Los Consejos Legislativos Estadales y la Ineficiencia Revolucionaria

Por las informaciones que he podido leer en medios de comunicación escritos y vinculados con el proceso revolucionario; el PSUV y la revolución dominan en 22 de los 23 Consejos Legislativo existentes en el país.

No dispongo de mucha información sobre el papel que estas instituciones legislativas han desempeñado en estos catorce años de revolución, pero tengo la percepción, que su desempeño hasta este 2012 no va muy a la par con las necesidades y retos que el proceso se ha planteado para transformar a la sociedad venezolana. Pienso más bien, que durante estos catorce años, una de las pocas cosas visibles que hemos hecho con estas instituciones, es denominarla Consejo Legislativo Estadal –CLE- en vez de Asamblea Legislativa Estadal, que era la denominación que tenían durante la IV República. Para decirlo en términos más coloquiales; los CLE de hoy son los mismos negros con casi los mismo cachimbos.

Esta percepción, no es tampoco pura especulación. Vivo en las fronteras entre el municipio Simón Bolívar –Barcelona- y Lechería en Anzoátegui y digamos que de alguna manera padecí de la ineficiencia contralora del CLE Anzoátegui, porque en la construcción de un pequeño puente; CONVINEA que es la Dirección de obras de la gobernación fue efectivamente muy ineficiente. Por razones de contacto político, acudo frecuentemente al Complejo José Antonio Anzoátegui de PDVSA que se encuentra próximo a los municipios Píritu y Peñalver y aún padezco directamente de la ineficiencia contralora del CLE Anzoátegui, porque desde hace más o menos cuatro años; el FIDES o el LAEE asignaron recursos para construir un distribuidor en la redoma los pájaros y pienso –como no lo veo-, que más que un distribuidor, COVINEA puede estar construyendo una especie de subterráneo. Aún no se ve y no sé si antes del 28 aparece un subterráneo en vez de un distribuidor.

Fíjense, que sólo hecho mención a dos obras y puedo apostar, a menos que el CLE Anzoátegui me desmienta porque DEBERÍA tener información, que no son las dos únicas obras, cuya ejecución corrió con una perfecta ineficiencia. Este pequeño puente en tierra, gastó mucho más tiempo que la construcción del puente sobre el río Caroní. El distribuidor los pájaros, lleva más o menos ese tiempo y las fuentes que tengo en el Consejo Federal de Gobierno (CFG) me han dicho que esta obra tiene recursos asignados desde los tiempos de un tal FIDES y LAEE. Estas dos instituciones desaparecieron en el 2010 y el 2012 languidece.

Estas dos situaciones, me llevan a sostener que por esos espacios legislativos estadales anda realenga la flojera. Pienso –aquí si especulo e imagino-, que estas funciones costosas de los Consejos Legislativos deben ser transferidas al llamado Poder Popular cuando en verdad se inicie el milagro de estructuración del “Estado Comunal”, para que la oposición deje de meter miedo con esto.

Pero mientras el Poder Popular gane competencias transferidas y se fortalezca el Estado Comunal, alguna actividad revolucionaria deben realizar estos 22 Consejos Legislativos con sus 186 camaradas o soldados de la revolución, que son ahora diputados y diputadas.

Cada unos de estos 22 Consejos Legislativos no deberían comportarse como lo hizo el Consejo Legislativo de Anzoátegui. Es decir, los CLE no deben aprobar leyes de presupuesto y créditos adicionales para luego quedarse viendo para el techo, como si la ejecución de esas leyes de presupuesto y el cumplimiento de las metas que estos instrumentos tienen, es un asunto de otra naturaleza que sale del marco de sus competencias.

El Distribuidor “Los Pájaros” tiene recursos desde el 2009 por más de sesenta millones –millardos de lo de antes-, que fueron aprobados por el CLE Anzoátegui, pero con casi cuatro años y con recursos; el Distribuidor no aparece. ¿Será que estarán construyendo un subterráneo en vez de un distribuidor?

Casos como estos, deben existir en cantidades industriales en todo el país. Un diputado amigo del CLE Anzoátegui, me converso hace algún tiempo cuando discutíamos sobre el punto de los CLE, que un tal Isidro Molina tenía en los bancos más de 600 millones –millardos de los viejos- que no se habían invertido, como si la dependencia que dirigía –COVINEA- fuese un banco para estar guardando dinero. Esto no es ajeno al funcionamiento y competencias de los CLE. Si hay una ley de Presupuesto aprobada por los Consejos Legislativos Estadales, estas leyes deben tener metas y en consecuencia, un Consejo Legislativo nuevo e interesado en mejorar la situación de la revolución, debe interesarse porque estas metas se cumplan. Las comisiones deben ser un elemento importante para que los CLE dejen sus flojeras y se transforme en instituciones activas y revolucionarias.

No sé si los CLE deben aprobar lo que se llama el Ministerio de Planificación y Finanzas Planes Operativos, pero si lo aprueban, se supone que esos planes son muchos más específicos en las acciones y las metas y esto les facilitaría el trabajo a los diputados y diputadas. Trabajo tienen, mientras se sucede el milagro de hacer realidad el Estado Comunal y parte de las competencias de los CLE sean transferidas al Poder Popular.

Unos Consejos Legislativos identificados con la revolución y la eficiencia, implica que las comisiones de trabajo existentes, inviten cada dos meses –por lo menos- al cuerpo ejecutivo de la gobernación para jorungar la ejecución del presupuesto y el cumplimiento de metas contenidas en los planes y en la propia ley de presupuesto.

Es importante, que en estos 22 Consejos Legislativo en los cuales se encuentra Anzoátegui, no se repitan experiencias como estas. Es necesario hacer oportunamente los controles y seguimiento para que exista la posibilidad de mejorar los desempeños.

dominguezclaudio15@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1577 veces.



Claudio Domínguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a156315.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO