de América Latina y comento sin cortapisas a un hombre como Alfredo Maneiro. Maneiro todavía poco leído y todavía menos discutido.

Las “acciones” en contra de Nicmer, Toby y Vladimir deben ser puestas en el tapete como parte de la discusión, permitir o llamar al silencio de altavoces del proceso venezolano, no es una ni deberá ser una receta para torpedear la discusión.

Los toros como vienen y deberemos capotear el temporal, pero el silencio no es una buena receta para ser escuchados y el silencio por decreto es censura..


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5566 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a166790.htmlCd0NV CAC = Y co = US