Consejos

Leo con cuidado mucho de cuanto escriben quienes favorecen la visión opositora y reconocen los problemas que debe enfrentar su candidato.

Alguno, sin tramite previo, simplemente se lanzan a realizar apologías  destinadas a exagerar sus bondades. Sin duda que las tiene, salvo que ellos en sus infladas proclamas terminan por ponerlas en duda.

La mayoría no dejan de terminar por dar consejos sobre la manera de hacer mas eficiente su desempeño. Así surgen estos recordatorios que esperan, siga, si quiere ganar en Octubre.

Primero recomiendan: “Hacer mas política”  que, según uno, “equivale a eliminar la ramplonería de sus ideas que suele adornar con vacío de pensamiento concreto” otro agrega “en lo cual se descubre muy poca formación política e ideológica”, materia que muchos le recriminan.

Incluyen comentario para que evite la reiteración con esa  nebulosa idea “progreso”, que por reiterada suena a faramalla.

Otros le sugieren: evitar frases o términos que solo inducen al terror: “país se cae a pedazos”; “la destrucción del país”; ”se esta cediendo territorio” ;“se destruye el parque industrial” ; “se regala nuestra riqueza”; “quebrar al país para reivindicar los pobres”, que consideran “simbología de telenovelas, adonde todo es miedo, violencia, estereotipos”, según, es medio para abultar creencias populares, atribuciones tendenciosas; piden que use menos propaganda negra.

Reclaman “busque la política” y “se apoye en datos adonde existe mas base para actos estratégicos y verdaderos programas”, menos medias verdades, que a muchos produce risa. Que llegue adonde no ha podido, al “esbozar programas que anuncien los pasos que asomen una alternativa para construcción de otra realidad”.

Evitar que se continúe en esa retorica, letárgica en vacío, que solo asoma mas polarización; táctica que “se completa solo con números y promesas mayores a las cifras actuales”. Discurso tan obvio que mueven a la duda: “subirá la producción de petróleo”,  como condición  para ampliar la inversión social, poco convincente argucia; cuando Chávez lleva 13 años, haciéndolo, y para la gente, acéptelo Ud. o no, es un hito de este gobierno.

No se le escucha hablar, como no sean generalidades, sobre lo que tiene que hacer para enfrentar un futuro sin petróleo. Nada dice sobre esto.

Hasta el mismo Rosales expresó la peregrina idea  de la tarjeta “Mi Negra” como bandera para competir con Chávez y sus planes misionales o de entrega de “viviendas bien equipadas”. No se le ha ocurrido nada nuevo.

Destaca otro consejo, deslastrarse de esos ancestros AD, COPEI e “independientes” que solo piensan en verse de nuevo como directores de ministerios, Tribunos o en Embajadas de las que antes salieron. Lánguidos, lastimera tropa sin moral ni nuevas ideas, como no sean, “volver a un pasado” que estiman mejor y adonde volverán a “chapear”.

Asoman, evitar esa plaga de espontáneos ayunos de ideas, de limitada perspectiva y rebosante majaderías y cascada de lugares comunes. Drama axiomático para sesera de quién no estudia, no lee, no cultiva alguna disciplina y ven la política como un escenario lleno de chismes y lugares comunes.

Otros consejos van por el rumbo de su imagen. Piden que aprenda a crear estructura muscular, gestual y afectiva que no posee, y, terminan por limitar sus conexiones emocionales con el pueblo: “jardín sin flores”.

Los hay radicales de derecha que le piden muestre la real política que defiende. La que privilegia las privatizaciones el libre mercado, o impulsa acuerdos con el FMI y cree en ellos para modificar el esquema impositivo y darle énfasis al “valor de los mas tienen por cuanto son los que mas producen y no se les debe controlar” y hoy limitan en “su libre accionar”.

Requieren cánticos y ruegos expiatorios a los santos para que defienda la beatífica propiedad privada.

Que termine de asegurar que  va abrir el control cambiario, que jure se permitirá la libre entrada y salida de todas las formas de capital y sus ganancias.

Volver al esquema bancario anterior de los Amos del Valle. Limitar los controles  y dejar hacer a la banca su papel de libre intermediador de los ahorros de los tontos y darlos a los que mas en créditos, sin ninguna limitación.

Lo contrario a todo, irse a contra corriente para ingeniar una formulación ideológica diferente, puesto que  ya la gente en Venezuela, quiérase o no maneja un nuevo sistema de valores que por su firmeza, -sépanlo de una vez- esta allí como barrera que frena cualquier propuesta de cambio, que no se siente realmente como original y creíble o se presienta que no esté en capacidad de resolver los problemas que aquejan a los más desvalidos.

Evite candidato, estar atacando todo aquello que el pueblo le agradece a Chávez, que es real y no se puede negar. Hacerlo es abonar y crea mas distancia entre Ud. y esa gente que espera cautivar.

Finalmente, sepa que su gran enemigo lo tiene en su propio comando. En sus “propios aliados” y sus fatigados y fastidiados cofrades que pelean y pelean y expresan que no le ven el queso a la tostada, en su estrategia de “muchacho que hace su trabajo, pero no convence”

Posdata: Conviene que aplique su entusiasmo en crear un espíritu de la solidaridad y evite mostrar lo que sentimientos de derecha le imponen: el individualismo; comprenda lo que dijo Poleo, “esa campaña es muy aburrida y el candidato es muy flojo”. Entendamos está presente, pero, no cuaja.

En síntesis, se le pide que derrumbe su ejercicio superior de la tontería. Veremos que consejos acepta de quienes lo apoyan, pero disienten de su estrategia actual, el enemigo, no es el otro, sino su imagen, su historia y escasa formación.

tuliom@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1133 veces.



Tulio Monsalve


Visite el perfil de Tulio Monsalve para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Tulio Monsalve

Tulio Monsalve

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a144646.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO