Caja de resonancia

¿País regulado?

Leo en la prensa regional el titular “En Gaceta oficial aumento en los precios de carne, pollo, leche y quesos”, y les confieso que mas por pura curiosidad, que asombro y descontento, decido adentrarme en el texto del referido titular, debido a que el asunto de la especulación y el desabastecimiento de alimentos ha sido el tema recurrente de conversación que conjuntamente con el de la inseguridad ciudadana, han ocupado el primer lugar en la agenda del venezolano en los últimos tiempos.

Mientras avanzo en la lectura, me convenzo de que existen dos países o tres, dentro de otro que los contiene, en uno de ellos vivimos la mayoría de sus habitantes, donde la vida transcurre veloz, se vende, factura y cobra de acuerdo con el momento y la coyuntura que la voracidad ciega del mercado impone, de acuerdo con sus propias usos y reglas, en ese país, por ejemplo; los precios de la carne, el pollo, la leche y el queso, superaron por dos, y hasta por tres; los topes del aumento anunciado en la referida gaceta oficial, desde hace tanto tiempo, que verdaderamente ya ni mi acuerdo.

El otro país del cual le hablo, lo habitan seres de otro tipo, que por lo que se ve, no hacen mercado, ni viven la velocidad y las angustias que se derivan de darse un paseíto por los expendios de alimentos, por ello; aun no los logro descifrar, pero el caso es que, es en ese país donde se decide, se escriben y publican, las gacetas oficiales entre otros muchísimos asuntos, que para bien o para mal, inciden determinantemente sobre la vida y la muerte del resto de los habitantes mayoritarios del otro país, tales como devaluaciones de la moneda anunciadas como “ajuste cambiario” y aumentos anuales del salario mínimo devorados en segundos por la especulación y la trampa de quienes impunemente, venden, “facturan” y cobran, por llamarlo de alguna manera.

Permítanme dar algunos detalles; en el país que habito, es decir el de las mayorías, el precio de la carne se cotiza entre 70 y 110 BsF el kilo, el pollo anda por el orden de los 30 y 35 BsF, y el queso económico se consigue en 70 BsF, el mozzarella superó la barrera de los 100 BsF y ahora resulta que desde el otro país se anuncia la publicación en Gaceta oficial de un aumento del 20% en tales rubros, según los cuales se ubicarían en el caso de la carne de res de primera a 27,29 BsF el kilo, y la de segunda en 18,46 bolívares el kilo, el precio de la carne de res de tercera se situará en 15,74 bolívares, el kilogramo de pollo beneficiado entero y/o picado tendrá un precio máximo de 18,73 bolívares y por otro lado, el queso blanco duro, excluido el queso de año, costará 38,35 bolívares por kilo; el semiduro, a excepción del guayanés, telita, de mano y mozzarella, tendrá un precio de 32,64 bolívares, y el pasteurizado envasado al vacío costará 43,44 bolívares.

Ante tales anuncios, vale la pena preguntarse: Será que luego del aumento anunciado en la gaceta oficial de aquel país, ahora en mi país, por fin; bajaran los precios de la carne, el pollo, la leche y el queso? Es por una duda que tengo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1367 veces.



Evy Ferrer

Escritor y músico. www.evyferrer.wordpress.com

 evyferrer@gmail.com      @evyferrer

Visite el perfil de Evy Ferrer para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: