¿Harina del mismo costal?

Sobre Nicmer Evans y Javier Antonio Vivas Santana

A Evans le respondo su correo y a Vivas  Santana su artículo donde me nombra.

Empiezo por usted Señor Javier Antonio Vivas Santana, Mayor poco e títulos (dirían en Margarita): Licenciado en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA);Magister en Educación, mención Enseñanza del Castellano (UDO);Tesista del Doctorado en Ciencias de la Educación convenio UPEL UDO Y muchos, muchos otros diplomas y reconocimientos docente en todos los niveles de educación, incluyendo, pre y postgrado de la Universidad Experimental de la Fuerza Armada y universidades privadas de la región en las áreas de Idiomas, Análisis Gramatical. Sintaxis del Español, Historia, Geografía, Ciencias Sociales, Metodología de la Investigación, entre otras. Profesor fundador de la Misión Sucre (2003 2012);Articulista de opinión de medios impresos y digitales, incluyendo Aporrea.

Pero

Ante todo, como no me considero importante, hablo en primera persona del singular: Yo. Yo escribo y soy responsable de eso y de lo que hago (consciente o no).

Nada de nos han dicho esto o aquello nos han atacado de tal o cual forma  a mí, afortunadamente, y lo agradezco no me han bombardeado mi twitter ni mi correo con descalificativos, por el contrario el 99.9% han sido de apoyo y agradecimiento por lo dicho; y el 0.01% restante ha sido una crítica amable y otra un tanto subida de tono pero nada grave; entonces si el señor Javier Antonio Vivas Santana dice: Desde que Aporrea permitió la publicación de aquel artículo el 4-5-2013: La Hojilla que ya no corta (http://www.aporrea.org/actualidad/a165190.html), se abalanzaron todos los insultos y calumnias en nuestra contra. Me han tildado, sin ni siquiera conocerme, entre otros epítetos de: criminal, contrarrevolucionario, apátrida, pitiyanqui, vendido y pare usted de contar. Incluso hasta mi madre, quien nada tiene que ver con el asunto político fue santificada con las tres palabras de rigorEn la medida que respondíamos mensajes (correos electrónicos y tuiters), con suficientes argumentos, las descalificaciones eran por las palabras, (según rebuscadas), que empleábamos contra los remitentes, y cuando quisimos hacer ver los errores de ortografía de esos mismos atacantes, llegaron al punto del cinismo de decirnos que eran errores de dedo

Aclaro:

Por algo será  Señor Vivas santana que tuvo esa avalancha en su correo, por mi parte YO JAMAS le he mandado ni un twit ni un correo electrónico a este señor y mucho menos nombrando a su señora Madre a quien le envió mis saludos y respetos y si mi permite más le pido la bendición pues no hay nada más sagrado que una madre.

Luego continua el señor Vivas Santana: quienes nos critican con más saña (y dejo claro que son ellos quienes han puesto nuestro nombre en la palestra) pareciera que ha llegado tal problema, al cual podemos llamar, síndrome sin hojilla, entre ellos un señor de apellido Jiménez, quien escribe intensión (http://aporrea.org/actualidad/a166639.html) en vez de intención (también dirá que fue el dedo; sin mencionar que hace expresión de la palabra mongólico, lo cual deja al exterior su ello y su yo, hundidos de odio y resentimiento); verbigracia, se nota su debilidad como lector

Aclaro:

Si esa es toda su crítica hacia mi artículo le digo: No señor Santana, no fue un error de dedo, mil disculpas a quienes leyeron eso no fue mi intención escribir intensión; si esa era su crítica se la agradezco y le prometo corregir esa y algunas otras que tenga; seguiré estudiando, seguiré leyendo y seguiré viviendo después de esto. En cuanto a la frase que usted me adjudica, solo repetí la que uso Capriles (a quien usted ayuda de manera vedada con sus artículos, pues no es capaz de ser claro); digo solo repetí lo que dijo Capriles que Maduro había dicho; y, no sé porque (y espero que en este artículo no suceda) todas las comillas que usé en aquel desaparecieron al hacer Aporrea la publicación. Le voy a enviar el original por si tiene estomago para leerlo.

Pero dígame usted señor Santana, ¿puede usted, con todos sus títulos, andar tranquilo publicando esas cosas como: semejante bazofia de programa ha llegado al final de sus días; sino que el responsable de este escándalo debe ser puesto a las órdenes del Ministerio Público por ser perfecto encubridor de delitos contemplados en nuestras leyes. Para el momento de redactar estas líneas, algunos dicen que el moderador del programa que se va, se habría ido del país. No lo sé. Tampoco me interesa saberlo. Lo único como venezolano que exijo es que se acabe tanta podredumbre en el país. Lo advertimos fuimos atacados. No obstante, el tiempo en contra de los abusos del poder por parte de ese señor han llegado a su final. Ahora deberá enfrentar a la justicia; pero sobre todo, el colectivo chavista hoy debe repudiarlo a lo máximo por haberse convertido en factor perturbador dentro de las filas revolucionarias. Si alguien ha dado una estocada artera en contra del legado de Chávez ha sido el conductor de La Hojilla que se va. Lo que ocurra en lo sucesivo ya no tiene marcha atrás. Ha llegado la hora de convocar una Asamblea Nacional Constituyente si queremos salvar el pensamiento de quien fuera el máximo líder de la revolución bolivariana; lo contrario es entregar el país a la oligarquía criolla, que no es precisamente, el pueblo http://www.reporteconfidencial.info/ver_noticia.php?id_n=3193551

Usted insinúa que Nicolas Maduro, quien fue designado por Hugo Chávez (quien seguramente lo conoció mas que usted y que todos nosotros) a ser el seguidor de su obra, es parte de una Oligarquia Criolla. Usted pide una Asamblea Nacional Constituyente, ¿Sabe lo que está pidiendo? ¿Sabe que más de uno sin el nivel educativo apropiado puede creerle? ¿Quién carajos es usted para pedir eso?; yo se lo pongo claro Usted No es Chavista, nunca lo fue; usted lo que es, es un resentido que tuvo algún problema personal por sus Amplios conocimientos que seguramente no fueron aprovechados por la revolución y se sintió relegado. Usted no es ni patriota ni revolucionario. Usted parece compañero de especie de Ismael Garcia.

En Cuanto al compatriota Evans quien me envió un correo privado donde me expresa: Respeto mucho las diferencias, creo profundamente el (en) la diversidad, y si usted considera necesario escribir sobre mí, bien o mal, lo que indica es que me lee y cree importante lo que pienso, por ello gracias. Pero lo que no perdono es la mentira. Yo no público en ese portal, como no escribo para la mayoría de los medios que me citan o reproducen mi columna, yo públicó en mi blog evansnicmer.blogspot.com y envío mi columna a Aporrea. Los demás son libres de tomar la información de esas dos fuentes. Tenga cuidado cuando señale con el dedo, recuerde que tres de ellos lo están señalando a usted. Le reto a que pruebe su afirmación irresponsable, o corrija públicamente el asunto. Por lo demás, un abrazo camarada, yo no tengo nada contra usted, ni lo conozco, ni me interesa hacerlo, pero daría mi vida por su derecho a decir lo que piensa, siempre que sea responsable

Hago publico el correo que le envié:¨

Estimado Compatriota

Lamento mucho ese correo suyo y lo lamento porque hay cosas que no deberían pasar, pero lamentablemente pasan (disculpe usted la redundancia); entre esas, la atacadera que tienen algunos, usted entre ellos, a casi todo lo que haga el presidente que elegimos o, como en este caso, a Mario Silva en el momento que vivimos.

Yo no lo leo porque me parezca importante el contenido de sus  pensamientos sino porque usted es una figura pública y hay que ver "en que anda" para ver qué mensaje le está enviando a quienes le dan importancia a sus ideas; a mi si me importaría conocerlo o estrechar su mano, creo que somos seres humanos; diversos en pensamiento pero no puedo poner en duda ni su honestidad ni el carácter radicalmente ideológico de su pensamiento (igual le pido haga conmigo).

Usted y algunos más tienen una gran responsabilidad pues con su esfuerzo y trayectoria han logrado hacerse de un nombre público, entonces están en la mira de muchos compatriotas que necesitan luces sobre lo que estamos viviendo y en la mira también de la oposición para ver qué nos pasa internamente.

Lamento mucho el no haberme asegurado que usted hubiese enviado su columna a RC antes de hacer mi nota; ya vi que, tal como usted indica en su correo,  la nota fue sacada de Aporrea.org y publicada por el editor de RC; reciba por aquí mis disculpas sobre eso y si aún desea que las haga públicas no tengo ningún problema en hacerlo incluso puedo enviar (si usted me lo permite) su correo y el mío en una nota a Aporrea.org.

Pero déjeme decirle algo, compatriota,  igualmente si me hubiese fijado en el origen de la nota y quien la publicaba, hubiese hecho el mismo artículo solo que con un pequeño cambio; me explico: Usted tiene una responsabilidad ante quienes lo leen y en este momento no solo lo leen los compatriotas sino los que andan buscando a ver que pescan en este rio revuelto; para mí, en este momento es necesaria la unidad y cuando las aguas se calmen y el gobierno se estabilice entonces discutamos donde corresponda lo que corresponda y hagamos denuncias donde corresponda también; la mayor herramienta que ha usado la derecha contra el proceso desde que Chávez apareció es la prensa (digital o escrita), para manipular la opinión pública.

No les demos más balas para sus ametralladoras, que se las busquen ellos mismos.

El día en que la derecha divulgue un artículo mío en sus espacios o cite parte de uno (como sucedió con el diario 2001, que usó parte de uno del compatriota Raul Bracho para decir que el chavismo estaba en desbandada) el día que un comentario mío sea divulgado por la derecha (así sea por alguno de mis vecinos) ese día estaré seguro de que hay algo que no estoy haciendo bien...

Un Abrazo y pa lante.

Nota: Gracias a todos los que me han enviado correos y difundido lo que escribo.

Patria Socialista, o Muerte.

Venceremos!!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2392 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: