Intelectuales vs Ideólogos

Intelectuales e ideólogos están al servicio casi siempre de un autoritarismo político o económico con la diferencia que el ideólogo establece rápido su ubicación en la derecha o en la izquierda dejando el centro al intelectual para que baile al compas que mas le convenga, casi siempre es así.

Las actuales condiciones en la comunicación, el debilitamiento o pérdida de la reflexión, la confusión en la cultura por las formas que adquiere la moral y la ética, la migración, menos matrimonios mas divorcios, embarazos no deseados han cambiado el concepto de familia, la incorporación de la mujer en roles productivos ha influido en la sociedad culturalmente, socialmente y económicamente; familias y sociedades atípicas adquieren habilidades de sobrevivencia tempranamente, habilidades para acomodarse en ambientes difíciles dejan de lado a la intelectualidad y a la ideología.

Todo el mundo accede a un televisor aunque no sea suyo aun en las zonas mas remotas ven programas y se enteran de las noticias. Por parte del Internet todas las semanas se integran 500.000 nuevos usuarios hace que la gente conozca la vida, los productos y las ideas de personas de otras regiones a través de las redes sociales, son los nuevos ejércitos de intelectuales e ideólogos.

El teléfono celular es todavía más común que un televisor y que una computadora, esta tecnología no solo que se modifica cada rato se masifica enriqueciendo al mundo su sentido cultural y por su enorme potencial tecnológico- económico podría erradicar la pobreza en este siglo siempre y cuando el capitalismo desaparezca y la tecnología este al alcance de las industrias de todos los países de la tierra.

Es larga la lista de preocupaciones tocantes a la intelectualidad la crisis económica, desempleo, cambios climáticos, injusticia social, magnicidios, golpes de estado, son temores que no han disminuido al contrario la brecha entre ricos y pobres se sostiene la riqueza de 200 familias supera los ingresos conjuntos del 40% de los habitantes de la tierra, 2500 millones de personas, sin embargo, no se puede negar que los ingresos globales es mayor que hace 50 años pero la inequidad y la desigualdad subsisten en estos momentos mas de 200 naciones desarrolladas y subdesarrolladas han reducido no solo los sueldos sino los beneficios sociales, en esta realidad ¿Cuál es la función de los intelectuales en esta problemática de siempre?

El uso ambiguo de la palabra intelectual hace que se refiera a un mundo de acciones relacionadas con el conocimiento, entendimiento, crítica y la formación de valores por sus debates en las distintas formas de convivencia social pero la duda los mata porque en su gran mayoría los intelectuales carecen de convicción y no por falta de conocimiento, la incertidumbre política-comercial los hace escépticos del cambio, los llama una y otra vez a examinar sus creencias y sus orígenes para alinearlos con los ordenamientos jurídicos del momento.

Eso si, no renuncian a la actitud crítica que introducen en la opinión pública mediante los medios de comunicación, aquí, en el momento de recibir un salario de un medio de información el intelectual condiciona su conducta y su convicción por estar alquilada.

Alquilada o comprada su critica por la oposición sin libertad de pensamiento, de expresión o de opinión ya no es suya la individualidad intelectual porque la derecha requiere de constantes disfraces para no tocar el tema de la igualdad de oportunidad para todos sino del sostenimiento de una efectiva división de clases sociales, claro, tienen sus momentos intelectuales expresados íntimamente como cualquier humano pero el sueldo los aleja de las certezas que de un modo razonable desequilibra sus convicciones, valores y saberes, apartándole de la realidad.

El ideólogo no duda esta convencido del Estado, de lo que significa la iglesia, soberanía, patria, libertad, verdades de salvación aun cuando son verdades a medias porque cuando se convierte en funcionario publico no puede ejercer la critica abiertamente ya que es un tecnócrata con problemas circunscriptos concretos porque imponen sus esquemas sobre la complejidad de lo real.

Desde el punto de vista de la sociedad la intelectualidad y la ideología alquilada es altamente inmoral y delata el oportunismo político porque no se trabaja en forma conjunta para establecer una mejor plataforma donde la cultura, la educación, ciencia y tecnología mejoren el conocimiento del pueblo y la masa promueva la reconstrucción de un sistema progresista capaz de equilibrar el poder de la ciudad con las zonas rurales.

La intelectualidad y la ideología socialista con convicción promovería, impulsaría, un gran acuerdo nacional obreros, campesinos, estudiantes, pueblo en general, para mejorar la participación en la democracia; estos son los sectores de izquierda que mas deben trabajar para que estos sectores entren en los cálculos del poder.

Eduardo Samán por nombrar a uno, es uno de los intelectuales e ideólogos prácticos del pueblo, este lo recuerda con cariño y aprecio, si el poder estuviera mas extendido en el pueblo este no hubiera salido del ministerio, pero, este es un asunto de otro articulo.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1692 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: