Entre tanto

Las matrices en un jueves de metrobús

Este Metrobús cubre la ruta 554 que se caracteriza por estar habitada por un porcentaje superior al 50% de oposicionistoshablantes. La otra mitad son chavistas de closet que se cuidan de no identificarse abiertamente, no sea que les estigmaticen, como pobres, patas en el suelo, desdentados, ignorantes y violentos, lo cual les obliga a escuchar y repetir las mismas matrices de la derecha, asentar con la cabeza o -cuando menos- guardar silencio.

El de este jueves lo tomé cerca de las seis y treinta (6:30 am) de la mañana y la unidad era un cómodo transporte fabricado en China que está dotado, entre otras cosas, de televisión, radio y aire acondicionado. La emisora que tenía sintonizada el conductor, era FM Center, por lo que a los usuarios de ese transporte nos correspondió ser usuarios obligados de un noticero que se pretende “imparcial” siguiendo la misma línea de televisoras que privilegian el entretenimiento, como Venevisión y Televen, entre otras e igualmente dicen informar “imparcialmente”.

Por cierto, no entiendo que una unidad de transporte del Estado, al igual que los aeropuertos y otros espacios de servicios públicos gubernamentales, transmitan las señales de medios privados, con sus correspondientes líneas editoriales y matrices informativas, en vez de hacerlo con los contenidos del Sistema Nacional de Medios Públicos, medios comunitarios y otras fuentes como La Villa del Cine del Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Pero éste es sólo uno de los aspectos.

Bueno, el asunto de origen es que este jueves 17 de enero, la transmisión en cadena que hace el circuito FM Center, a través de su red de emisoras, resaltaba la información acerca de la intervención del, hasta ahora, embajador de Panamá ante la OEA, Guillermo Cochez, ofreciendo una amplia difusión de su información, sobre todo en los aspectos más ofensivos contra nuestra soberanía, el Gobierno Bolivariano y nuestra decisión revolucionaria de avanzar hacia la construcción del socialismo, bajo el liderazgo indiscutible de nuestro Comandante, Hugo Chávez.

El noticiero encadenado de FM Center, en eso que se empeñan en llamar “equilibrio informativo” metió de seguidas el sonido con la intervención de nuestro embajador, Roy Chaderton Matos, pero resaltando únicamente la parte final de sus palabras, en la que califica a Cochez de “patán”. Además, quienes tienen la responsabilidad de redactar ese noticiero, en el que se privilegia la voz del imperio estadounidense y de los medios internacionales encargados de atacar sistemáticamente a nuestra Revolución Bolivariana, al Gobierno y a nuestro Presidente Constitucional, Hugo Chávez, jamás indicaron, por ninguna parte, que el señor Guillermo Cochez fue desautorizado, casi inmediatamente, por el propio Gobierno de su país y, mediante un comunicado público de su Cancillería, informa textualmente que “El Gobierno de Panamá rechaza categóricamente, por inconsultas las declaraciones brindadas por el Embajador de Panamá ante la OEA, Guillermo Cochez, durante la Sesión del Consejo Permanente en las que se refirió a la situación política interna de Venezuela”.

Además, el mismo informe de la cancillería panameña, omitido por el referido noticiero de FM Center, indica claramente que el embajador Cochez “elaboró posiciones, que distan mucho de ser la posición del gobierno nacional”.

Y también señala el informe, de manera muy clara y tajante, que “El Ministerio de Relaciones Exteriores ha impartido instrucciones al embajador Cochez para que se abstenga de emitir declaraciones que no reflejan la posición oficial del gobierno de Panamá”.

La omisión de FM Center en su noticiero, y de los medios de derecha, bajo el ropaje de una aparente “imparcialidad informativa”, crea una matriz mediática, con claro sesgo ultraderechista, antivenezolano y contrarrevolucionario, que será repetido por todas partes, hasta por el conductor y los chavistas que viajaban en aquel “rodante” madrugador de la ruta 554.

Lo cierto es que la batalla comunicacional, la llamada por algunos “guerra de 4a. Generación”, no puede quedarse únicamente en atacar al perverso, ultraderechistra y golpista, canal Globovisión, sino que se deben definir estrategias y políticas comunicacionales que constituyan una verdadera “artillería del pensamiento” que enfrente, sin paz ni cuartel, las posiciones enemigas en los terrenos más “invisibles” del entretenimiento, que es donde anida lo más grave de la ideología burguesa y de su intencionalidad contrarrevolucionaria.

Para finalizar, quiero decir que no estoy proponiendo sanciones contra un conductor de Metrobus, ni cierres de canales o radioemisoras. Estoy proponiendo hacer la revolución y enfrentar al enemigo que no consigue volver a mandar por las armas y la represión, pero que sí lo continúa haciendo a través de su ideología, reproductora de toda dominación capitalista, de la explotación que le es inherente y del consumimos como grave enfermedad que nos aborrega. La tarea es compleja, pero necesaria para hacer permanente esta Revolución Bolivariana.

ivanpadillabravo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1707 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a157727.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO