La FANB, Socialista y Chavista, en el Péndulo de la Democracia Burguesa

El Ejercito Nacional o la Fuerza Armada Nacional, surge como una institución fundamental del naciente Estado Nación Burgués, que es creado cuando la Burguesía Gala accede al poder político con el triunfo de la revolución francesa en 1789, suceso histórico en el que mediante la lucha de clases (se logra con el apoyo del pueblo llano), se derroca al viejo Estado Feudal, cuya clase social dominante estaba representada por La Monarquía y todo el estamento nobiliario (Príncipes, Condes, Duques, Marqueses, entre otros), que recibía los mayores privilegios de ese Estado y en contrapartida mantenía al pueblo Francés, en un situación de extrema pobreza y de exclusión social.

Ese Estado Burgués, con su novísima institucionalidad separada en poderes autónomos (Ejecutivo, legislativo y judicial), pero obviamente con el férreo control de La Burguesía, se va imponiendo en toda Europa en la medida en que su Modo de Producción Capitalista, va desplazando al vetusto e inviable Modo de Producción Feudal y en consecuencia, se hace hegemónico política y económicamente en el continente Europeo; para mas tarde llegar al continente americano, donde se institucionaliza como Estado Liberal Burgués, en nuestras nacientes repúblicas independizadas del Imperio español.

De esa manera y como una copia al calco del Ejercito Nacional Burgués (Francés, Ingles, Alemán, igual da) va naciendo en nuestros países americanos la institución Fuerza Armada Nacional en algunos casos o Ejercito Nacional en otros, cuya tarea fundamental es mantener a la Clase Burguesa en el poder político y a preservar su Modo de Producir Capitalista. Partiendo de esta irrefutable realidad, que puede ser testimoniada por los grandes historiadores de nuestros países, podemos afirmar también que la Fuerza Armada de cada país, es utilizada para reprimir a las clases populares, en sus justas reivindicaciones políticas, sociales y económicas.

En nuestra patria con el llamado pacto de Punto Fijo en 1958, salvo las acciones de militares patriotas y nacionalistas, liderados por Hugo Trejo, Medina Silva y Molina Villegas, la Fuerza Armada Nacional le permitió a la Burguesía Criolla, lacaya y apátrida, que haya cometido el mas grande saqueo de los recursos financieros de nuestra historia, cuando lograron capturar la renta petrolera de nuestro país, con la complicidad de gobiernos títeres, corruptos y asesinos, que mantuvieron al pueblo venezolano en la mas espantosa miseria durante décadas.

Esa misma Fuerza Armada Nacional fue utilizada por la Burguesía Venezolana, para reprimir con la mayor crueldad e indolencia al pueblo pobre, que se levanto contra el paquete neoliberal de Carlos Andrés Pérez en 1989, pero además de eso, dicha Fuerza Armada Nacional cometió la imperdonable entrega de nuestra soberanía nacional, cuando permitieron que fuera tutelada por el Imperialismo Gringo, a través de las bases militares que habían instalado en nuestra patria.

Afortunadamente para el pueblo patriota y revolucionario de Venezuela, surgió en el seno del Ejercito Libertador de nuestra nación, un movimiento de militares patriotas y nacionalistas, que guiados de la mano del Capitán Hugo Chávez (para ese entonces) e inspirados en las ideas anti imperialistas del Libertador Simón Bolívar, insurgiria contra el sistema de gobierno de la burguesía criolla e imperial, con el propósito de rescatar la grandeza libertaria del pueblo venezolano.

La semilla sembrada en 1983 por nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, en la conciencia de esos compatriotas militares, ha dado como resultado que hoy en día tengamos una Fuerza Armada, con una ideología y una praxis anti imperialista, Bolivariana y socialista (al menos esa es mi percepción), que la distingue como una Fuerza Armada Popular, que debe trascender al Estado Burgués Venezolano, que aun enclaustra y limita a nuestra República Bolivariana.

Desde mi punto de vista hay una gran contradicción antagónica, entre una Fuerza Armada Revolucionaria y Chavista, al servicio de la construcción del proyecto Socialista Bolivariano, liderado ahora por el camarada Presidente Nicolás Maduro, en contraste a una Fuerza Armada Nacional obediente y no deliberante, que debe institucionalmente seguir apuntalando al Estado Burgués, que todavía subyace en nuestra Constitución Bolivariana.

La Fuerza Armada Bolivariana y Chavista es una Fuerza Armada ideológicamente Bolivariana y Socialista, que no puede estar al servicio de la burguesía criolla, ante un eventual triunfo electoral de su parte.

Mientras el Proceso Bolivariano permanezca en el Estado Burgués, participando en comicios enmarcados en su método de escoger a las autoridades, compitiendo en condiciones de desigualdad contra el inmenso aparato de propaganda de la burguesía, que le manipula sistemáticamente la conciencia, a millones de venezolanos pobres y menos pobres para que voten por sus futuros verdugos, correremos el innecesario riesgo de perder el colosal esfuerzo, hecho por nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, de formar una Fuerza Armada heredera del Ejercito Libertador de Simón Bolívar.

La única manera de poder asegurarnos una Fuerza Armada Bolivariana, Socialista y Chavista, es rompiendo con el Estado Burgués.

La opción es construir ya el Estado Socialista y Bolivariano.

Bolívar y Chávez Viven.

La lucha sigue.

Hasta la Victoria Siempre, Comandantes.

Venceremos!


winstonlozada@gmail.com
Militante Marxista - Leninista


Año 85 del Comandante Ernesto "Che" Guevara.

Año 58 del Comandante Hugo Chávez Frías.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1610 veces.



Winston A. Lozada C.

Militante marxista- leninista

 winstonlozada@gmail.com

Visite el perfil de Winston A. Lozada C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: