Otra vez la "eterna" coyuntura del proceso revolucionario bolivariano

Al revisar las causas que determinaron el éxodo de votos de chavistas por conveniencia hacia la opción opositora en la elección del 14 de abril, a pesar del indudable triunfo electoral de Nicolás Maduro Moros, salta a la vista, en un  primer plano, la inconsistencia ideológica de quienes dirigen las instituciones del Estado en nombre de la revolución bolivariana. Este hecho, del cual todos se dan cuenta, pero que no se busca minimizar, no obstante los esfuerzos del Presidente Hugo Chávez Frías por profundizar en la promoción y la formación de verdaderos cuadros revolucionarios, tiene una incidencia decisiva en el ánimo del pueblo, puesto que sus discursos no tienen correspondencia con la práctica clientelar que, generalmente, les caracteriza. A esto se une la obsesión de muchos gobernantes regionales y locales en mantener una hegemonía político-partidista excesivamente sectaria que impide, a toda costa, el acceso de hombres y mujeres de tendencia realmente revolucionaria, favoreciéndose en consecuencia la conformación de grupos y grupúsculos que obvian la teoría revolucionaria y sólo se centran en el usufructo del poder, sin generar cambios revolucionarios permanentes o significativos en las estructuras del Estado. Esto ha traído como consecuencia que las diferentes organizaciones del poder popular no tengan mucho apoyo oficial, causando un malestar generalizado que, poco a poco, se ha ido expresando en desesperanza, enojo e impotencia, lo que se incrementó con la desaparición física del máximo líder del proceso revolucionario bolivariano socialista, Hugo Chávez Frías; cuestión que fue ampliamente explotada por los grupos de la oposición.

Al respecto, hay que subrayar lo escrito por Luis Britto García, al expresar ¿Qué ha cambiado en estos seis meses? Examinemos la coyuntura. Perdimos un dirigente incomparable, pero su obra está ante nosotros exigiendo que la completemos. Arreciaron los sabotajes eléctricos. Se volvieron sistemáticos los cortes de agua. Pocas semanas antes de las elecciones hubo una inoportuna devaluación del 47%, y los capitalistas acapararon, especularon, provocaron desabastecimientos y dispararon la inflación sin sufrir sanciones ejemplares. Analicemos las tendencias constantes. Reconozcamos el desgaste  que aflige a toda obra humana. Luego, la perduración del burocratismo mata-votos, la eternización de trámites innecesarios y repetitivos, la proliferación de procedimientos que sólo pueden ser iniciados en una página web que no abre nunca, que sólo pueden ser concluidos personalmente y que engendran gestores y corrupción. Tengamos en cuenta  la incapacidad del  capitalismo de ocupar el 7,6% de desempleo y el 40,9% del empleo informal. El centenar de periódicos, la centena de televisoras, el millar y medio largo de radios de la oposición continuó mintiendo, desinformando, calumniando sin que ninguna medida les pusiera coto. Es decir, la causa de la actual coyuntura del proceso revolucionario bolivariano socialista -con una oposición descaradamente fascista y envalentonada- es multifactorial. Sin embargo, pareciera que falta mucha voluntad política entre la dirigencia y la militancia del chavismo para emprender acciones que ayuden a superarla, disminuyendo y eliminando los diversos factores que la han hecho posible, echando mano a las propuestas tácticas y estratégicas promovidas por el Comandante Chávez que impulsarían la profundización del  proceso revolucionario bolivariano socialista, al mismo tiempo que se establecen las condiciones propicias para instituir circuitos productivos comunales socialistas en cada región, se sistematiza la formación de cuadros revolucionarios y se acciona el poder constituyente del pueblo.

Como bien lo resume Britto García, la tarea es formar revolucionarios y no consumistas, culminar una revolución y no competir en una subasta de votos. Por ello mismo, sólo el decidido compromiso de hacer una verdadera revolución socialista en el país, impedirá que cualquier oferta engañosa tenga algún efecto en el ánimo del vasto contingente de venezolanas y venezolanos que -desde 1992- han respaldado el proyecto revolucionario que encarnara Hugo Chávez Frías, dándole una nueva dimensión y comprensión a los ideales revolucionarios socialistas.-  

Maestro ambulante
¡¡¡Rebelde y Revolucionario itinerante!!!
 ¡¡¡Hasta la Victoria siempre!!!
¡¡¡Luchar hasta vencer!!!
 

mandingacaribe@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1898 veces.



Homar Garcés


Visite el perfil de Homar Garcés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Homar Garcés

Homar Garcés

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a164535.htmlCd0NV CAC = Y co = US