Memorias de un escuálido en decadencia

Guión

 ¡Qué pirata somos! Nos volvieron a agarrar mansitos, como unos mismos pendejos. Allí tenía Diosdado Cabello el guión que nuestro candidato Embajada Radonski debía aprenderse de memoria y romperlo, pero allí estaba el chavista muerto de la risa leyendo esa vaina. Es que no sabemos ni guardar un papelito. En las elecciones pasadas también los chavistas filmaron al compañero Manuel Rosales leyendo una chuleta mientras intentaba dar un discurso. Es que no aprendemos. ¿Cómo carajo vamos a ganar unas elecciones si  tenemos un candidato que habla a punta de chuletas? Claro, es mucho mejor que lea una vaina a que se ponga a improvisar, porque eso de decir que “yo sé por quién van a votar las mujeres: Chocolate nuevo”, no joda, eso es mucho peor, esa es una vaina que ni Sócrates en sus mejores tiempos en el Agora entendería.

Sin embargo, allí vamos, tristes, solitarios y arrepentidos. Qué buena vaina con Embajada Radonski que no levanta ni calumnias. Uno hace lo posible. Apoya por aquí y por allá y habla con sus amigos y va a las pocas concentraciones e incluso, uno se mete en las casas que visita para que la gente crea que es toda la familia la que está allí feliz, pero nada, el hombre dice cada vaina que uno se asusta.

Ese guión es una soberana pendejada. Esa vaina que dice de no nombrar al dictador es una pendejada que no tiene nombre, así, literalmente, no tiene nombre. Qué gran pendejada es esa, es decir, el culpable de todo este peo en el que estamos metidos es el tirano, y ahora sucede que no lo vamos a nombrar, no me jodan, esos asesores están pelando bolas, aquí hay que gritarlo por todas partes, así le hagamos propaganda, aunque ese dictador no necesita que Embajada Radonski lo nombre, porque lo conocen hasta en la China... Así, que dejemos ese pendejada y digamos cómo se llama el tirano. Y listo.

La otra vez, cuando nuestros valientes e inteligentes estudiantes se fueron a la Asamblea Nacional y en cadena enfrentaron el régimen por un momento, y después se quitaron las franelas rojas y quedaron en blanco y abandonaron el hemiciclo, allí también dejaron abandonado un texto que los comprometía mucho, y los chavistas hicieron fiesta con esa vaina, un texto parecido a este que mostró uno de los hombres del dictador en una rueda de prensa. Es que no aprendemos. Ese es el peo nuestro, que creemos que todavía la gente es pendeja, y no es por alabarlos, pero estos chavistas como que han aprendido demasiado y no se dejan joder así tan fácilmente.

- Oh, carta de Néstor, qué me dirá.- Me canta Margot.

 robertomalaver@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2664 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: