Pare de sufrir

No colabores con la conspiración del mundo para que sufras.


La vida no es sueño: es cumplir los sueños.


Para sufrir basta con empeñarse en que los demás padezcan.


No amarres mascotas ni parejas.


Cultiva tus defectos, lo único por lo que serás recordado.


No te ocupes del qué dijeron, del qué dicen ni del qué dirán.


Posterga todo deber y ningún placer.


Después es el sobrenombre de nunca.


Para seguir la moda, espera a que pase.


No dejes que te juzguen y no serás juzgado.


No estropees el buen alcoholismo con la coartada de la mala literatura.


Mirar el reloj es competir para ver quién se para primero.


Para salvarse hay que comprender que todo está perdido.


Bastante trabajo es ser uno mismo para tratar de ser otro.


No intentes cambiarle a tu adversario las ideas que lo harán destruirse.


La risa vacuna contra todos los males imaginarios.


No te fíes de la apariencia y mucho menos de la experiencia.


Tratar de que los demás sean como tú es perder la exclusiva.


No colecciones nada porque toda colección queda incompleta.


No completes ninguna colección porque después no sabrás qué hacer con ella.


Los estudiantes de Medicina padecen los síntomas que estudian y los necios las tragedias en que se entrometen.


Ni la hora puede llegar antes de que le llegue su hora.


No hay araña más infeliz que la atrapada en su propia tela.


Todos los muertos cambiarían la eternidad de la gloria por este instante que desperdicias.


Nadie te dará lo que no te procures tú mismo.


La medicina no cura, sólo posterga.


El general Paciencia desarrolla la estrategia infalible de esperar a que todos sus adversarios mueran.


No te angusties por no parecerte a los modelos o las modelos.


Si vives, todo está bien: si mueres, no tan mal.


Mejor que adaptarte a la moda espera que la moda se adapte a ti.


Nunca llegas atrasado: los demás llegan adelantados.


No te apures: la muerte de todos modos llega.


Jamás intentes cambiarle a tu adversario las opiniones que lo llevarán a destruirse.


Querer que los demás sean como tú es empeñarte en perder la exclusiva.


La risa te vacuna contra todas las enfermedades imaginarias.


Agradece el plagio como confesión de quien quiere ser tú y no puede.


¿Qué habrás hecho bien que el imbécil te insulta?

No colecciones nada porque toda colección queda incompleta.


No completes ninguna colección porque sólo te quedará comenzar otra.


Aléjate de la humanidad para poder seguirla defendiendo.


La única manera de salvarse es comprender que todo está perdido.


Lo que posees te posee.


Tolera la política sólo como prólogo de la Utopía.


Espera la Utopía sólo porque posibilita la soledad.


Ni por un millón de razones aceptes que te gusta una sola cosa que aborreces.


Demasiado trabajo es ser tú mismo para que asumas el de ser otro.


Después es el sobrenombre de Nunca.


Todo intento de simplificar la vida la complica.


No practiques ni contemples deportes.


Lo más fastidioso del tiempo es tener que mudarse a cada instante de segundo.


Comprende que no serás comprendido.


Locura todo lo cura.


Gana quien hace su real gana.


Si todo está predeterminado no debes preocuparte; si nada está predeterminado menos debes preocuparte.


Quienes sostienen que es imposible probar que algo sea verdad deben admitir que es también imposible probar que algo sea mentira.


Si Dios existe, responde de los actos de sus criaturas.


El tiempo es de la duración que decidamos.


A la larga agradecemos a quien nos rechazó.


Ni nos conocemos ni nadie nos conoce.


Si Dios no juega a los dados con el universo, no debemos preocuparnos.

Si Dios juega a los dados, no debemos preocuparnos, ya que Él no se preocupa.


Todo lo recomendado como saludable resulta insalubre, todo lo insalubre termina siendo recomendado como saludable.


Todo poder trabaja para su propia aniquilación.


Hacerse el loco es la única prueba de que no se lo es.


Mejor ser gordo para no morir arrugado.


El olvido es el gran alivio de la memoria y del mundo.


Sólo sabrás que no eres inmortal cuando te mueras, y entonces será demasiado tarde para asegurarte.


Siempre serás superhombre de alguien e infrahombre de otro.


Todo está en la mente, pero cómo llegó allí.


Ser es ser percibido, salvo para tantos que pasan desapercibidos.


Si el que piensa existe ¿por qué los que existen no piensan?

Mejor solo que bien acompañado.


Se engalana para que la desees y si la deseas te acusa de acoso.


Nuestra vida esuna carrera contra los obstáculos que nosotros mismos nos ponemos.


Disfruta de todos los dolores que en este instante no sufres.


Las mujeres dedican su existencia a vestirse para quienes sólo existen para desvestirlas.


Cada segundo de vida una fiesta, cada milenio de muerte un descanso.


Felicítate de no saber dónde ha estado cada átomo de tu cuerpo.


Festeja no conocer dónde terminarás estando.


La insatisfacción es la mitad del goce.


La filosofía sólo enseña filosofía.


Tener más orgasmos que ideas y más ideas que segundos.


Si lo llegamos a saber todo ¿entonces qué?

Los poderes de la civilización sólo sirven para darse los goces de la barbarie.


Mientrasbusquemosel poder a través de la máscara, la máscara nos tendrá en su poder.


No obedezcas ninguna recomendación y mucho menos estas.


Lapeor enfermedad es la vida,yes curable.


Mantén en secreto tu felicidad, el único delito que nadie perdona.


Nada como la nada.






PD:
El próximo miércoles 14 de septiembre a las 7 de la noche, Roberto Malaver presenta mi libro Pare de Sufrir en el Celarg.

Comience a gozar con el brindis que iniciará la huelga general de sufrimientos, angustias, preocupaciones y rollos que desatará la gran revolución de la apatía militante y la sublevación de la desidia. Allá nos vemos.
.
Sólo sabrás que no eres inmortal cuando te mueras, y entonces será demasiado tarde para asegurarte


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7010 veces.



Luis Britto García

Escritor, historiador, ensayista y dramaturgo. http://luisbrittogarcia.blogspot.com

 brittoluis@gmail.com

Visite el perfil de Luis Britto García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Britto García

Luis Britto García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas