El pueblo de Chávez en sus exequias

En el chavismo sin Chávez, hay varias maneras de interpretarlo, es decir hay manifestaciones que van de un extremo al otro, desde los irrespetuosos festejos de la oposición en el extranjero y aquellas de la realidad en nuestro país y mucho mas allá, que para muestra un botón, con lo acontecido después del aviso de la muerte del comandante-presidente Hugo Rafael Chávez Frías, anunciado el martes 05-02-13 a las 4:25 p.m., es decir su nuevo nacimiento, ya sin vida orgánica, pero con su presencia física y lo que luego va aconteciendo desde el día siguiente en los primeros momentos de la movilización de sus restos mortales, que se harán inmortales, comenzando desde la salida del Hospital Militar de San Martín ese día miércoles 6 y su llegada a la Universidad Militar, Academia Militar de la República Bolivariana de Venezuela en Fuerte Tiuna, en El Valle, recorriendo las calles de nuestra capital, de mi primera patria chica, hasta el final de la tarde, donde por primera vez he visto tanta gente junta. Al llegar al monumento de los dos grandes monolitos de la avenida Los Próceres, fuimos recibidos por el gran pabellón tricolor de nuestra patria venezolana, ya su féretro traía toda clase de objetos que el pueblo le obsequiaba como retribución, de parte de la gran cantidad de personas que tocó mediáticamente y contactó personalmente (virtuales/reales), allí había personas que recordaban hasta fecha y hora de su visita y el contacto personal con sus hijos , padres, abuelos o cualquier otra persona, con el hoy reconocido universalmente como el presidente de los pobres y los excluidos. El protocolo que estaba previsto con una caballería, fue rebasado por la gente que remplazó la representación de los caballos TUNGO y PALOMINO, en esta triste y calurosa tarde, coincidiendo con el arrebolado ocultamiento del sol, para iniciar luego la capilla ardiente.

Por el hecho de habitar cerca allí, pude acercarme fácilmente al lugar, siempre acompañado de mi esposa Naghieli, tomamos tiempo para tomar un pequeño descanso y cenar, para volver con la intención de verle por última vez. Llegamos con una cola de cerca de un kilometro, a eso de las 11 p.m. fue impresionante ver la cantidad de personas de diferentes partes del país que de manera abrumadora asistían con intenciones similares a las nuestras, verlo de cerca antes de desaparecer totalmente los rasgos de su rostro.

En ese primer momento, luego de las ceremonias protocolares con los primeros invitados internacionales, los poderes públicos nacionales, incluidas las fuerzas armadas, sus familiares y donde se abrió posteriormente el recinto para el pueblo, comenzaron a salir de forma alterna civiles y militares para dar muestra de lo que significa una alianza cívico-militar, en la doctrina instaurada por quien en ese momento es llevado a la inmortalidad y pude observar que pese a ser en la casa de los sueños azules, donde el mismo comandante presidente consideró como lugar donde nació la revolución bolivariana, no existían las condiciones para este tipo de funeral, donde ni siquiera existían baños y ningún tipo de apoyo para ordenar a toda la gente en las interminables colas, se amontonaba la basura, la intranquilidad muchas de niñas y niños, solo para nosotros fueron12 horas y para otros hasta tres días, ya cerca del mediodía del siguiente día jueves 7 y a casi 100 metros del Salón de Honor Simón Bolívar, en la cuna de la revolución bolivariana, lugar donde se encontraba el féretro, aconteció que en su parte exterior se desbordó la paciencia por parte del público que de manera creciente quería ver también a nuestro comandante, irrumpiendo de manera tal que se rompió el orden que a duras penas lograban asumir los voluntarios de los colectivos sociales con la milicia bolivariana, para mantener el orden de llegada de los participantes con muy pocos efectivos militares dispuestos para ello. Luego de restringir el paso se trata de controlar a las personas que permanecen en el lugar, escuche algunos comentarios como: “ si Chávez estuviese aquí, no pasaría eso, pues siempre estaba pendiente de las mujeres embarazadas, niños y niñas, personas de la tercera edad y con discapacidad”, “ ¿donde está la guardia? ”, “ si no veo a Chávez no me voy”, “hay muchos coleaos”, etc. de esta manera tuve que retirarme sin lograr el objetivo, en ese momento, para mantenerme a la espera de una decisión que luego se concretó, con una inteligente idea, al anunciarse unos días adicionales en los espacios del Museo de la Revolución Bolivariana (antiguo Museo Histórico Militar), en el sector La Planicie de la urbanización 23 de Enero, donde conmemoramos todos los 4 de febrero, el día de la dignidad y la también inteligente decisión de mantener su cuerpo embalsamado al igual que los lideres antiimperialistas Lenin, Ho Chi Ming y Mao Tse-Tun. Para nuestro continente sería la primera experiencia en algo similar, que pude conocer en lo relacionado al turismo histórico.

Aquí es inédita esta iniciativa de lograr un velatorio colectivo, como sucedió con el caso del velorio del ex presidente Néstor Kirchner, allá en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos de Argentina, que fue habilitado como capilla ardiente, aquí en Venezuela por ser la primera vez que se produce el deceso de un presidente electo popularmente y en pleno ejercicio, en la figura de un líder como el fallecido comandante presidente Hugo Chávez, a quien el pueblo como fundamental beneficiario de su obra de gobierno, reclama la posibilidad de compartir estos tristes pero inspiradores momentos. Eran numerosas las personas con discapacidad, personas de la tercera edad, niños y jóvenes deseosos de estar con él a su lado para venerarle, casi como a un santo.

En un segundo momento, el día viernes 8 el chavismo sin Chávez conto con la presencia de 55 delegaciones de cuatro continentes, con 25 personajes entre presidentes, jefes de gobierno, y primeros ministros, con solo un príncipe, que nos permitió mediáticamente disfrutar, un protocolo impecable, la proyección de nuestro país-patria por todo el planeta y un excelente discurso por parte del sucesor presidencial Nicolás Maduro Moros, que posteriormente se juramenta en la Asamblea Nacional, como presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela, anunciando en el mismo acto la designación del ministro Jorge Arreaza como Vicepresidente Ejecutivo, hubo retorno del nuevo presidente al Fuerte Tiuna para realizar ese acto de juramentación frente al féretro del comandante-presidente.

En nuestro segundo intento de visita en las instalaciones militares ya casi al final de la noche y retornando de los espacios exteriores de la Asamblea Nacional, pudimos continuar observando todo lo acontecido, en una de las pantallas gigantes colocadas en la avenida Los Próceres, de igual manera pudimos evaluar la afluencia de personas que se distribuían en tres inmensas colas que no dejaban de recibir mas y mas personas animadas y dispuestas a cumplir las 12 o 20 horas en promedio, necesarias para estar al lado del comandante amigo. Allí se escuchaban expresiones sinceras de quienes se mantenían en la cola, gritando consignas como; “Chávez vive, la lucha sigue”, “ uhh ahh, Chavez no se va”, “Viva Chávez”, todos aquellos quienes no quieren volver a ser invisibilizados, están asumiendo el último deseo del comandante-presidente supremo y eterno, mucha gente y sobre todo mujeres gritando “ con Chávez y Maduro el pueblo está seguro”, “si, seguro, yo voto por Maduro”son una muestra de voluntad y lealtad hacia el chavismo que desde ahora se repotencia con la designación de un nuevo presidente que resultará electo en las próximas elecciones convocadas para el14 de abril próximo.

El chavismo sin Chávez es el mismo pueblo, el presidente recogió y dejó orientaciones así como probablemente, muchas cosas adelantadas con el equipo que hará cumplir lo pautado en ese testamento, representado por el plan socialista de la patria Simón Bolívar 2013-2019 que es la continuidad de lo que el mismo Chávez pudo redactar, producto de la experiencia del primer plan y estoy casi seguro de realizar también, un poco tarde, una profunda reflexión acerca de su propia existencia, en las condiciones que le hicieron partir urgentemente a la hermana republica de Cuba en diciembre del 2012 y retornar a su amada patria para dar inicio a dicha agenda, que se inicia el 5 de marzo del 2013 en analogía con el tercer día de la resurrección que se da en nuestra tradición religiosa cristiano-católica en cualquiera de las capitales de Nuestramérica y del mundo entero

Hay dos cosas que me resuenan todavía en los oídos y presentes en el hablar lapidario del comandante-presidente donde dijo que, el Estado es Comunal, o no es. De allí se desprenden otros valores, como la cultura relacionándola con la revolución, por solo citar estas dos, en las cuales fue enfático ante el panorama casi inmediato de las elecciones a nivel municipal, donde necesariamente deben hacerse cambios estructurales que faciliten otro de los valores relacionados a la eficacia y la eficiencia, la unidad en la diversidad, y muchos otros que apuntan al objetivo 5 de la conservación y salvación del planeta. La estética de la revolución bolivariana irá por siempre impregnada de Simón Bolívar y Hugo Chávez, junto a José Martí y muchos otros de los países que participaron en este velorio internacional que por primera vez hemos tenido en nuestra historia patria. Se pudiera convertir estas exequias en una peregrinación de integración cívico-militar con participación de la propia comunidad como experiencia piloto, como me imagino sucede en Rusia, Viet-Nam y China.

cesarquinteroq@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1859 veces.



César Quintero Quijada


Visite el perfil de César Quintero Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas