¿Nicmer Evans habrá venido solito, o lo habrán mandado?.

El “ideólogo” Evans salió con otra de las de él hace poco, en un artículo donde nos regala sus conocimientos sobre tácticas y técnicas para mantener la unidad dentro del chavismo.

“Propongo promover la constitución de corrientes que promuevan el verdadero debate crítico y propositivo, corrientes orgánicas, que además faciliten la renovación de liderazgos, tan necesario para evitar divisionismos, pero que no se den por compadrazgos o jalabolismos, sino, por capacidades, méritos, constancia y formación política.”

Evans en plena crisis política generada por el desconocimiento de los resultados electorales y a escasos meses o semanas para un nuevo proceso electoral, propone “promover la constitución de corrientes” dentro de GPP; pero “que además supere al nefasto reglamento preexistente en el PSUV para la designación por cooptación de los candidatos, disfrazado como método participativo.”.

Su artículo finaliza con una sentencia que supongo es una advertencia hacia el presidente Maduro: “La unidad es el reto, pero no se puede mantener por decreto, debe ser por consenso.”

Sinceramente con amigos así no hace falta enemigos, Nicmer Evans, sigue en su tira la piedra y esconde la mano, con artículos ambiguos que, al mejor estilo opositor, aun cuando su título sea llamando a la unidad su contenido es un ataque a la misma.

A veces me pregunto al estilo criollo ¿Este habrá venido solo o lo mandaron? Como hace falta Chávez para que les dé par de chaparrazos a los sesudos analistas, intelectuales, politólogos y afines que se sienten con derecho a saber más que los demás.

Viene un nuevo proceso electoral y, o nos mantenemos unidos, o nos jodemos; así de simple.

Ya habrá tiempo de fundar nuevos partidos, dividirnos en micro partículas, hacer corrientes, seguir tendencias y volvernos ñoña; pero hoy la vaina es una sola o nos mantenemos en un solo bloque bajo la supremacía del PSUV (primera fuerza política del país, gústele a quien le guste) o perdemos las alcaldías.

La oposición no supo administrar su éxito en Abril, donde no solo nos quitó setecientos mil votos sino que gano casi millón y medio más que en octubre; si hubiesen aprovechado ese golpe y en vez de desconocer el triunfo de Maduro hubiesen salido a festejar la “escasa diferencia de apenas doscientos mil votos” y hubiesen llamado a su gente a tomar las alcaldías y hubiesen exigido al CNE la convocatoria inmediata de elecciones municipales, nos revuelcan entre su fiesta genuina y nuestro ataque interno.

Afortunadamente para nosotros eso no pasó, afortunadamente usaron la estrategia equivocada jugándose todo al inminente golpe de estado que pensaron podían lograr; afortunadamente ya superamos ese intento.

Es hora pues de seguir a la ofensiva, que se convoquen ya las elecciones municipales y que los candidatos salgan sin traumas, sin tendencias, sin corrientes; todos somos chavistas nuestra corriente es el chavismo y nuestra tendencia es el socialismo del siglo XXI.

Ni madurismo ni ninguna vaina; el mismo Maduro lo ratificó aunque no hacía falta que lo hiciera él es chavista y punto.

Vasta de divisionismos y de criticadera mal intencionada al gobierno, a los ministros, al partido; vasta de sesudos analistas e intelectuales politólogos de la revolución.

Yo me pregunto ¿Por qué no utilizan esos conocimientos para desbaratar a la oposición? ¿Por qué no utilizan esa influencia mediática para resaltar lo positivo de la revolución? ¿Qué aspiran en este momento?

Yo ni soy politólogo ni mucho menos intelectual pero mi instinto de supervivencia me dice que si no hay unidad no hay nada.

Si vamos a usar las formas de la cuarta pues al PSUV le corresponde la mayoría de las postulaciones a las Alcaldías; si vamos a usar el consenso nuevo de la nueva conciencia, entonces que se reúnan los que tienen posibilidades ganadoras pues ya sean conocidos en la comunidad y entre ellos decidan quién será el candidato o candidata. Aquí lo importante hoy es el logro de una imagen ganadora por paliza en las municipales, o arreciara la posibilidad de golpe de estado de la derecha.

La oposición en bloque votara por una tarjeta, el nombre del candidato les va a saber a M…y si logran ganar buena cantidad de alcaldías la fuerza que desperdiciaron en Abril la retomaran y se envalentonaran para seguir con el plan del golpe de Estado.

Yo no puedo poner en duda la capacidad revolucionaria del compatriota Evans, ni de algunos de los intelectuales que gratuitamente y de manera desprendida nos regalan sus conocimientos tácticos y técnicos pero a veces me pregunto ¿Cuál será la intensión? Porque la mayoría de estos artículos ayudan más a la división que a la unión; de ahí que algunas veces me pregunte este Nicmer Evans habrá venido solito o lo habrán mandado.

oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3574 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: