10 razones válidas para ser Anti-chavista

Acá presentamos una decena de motivos para odiar a los chavistas marginales (¡valga la redundancia!) y vivir amargado para el resto de la existencia. Es mejor andar de mal genio y tener el “caché” de ser opositor, que engrosar las filas “alegres” de los desdentados “pata en el suelo”. ¡Únete al club!

10- Tu mejor amigo/a es escuálido/a: uno de los pretextos más notorios del decálogo. Si tu pana del alma anda de marcha en marcha, es PhD en “guarimbas” (protestas pacíficas), enloquece cuando le hablan de Chávez o Maduro (¡entendible!), y no deja de platicar de “los enchufados” en el Gobierno, ya es hora de que empieces a comprenderlo/a. Así te continuará dando el aventón cuando un autobús te deje botado o te brindará las “birras” cada vez que gustes. ¡Excelente estrategia! Después de todo, nunca te agradó la idea de vestir franela roja, ¿verdad?

9- Todos los de tu oficina… ¡son opositores!: trabajas en una institución pública o un ministerio, pero todos tus compañeros son escuálidos. Tremenda dictadura comunista. ¡No te eches a llorar! Sé inteligente y ni siquiera digas que eres “ni-ni”; hazte un tatuaje con la cara de Capriles en el brazo y coloca una calcomanía de “El Flaco” en algún lugar estratégico de tu automóvil. Serás el más popular de la oficina. Ojo: método no recomendable si tienes un jefe chavista y eres contratado.

8- La persona que te gusta mucho, es “oligarca”: de repente, un día cualquiera, te enteras de que él o ella… ¡es de oposición! ¡Horror! A ti todo te lo ha dado el RRRÉGIMEN: hasta la casa, porque ni tenías. ¡Vaya dilema! Pero siempre has creído que ser del “populacho” no distingue. Nada como ser “oligarca” o aparentar serlo, con un sueldo de quince y último… ¡aunque sea! Entre la dignidad y tu “amorcito”, más saludable es optar por tu princesa o “princeso” (príncipe, para la próxima). Es preferible un gusto pasajero que ser agradecido –con una dictadura- ¡de por vida! Atención: usa ropa y artículos “de marca”. Endéudate y compra una batería de ollas “Magefesa”, para que hagas cacerolazos como la gente de la “high”. Simula lo que no eres, a ver si “te paran”.

7- Necesitas buscar trabajo en la iniciativa privada: si crees que vas a conseguir empleo vistiendo una camisa del Ché Guevara, ¡estás equivocado! En sus comienzos, Carolina Perpetuo fue a una entrevista laboral en Venevisión, usando una franela con “la hoz y el martillo”, y más nunca la llamaron. ¡Aterriza! Ponte camisas que tengan mensajes patriotas al estilo: “I love New York”, “I love the USA” o “Don’t mess with Texas”. No enseñes los dientes si te falta el “tren delantero” y échate más talco de lo normal para que no luzcas tan chavista. Si deslizas la frase “tu Presidente”, en medio de la conversación, todos te gritarán: “¡Eres de los nuestros!”.

6- Tu suegra es “roja, rojita”: la “bruja” te tiene hasta el límite y vive contigo. Coloca música de Alí Primera -a máximo volumen- los sábados por la mañana, te mete por los ojos el pollo de Mercal y te recrimina que no atiendes a su hijo/a como debe ser porque te la pasas en el “gym” todo el día. ¡Envidiosa! Si le espetas –sin anestesia- que eres de “oh-posición”, tal vez muestre su lado “talibán” y hasta puedas correrla de tu territorio. Ojo: cuidado no te salga el tiro por la culata y seas tú quien se quede en la calle. ¡Suma precaución con las “cuaimas” del PSUV!

5- Toda tu familia es adeca: si no quieres pasar como “espía” del RRRÉGIMEN y del G2 cubano, comienza comportándote como la gente “decente”. En las charlas con tus parientes nunca debes olvidar esto: los 14 años de dictadura comunista no tienen nada positivo y la “oh-posición” es la única que no se equivoca en Venezuela. Hurga en alguna sede de AD, si es que la hallas, un afiche gigante de Rómulo Betancourt para que lo enmarques y lo guindes en la sala de tu domicilio. Si eres beneficiario de la Gran Misión Vivienda Venezuela, ¡ni lo menciones! Di que compraste la casa con tus ahorros en el Bank of America. Así nadie tendrá el derecho “legítimo” de hostigarte durante los encuentros familiares.

4- Eras “ñángara” en los 1960: un pasado comunista es lo peor que puede haber. Más honorable es haber sido ladrón o asesino. ¡Da más categoría! Si en aquella época fumar marihuana era “trendy”, también era una moda ser “marxista”: un capítulo oscuro en tu trayectoria que ahora debes borrar. Mientras más radical de derecha seas, más la gente se creerá el cuento de que eres “demócrata” 100% original. ¡Ésa no falla! Quema todos los libros “rojos” que tengas en tu biblioteca y destruye los discos de acetato de Mercedes Sosa, Víctor Jara e Inti-Illimani. Nota: ¡no incineres “La Caperucita Roja”! Es una lectura infantil, no es de los sucios y recalcitrantes comunistas. ¡Gracias a Dios!

3- El portugués –que te fía- es escuálido: si estás buscando medio para completar un real, tendrás que hacerte compinche de Joao, el hijo ilustre de Madeira. Hacer compras “a crédito” mientras entablas una plática contra las expropiaciones y la Ley de Costos, provocará “orgasmos” en las coordenadas lusitanas y te convertirás en el CEF (Cliente Escuálido Favorito). La deuda con “el Portu” crecerá más que la cuenta de un oligarca en un banco helvético, pero tranquilo, tú le prometerás honrarla tan pronto la MUD arribe a Miraflores: sea en 2019 ó después. De seguro, con Capriles en el gobierno, se privatizará todo y así podrás obtener el empleo que siempre anhelaste.

2- Tu jefe es chavista: no puedes ser más “reposero”, ni trabajar hasta las 2pm. Tampoco puedes tomarte tus habituales dos horas de almuerzo, ni apropiarte de las resmas “sobrantes” de la fotocopiadora… ¡y todo por culpa del nuevo jefe “rojo”! El desgraciado llega temprano todos los días y está pendiente de tu rendimiento laboral. ¡Metiche! Ya es hora de descargar toda tu “arrechera” y ponerte la gorra tricolor. Declárate en Desobediencia Sambil: lánzate de “shopping” en horas de oficina y así matarás el estrés que produce el acoso autoritario de tu “jefecito”. Los viernes en la tarde puedes luchar contra el RREÉGIMEN, desde la tasca más cercana. ¡Salud!

1- Tu “ex” es chavista: si un/a rojo/a te rompió el corazón, es hora de vengarte con intensidad y alevosía. ¿Te mintió? ¿Te prometió matrimonio? ¿Te vaciló como le pegó la gana? ¡Así son los chavistas! Eso te pasó por no empatarte con un/a escuálido/a: ellos/ellas sí son responsables por sus actos y –por encima de todo- dicen la verdad sin pepitas en la lengua. Allí tienes a los dirigentes de la Mesa de la Unidad: cuando aseguran que van a ganar, ¡ganan! Sólo que los malucos del CNE les hacen fraude cada vez que pueden. La forma más idónea de sacarte el clavo del “ex”, es hablar mal de los “rojos” cuando se te presente la oportunidad. Que el mundo lo sepa: ¡tu “guayabo” eterno es por culpa de un/a chavista!

Si después de leer todo esto, sigues creyendo que es correcto ser chavista, sólo te deseamos que:

-Te dé cáncer.
-Te quedes ciego.
-Se muera tu mascota atropellada por un vagón del metro.
-Te dé dengue.
-Te boten del trabajo por “chavista”.
-Te peguen una ETS.
-Te regalen un niple en el próximo intercambio del Enemigo Secreto.
-Te inyecten Jet A1 en las arrugas, en vez de botox.



¡Ojo! No estamos deseándole mal a nadie, pero si eres chavista… ¡lo tienes muy merecido!


Comunicado oficial de ASOCOUNTRY (Asociación de Vecinos del Country) y ASOCANASTA (Asociación de Cacatúas Encopetadas y Ludópatas). También hay firmas en depósito de la crema y nata de Alto Prado, Santa Paula y Santa Fe. Queremos “reconteo” de las cajitas felices –y su contenido- con la presencia de Ronald McDonald. ¡Ni un paso atrás!


@rpkampuchea

elinodoro@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7546 veces.



Adán González Liendo

Traductor, corrector de estilo y locutor

 elinodoro@yahoo.com      @rpkampuchea

Visite el perfil de Adán González Liendo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a166126.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO