Chávez, realidad de realidades

No me es posible indicar más que en forma superficial y apresurada lo que quiero decir al afirmar que someter la vida revolucionaria a este tipo de pruebas constitucionales de emergencia es una práctica nueva para el pueblo, debería servir para despejar el campo de batalla entre las izquierdas, en el mismo Buro, porque, seguir discutiendo el tema en un plano nada claro no hace sino perpetuar la pugna y los equívocos.

Personalmente estoy convencido de que el pedido del presidente hay que cumplirlo si el escenario se agrava para allanar el camino para continuar con la revolución. No voy a entrar en detalles especulativos sobre Nicolás Maduro por estar ajeno a esa realidad y por solidaridad con el camarada Chávez, además, porque siento mucho dolor por él, por las dudas que tengo sobre el partido, por los diferentes poderes y por los que están más cerca de él; dudas que están escritas en Aporrea, siento dolor porque de llegarse a convocar elecciones no hay término medio donde detenerse.

Tanto se escribió y se comentó sobre el chavismo sin Chávez…bueno el momento está a la vuelta de la esquina y cualquier conexión no sostiene la revolución solo es posible si hay una mayor integración FFAA, pueblo, partido y los diferentes poderes hasta que lleguemos a adquirir la conexión requerida y, aun esta conexión absoluta no significa nada si no es la palabra Chávez prolongada con la suma de todas las conexiones parciales regadas por ahí concebidas en la lealtad a Maduro.

El momento que ataquemos de esta manera el problema y nos coloquemos en posición de buscar las conexiones milicias-militares con el pueblo, Asamblea-pueblo y todos los poderes en comunicación con el pueblo se podrá buscar el pronunciamiento de los militares, así, la disputa iría en vías favorables de aclaración con un mínimo de equivocaciones gracias al compromiso en el que, la militancia revolucionaria tendrá reconocidos sus legítimos derechos.

Hace año y medio sabemos que la revolución se complico mas aun, que en cualquier ausencia del camarada Chávez, la oposición reclamara elecciones en 30 días y que el vicepresidente asuma las funciones presidenciales, eso ya estaba previsto por eso los cambios entre Nicolás Maduro con Elías Jaua. Claro, la oposición asume que en unas de estas ausencias Chávez ya no regrese, que esa porción de realidad intervenga activamente en el proceso y en las realidades políticas de Venezuela, en el que una corriente pueda dejar de ser corriente y tomar otra, a no ser que el pueblo intervenga como lo hizo en el golpe del 2002 para que las FFAA se pronuncien seguir con el proceso.

Lo advirtamos o no el proceso sin Chávez es una especie de borrón y cuanta nueva, y si en este nuevo rumbo algo llegara a desconectarse una vez no podrá conectarse de nuevo ni en las bases ni en el ejecutivo peor en los otros poderes en donde la división es visible.

La diferencia entre los poderes y el inoperante partido es bien definida, así, las milicias y los militares leales al proceso revolucionario deben estar juntos y operar juntos porque la situación no da lugar a eso que llamamos “otra vez será” ya que no existirá tal cosa.

La situación revolucionaria sin Chávez es muy complicada, equivale sencillamente a toda nuestra realidad de 14 años o trabajamos en forma conjunta o nos vamos al carajo mientras lloramos y nos lamentamos, en cambio, si estamos organizados y juntos todas las cosas estarán conectadas por otras intermedias y con las que aparentemente no se tiene relación esencial, lo importante, y no hay tiempo para lamentaciones, es que todas las posibles conexiones estén actualizadas, listas y dependan de un comando central que dicte los lineamientos a seguir.

Cierre de fronteras, asistencia normal a clases y al trabajo, control del transporte, comunicaciones y todos los centros vitales del país en estado de emergencia hasta que las embajadas en Caracas, se pronuncien con su respaldo al nuevo gobierno revolucionario, así, mientras escribimos aquí hablamos allá, miramos a la izquierda, arriba, abajo, atrás, adelante y en todos esos espacios observemos la continuidad revolucionaria.

Solo así y aun cuando esa forma de organización sea temporal, organizados y en emergencia tendríamos un proceso coherente para responder las acusaciones de la oposición, de la OEA, ONU, nuestro universo revolucionario estará firme y conectado con todos los demás gobiernos externa e internamente.

En emergencia la unión será diferente no vamos a pretender unir lo que no se podido unir en 14 años, pero, tampoco, podemos permitir que nos dividan y tampoco podemos caer en la conformidad o en la continuidad; será una respuesta contrapuesta a la unidad absoluta de todas las cosas en una, pretender eso es una estupidez estratégica, lo que se busca es que todos los actores a favor de la revolución permanezcan de pie, que no se derrumben respecto al socialismo o muerte porque no es el momento de decisiones pasajeras sino de una experiencia concreta con los vecinos mas próximos, si no estas con nosotros bien pero quédate quieto, no desestabilices.

Tenemos que aislar a la burguesía, a los militares y policías del proyecto golpista, es lo que llamo realidades radicales, los primeros momentos sin Chávez no podemos andar con medias tintas es que, con razón o sin ella, se nos tratara de fraccionarnos eso nos dice la experiencia golpista orquestada desde Washington, y la experiencia interna incapaces de unirnos hasta que el pueblo salió a reclamar la vida y el regreso de Chávez. En esos casos no podemos esperar que un principio puramente intelectual los agarre para acomodarlos en su sitio, eso requiere tiempo y en emergencia eso es imposible.

No nos queda de otra para el misterioso devenir sin Chávez. Es la multiplicidad de unidad que se vera cuando el comandante ya no este, realidad de realidades que se nos viene encima y que, de no estar preparados en el momento de mayor tristeza querrá ser aprovechado por la contra para vencernos, eso no lo podemos permitir porque la revolución debe continuar aun con el inmenso dolor por la desaparición de Chávez. Dios quiera que no sea así tan pronto.

Raúl Crespo.
rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6387 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: