Análisis

Enmienda en el Congreso de EE.UU: Señal de miedo imperial

El avance de la Revolución Bolivariana, dirigida por el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías con el apoyo del Pueblo venezolano, ha renovado las acciones y la esperanza de los pueblos de América Latina y el Caribe para alcanzar su soberanía económica, política e ideológica. Esta es una de las razones por las que el gobierno imperial y sus representantes tienen miedo.

Este miércoles 20 de Julio de 2005, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una enmienda que permite el inicio de transmisiones de radio y televisión como contraparte del canal Telesur, en un claro ataque a la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela, que ratifica el largo historial intervencionista del gobierno estadounidendense.

La enmienda propuesta por el Representante Republicado Connie Mack, elegido al 109° Congreso de Estados Unidos en noviembre de 2004, para representar el 14to Distrito del Congreso de la Florida, fue revelada como un plan de tres puntos el 14 de julio pasado, cuando calificó al Presidente Chávez como "enemigo de la libertad".

Los puntos de dicho plan para -según se desprende del site de Connie Mark- "ampliar la libertad, la seguridad, y la prosperidad a la gente de Venezuela" son los siguientes (1) :

1) "La creación de las instituciones que fomentarán la libertad de prensa, de expresión y religión, y elecciones libres y trasparentes para Venezuela".

2) "Establecer una zona de seguridad alrededor de Venezuela que aísle Chávez y límite su capacidad de desestabilizar en América latina".

3) "Promover el desarrollo económico en Venezuela a través del libre mercado, la privatización, y otros medios que creen prosperidad y la oportunidad duraderas para todos los venezolanos".

¿Por qué TELESUR genera miedo al imperio?

La respuesta a esta pregunta subyace en los avances del Proceso Bolivariano que a través de Telesur, se traduce en la potenciación de la integración sobre una nueva base ideológica donde priva la solidaridad, la complementación económica, la cooperación y la búsqueda permanente por alcanzar soluciones propias, que el Gobierno soberano de Venezuela viene impulsando mediante el Desarrollo Endógeno, es decir, usando los recursos de los que se dispone para promover el mejoramiento socioeconómico del pueblo.

Telesur viene a ser un factor que genera los temores imperiales, toda vez que con este nuevo medio de comunicación, los pueblos del sur, podrán verse a si mismos desde su perspectiva, y con seguridad descubrir como desde Venezuela se construye un nuevo mundo posible y necesario.

Telesur se define como "un medio que permita, a todos los habitantes de esta vasta región, difundir sus propios valores, divulgar su propia imagen, debatir sus propias ideas y transmitir sus propios contenidos, libre y equitativamente" Además de ser un canal para la integración, busca constituirse en (…) "una alternativa capaz de representar los principios fundamentales de un auténtico medio de comunicación: veracidad, justicia, respeto y solidaridad" .(2)

Telesur sin duda contribuirá desde su inauguración al rescate de la identidad, la memoria histórica, la integración del sur y a la identificación de qué y cómo somos los pueblos de América Latina, permitirá expresar con la voz propia de los pueblos lo dicho por el Libertador Simón Bolívar: "Nosotros somos un pequeño género humano; poseemos un mundo aparte, cercado por dilatados mares, nuevo en casi todas la artes y ciencias (…) por otra parte no somos indios ni europeos" (Contestación de un Americano Meridional a un caballero de esta isla Kingston, 6 de septiembre de 1815-Carta de Jamaica)


Algunas razones del miedo imperialista

*
Venezuela y su gobierno promueven la integración suramericana privilegiando la política social por sobre lo económico, maximizando el interés de las mayorías y no de las trasnacionales, fortaleciendo los lazos históricos de unión sociocultural, antes que la arancelaria, comercial o puramente economicista.

*
Venezuela, desde el arribo del Presidente Chávez al poder y la consecuente aprobación de la Constitución Bolivariana de 1999, viene reivindicando su derecho a ejercer libre y soberanamente su forma de gobierno, eso incluye definir su modelo educativo, su modelo económico y su política exterior.

*
El Gobierno venezolano, siguiendo los ideales bolivarianos, claramente plasmados en su Constitución, busca afianzar con plenitud todas las formas de soberanía posibles, por lo tanto negocia en el marco del derecho internacional y de libertad económica relaciones con todas las naciones del mundo, a favor de su desarrollo. Por ello actualiza a la Fuerza Armada Nacional (FAN) negociando con la Federación de Rusia, adquiere un satélite a la República Popular China y afianza mediante la firma de la Alternativa Bolivariana para América (ALBA) producir acuerdos para atender la salud y educación del pueblo históricamente excluido con la República de Cuba.

*
Promueve la solidaridad de los pueblos, con lo cual se dan cita en territorio venezolano, intelectuales, artistas, filósofos, organizaciones sociales, líderes campesinos, estudiantes, jóvenes, poetas, en fin, los pueblos del mundo miran hacia Venezuela organizándose y participando en eventos como el Festival Mundial de la Juventud y el Foro Social Mundial, que tendrán lugar en agosto y enero 2006, respectivamente.

*
Petrosur, Petrocaribe y Petroandina todas iniciativas enmarcadas en la creación de una instancia mayor, denominada Petroamérica, son junto a otras propuestas integradoras del Presidente Hugo Chávez, tales como la creación de un Banco del Sur, un Fondo Humanitario Mundial y la interconexión física de Latinoamérica, razones para el miedo y ataque imperialista.

*
Por último, la razón de todos los miedos imperialistas, es el uso soberano que hace Venezuela de su mayor recurso natural, el Petróleo, que ahora, después de un siglo es usado en beneficio de las mayorías, mediante la inversión que suponen las Misiones sociales emprendidas por el gobierno, pero que también sirve para suministrar petróleo y derivados con ventajas de financiamiento a países hermanos, en el marco de acuerdos energéticos imposibles dentro del capitalismo neoliberal.

¿Son viables las pretensiones del imperio con esta nueva agresión?
Las pretensiones del autodenominado "Plan Mack", presentado por el Republicano representante de los intereses del lobby cubano en Florida, es además de una flagrante intervención en los asuntos internos de Venezuela, una provocación que no admite, sino el rechazo unánime de la Nación y sus instituciones. Sin embargo los tres puntos son inviables:

Punto 1: "La creación de las instituciones que fomentarán la libertad de prensa, de expresión y religión, y elecciones libres y trasparentes para Venezuela".

Ciertamente Estados Unidos no necesita incurrir en el desembolso de crear una radio y una televisora especial para difundir contenidos que defiendan sus intereses, ya que cuentan con la mayoría de los medios comerciales de difusión masiva en Venezuela. Dichos medios están al servicio del gobierno de los Estados Unidos, así lo demostraron en los días del golpe de Estado de Abril de 2002 y durante el sabotaje petrolero por 63 días consecutivos. En esa oportunidad los medios trasmitieron 17 mil horas de mensajes contra el Gobierno Bolivariano sin comerciales. A pesar de todo esto, no lograron su objetivo.

Punto 2: "Establecer una zona de seguridad alrededor de Venezuela que aísle Chávez y límite su capacidad de desestabilizar en América latina".

Este punto no fue aprobado por los congresistas tal como fue propuesto inicialmente, de acuerdo a declaraciones del Embajador de Venezuela ante la Casa Blanca Bernardo Alvarez, difundidas por la Radio Nacional de Venezuela, pues, en su opinión, los argumentos de esta propuesta son absolutamente desmesurados.

Punto 3: "Promover el desarrollo económico en Venezuela a través del libre mercado, la privatización, y otros medios que creen prosperidad y la oportunidad duraderas para todos los venezolanos".

La situación de extrema pobreza que agobia a una significativa porción de la población mundial es la evidente demostración del fracaso del sistema capitalista neoliberal. Un modelo económico que provocó en Venezuela el 27 y 28 de febrero de 1989 la reacción popular conocida como el "Caracazo"; en México el "Efecto Tequila"; el "Corralito Financiero" en Argentina; los levantamientos populares e indígenas en Bolivia, Perú y Ecuador; los cambios políticos en Uruguay e incluso Brasil; las masivas manifestaciones de movimientos antiglobalizadores surgidas a partir de la reunión del G-8 en Seattle, EEUU y que no han cesado en su lucha por un mundo viable, mejor y posible. Esta lucha de organizaciones sociales y movimientos populares contra la pobreza crece día a día y no tiene vuelta atrás.

Habiendo fracasado en todos sus intentos por derrocar al Presidente Hugo Chávez, vista la torpeza de algunos sectores oposicionistas financiados por el Gobierno de Washington, a través de la National Endowment for Democracy (NED) aunado a la crisis de credibilidad que padecen las empresas mediáticas en Venezuela, son una muestra de la debilidad imperial ante el avance indefinible de la unión de los pueblos en pro de su liberación definitiva.

---------------------------------

(1) El propio Connie Mark hizo público su "plan" a través del site Web: http://www.mack.house.gov

(2) Conozca la Televisión del Sur (Telesur) visitando su sitio Web: www.telesur.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3143 veces.



Gobierno en línea


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a15544.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO