Papeles para el Debate

Chávez: un balance

Londres. Convirtió las Olimpíadas en la máxima banalización del deporte, de la cultura y la vida. Es el show business. Triunfar en las Olimpíadas ya no es una situación de reconocimiento moral como mayor compensación. Ahora se asegura fortuna y fama; son las grandes corporaciones quienes están detrás y la comida chatarra o bebidas gaseosas cuyos procesos productivos son contaminantes.

Los ingleses. Nos enseñaron cuan decadente es su sociedad del rock, del misticismo y la brujería. Donde hasta los ex Beatles fueron muy mal interpretados (en la emblemática pieza, “come together”), por un grupo de adolecentes que de músicos tienen lo que yo tengo de astronauta. Nada que ver con anteriores presentaciones olímpicas. Nos presentaron como algo emblemático de ellos (de hecho es lo único que pueden ofrecer en el marco de la crisis neoliberal), el sistema de salud, que ni la Margaret Thatcher logró privatizar, y el MI5 que personificado por el famoso 007, llevó a la Madre Reina al Stadium en helicóptero; nos indicaban (lectura política), cuanto dispuestos están a la defensa de su sociedad a cualquier costo. Sienten orgullo de sus agentes de inteligencia.

Finalmente. Estuvimos presentes con una buena delegación que seguro estoy, nos galardonarán con varias preseas; “extrañamente” acompañada del titular del Deporte; de quien se pensó al verlo en pantalla, nos estaba representando en alguna disciplina. Pero no fue así.

Venezuela. Se encuentra en el horizonte electoral norteamericano. A su pueblo y al Comandante Presidente, le quieren cobrar ese coraje de rebeldía que desde finales del siglo pasado, cuando EE.UU. creía incontenible su hegemonía, impulsamos una ola de insurrección popular y de democrática participativa y protagónica que ha venido reconfigurando el mapa político, social, económico y cultural en nuestra América Latina; tal y como lo hizo Cuba, en otro contexto, hace más de medio siglo.

Francia. Hollande en 56 días de gobierno ha dispuesto lo que otros también llamados socialistas han prometido y no han cumplido. Suprimió 100% de los vehículos oficiales y los ha subastado siendo que el recaudo lo destinó a un Fondo de Bienestar para ser distribuido a las regiones con el mayor número de centros urbanos con los suburbios más pobres; Envió un documento (de doce líneas) a todos los organismos estatales dependientes de la administración central donde les comunicaba la abolición de los "vehículos de empresa" desafiando de manera provocativa e insultando a los altos funcionarios, con frases como "si un ejecutivo que gana 650.000 euros año, no puede permitirse el lujo de comprar un buen carro con sus ingresos del trabajo, quiere decir que es demasiado ambicioso, que es estúpido, o que es deshonesto. La nación no necesita ninguna de estas tres figuras".

Touché. Fuera los Peugeot y los Citroën. 345 millones de euros salvados de inmediato y trasladados a crear (apertura al 15 de agosto 2012), 175 institutos de investigación científica avanzada de alta tecnología, asumiendo la contratación de 2.560 jóvenes científicos desempleados "para aumentar la competitividad y la productividad de la nación". Abolió el concepto de paraíso fiscal (definido "socialmente inmoral") y promulgó un decreto presidencial de urgencia estableciendo un porcentaje del 75% de aumento en la tributación para todas las familias que, netos, ganan más de 5 millones de euros al año. Con ese dinero (manteniendo así el pacto fiscal), sin que ello afecte un euro al presupuesto, ha contratado a 59 .870 licenciados desempleados, de los cuales 6.900 desde el 1 de julio de 2012, y luego otros 12.500 el 1 de septiembre como profesores en la educación pública; Privó a la Iglesia de subsidios estatales por valor de 2,3 millones de euros que financiaban exclusivos colegios privados y puso en marcha (con ese dinero), un plan para la construcción de 4.500 jardines de infancia y 3.700 escuelas primarias, iniciando un plan de recuperación la inversión en la infraestructura nacional; Estableció el "bono-cultura" presidencial. Un mecanismo que permite a cualquiera, pagar cero impuestos si se constituye como cooperativa y abre una librería independiente contratando al menos dos (02), licenciados desempleados de la lista de desempleados, con el fin de ahorrar dinero del gasto público y realizar una contribución mínima al empleo y al relanzamiento de nuevas posiciones sociales; Abolió todos los subsidios gubernamentales a las revistas, fundaciones y editoriales, sustituyéndolos por comités de "emprendedores estatales" que financian acciones culturales sobre la base de la presentación de planes de negocio relacionados con estrategias de mercado avanzadas; Puso en marcha un procedimiento muy complejo en el que ofrece a los bancos una elección (sin impuestos):Quien proporcione préstamos blandos a empresas francesas que produzcan bienes recibe beneficios fiscales, quien ofrece instrumentos financieros paga una tarifa adicional: lo tomas o lo dejas. Todo lo anterior, sin modificar el equilibrio del presupuesto.

Resultado. Sorprendente. El diferencial con los bonos alemanes cayó, “por arte de magia” y llegando a 101 y la inflación no aumentó. La competitividad de la productividad nacional se incrementó en el mes de junio por primera vez en tres años. ¿Será que Hollande es un genio de la economía en medio de la crisis capitalista?

monlan2001@yahoo.com

 Politólogo e Internacionalista venezolano

     Magíster en Seguridad y Defensa



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1306 veces.



Manuel José Montañez Lanza


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: