Operación Amuay

“No hay secreto que el tiempo no revele” de Jean Racine.

No habían pasado cuatro horas de la terrible explosión de Amuay, cuando expertos, expdevesos, ya tenían preparadas densas teorías sobre la causa del accidente. Nos agredìan con discursos entre doctrinales y religiosos, moralistas y obviamente políticos, tratando de crear falsa conciencia sobre un hecho inacabado, aún, con llama viva en pantalla.

Durante toda la jornada del sábado 25, mientras el Estado se preocupaba por organizar sistema de rescate de victimas y acciones de contingencia para reacomodar el espacio ciudadano en Amuay y lograr seguridad y buscar maneras de recuperar el sistema productivo, la oposición producía informes políticos dirigidos a buscar culpabilidades y sacar provecho electoral a la tragedia que ya contaba con muerte de tantos inocentes. Sin duda, realizaba, jugada adelantada y golpe bajo al trabajo serio que se adelantaba y que felizmente se llevó a feliz termino.

No quiero precipitarme, pero tampoco dormirme cuando la oposición adelanta y toma terreno para crear sensaciones y percepciones aterrorizantes con la intención de buscar réditos electorales, que hasta hora colocan a su candidato como perdedor.

Para ilustrar llamo la tención sobre lo que significa para la CIA una Operación. Ayuda, entender si buscan en Google lo siguiente, Operación: Argo (liberar rehenes de una embajada de Teheran y ejecutada como venganza mas que como acto de justicia); Éxito (Derrocamiento de Jacobo Arbens en Guatemala, después de 32 intentos de golpe de Estado); Gorra Roja (destinada a crear un ejercito de espías y soplones en los países de la Unión Sovietica); Mangosta ( por le cual se nombra Fitz Gerald, según Weiner: “millonario egresado de Harvard, para convertirlo en James Bond y destruyera, minas, centrales eléctricas, fabricas y barcos y todo cuanto fuera importante para el enemigo, izquierda”); Proyecto Tigre (que creó Pag 221: “un ejercito de cuya tapadera, era presentar directores de cine, teatro, artistas, periodistas, consultores, representantes de firmas internacionales, expertos en armamento, para que espiaran al Gobierno Vietnamita) y etc., etc. cualquiera de ellas refiere a acciones de sabotaje para desestabilizar gobiernos que se mostraran soberanos e independientes a los arreglos de la Embajadas conocidas.

Quiere decir que las operaciones y el asunto operaciones encubiertas –mas que archiconocida maniobra- el Libro de Tim Weiner –Ganador del Premio Pulitzer-, Legado de Cenizas, es bien amplio en citas, Pag. 473, es notable oir a Fred Hitz, General Inspector Legal de la CIA 1990 : “algún terrible acontecimiento que ocurra en alguna parte del mundo, tal vez en nuestro propio país, debe hacer despertar como lo hizo Pearl Arbor y decir por que diablos no lo sabíamos”.

En la pagina 195, recoge Weiner que Lincoln Gordon, embajador de Kennedy, complotaba contra Joao Goulart e invirtió 8 millones de dólares para manipular las elecciones y preparar terreno para un golpe militar contra Goulart . Le explicaba el Embajador a Kennedy: “para echarlo a patadas si es necesario”. Agregando: “somos favorables a cualquier acción militar en Brasil si está clara que la razón de dicha acción militar sea”…. a lo cual agregó el Presidente Kennedy: “contra la izquierda”. El lenguaje, la filosofía y los procedimientos es poco probable que hallan variado de ayer a hoy. Son y serán siempre los mismos.

Asi que adelantar, a rajatablas, sin haberse demostrado, previa investigación, la tesis un tanto babosa de la falta de mantenimiento o la otra menos acertada de que había “olores fuertes” los días anteriores al siniestro, resultan insostenibles. Alli viven personas que trabajan en la planta hace cuarenta años, ¿iban ellos a atentar contra su vida y la de su familia, siendo obviamente negligentes, ante una evidencia tan palmaria¿.

No adelantarse pero tampoco atrasarse, por que según se lee en Editoriales de hoy 29 de agosto de 2012 lo que se anuncian son “Llamas”. Ante el peligro inmediato, es necesario cuidar para que no nos sorprendan con otra operación. A pesar de lo que Bedell Smith, Director de la CIA, advierte al reconocer que sus operaciones eran: “ineficaces y moralmente reprensibles por el numero de vidas perdidas”. Sin embargo, insisto, de que vuelan …. vuelan.
Concluyo: ¿realmente este nefasto espectáculo podrá producirle beneficios electorales o a lo mejor se le voltea el viento y sus mismas llamas, terminan de consumir al candidato, hoy, perdedor”. Quien sabe …



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1594 veces.



Tulio Monsalve


Visite el perfil de Tulio Monsalve para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Tulio Monsalve

Tulio Monsalve

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a149237.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO