La Gran Poetada, contra el imperialismo donde quiera que esté

La Gran Poetada, contra el imperialismo donde quiera que esté, es una propuesta poética- política. Venimos del barrio y hacia el socialismo vamos. Cantando y más cantando y más cantando, como apuntaba el Chino Valera. Asumimos por la calle del medio la urgencia de la participación y el protagonismo desde los más dispares espacios. Nuestra idea es acompañar ideológica, ética, estética y proféticamente a nuestro proceso revolucionario. Proceso histórico que venimos alimentando y vivenciando. Se trata, entonces, de cumplir un activismo desde el compromiso y la lucha permanente por parir y profundizar nuestro socialismo desde la vida y la poesía. No hay vuelta atrás. No hay regreso. La calle nos lo dice. La calle enseña, propone y también dispone. Desde esta postura apropiamos para nuestro contexto esta imperecedera lección del Che: “…porque al imperialismo no se le puede confiar, pero ni un tantito así… NADA.”

Que la bazofia opositora eche su resto de maniobras y mentiras. Nosotros respondemos con prestancia desde y para la calle, desde y para las parroquias, desde y para las veredas. Cantamos con la fuerza liberada de la creación. El amor y más que amor, frenesí es nuestro norte. Esta lucha por la vida y la realización de sueños, históricamente negados, la tenemos que ganar. Cero triunfalismos. Cero dudas. Inspirados en esta certeza, La Gran Poetada resolvió participar en los comicios del 23 de abril de 2012, Día del Libro, en las elecciones de la Red de Escritores y Escritoras Socialistas. Capítulo Caracas. El triunfo de la Gran Poetada fue total. Y así lo entendieron los contendores. Una convocatoria que viene de la calle, que peregrina esquinas y huele a bulevar es contundentemente difícil de derrotar. Traemos una propuesta que viene de lejos, que viene de las luchas de clase, del dolor, del alma. Y que tiene sus consecuencias. El achante y la parsimonia siguen por el canal de 20 Km; mientras la revolución nuestra-popular va por el de 80 y acelera al de 100. Aquel por ahora asoma un hasta siempre.

Asumimos el 7 de Octubre como momento constituyente político y, también, poético-cultural. Momento capital para profundizar todo lo alcanzado, cristalizar nuevos ímpetus y necesarias realizaciones revolucionarias. Es clave sumar conciencias, voluntades y votos. Muchas voluntades, muchas conciencias, muchos votos para blindar el triunfo de Chávez, comandante de la revolución y próximo nuevo presidente del país. Los espacios conquistados deben ser afianzados, afinados, elegantizados, prestos para los nuevos combates. Listos para esta batalla sin cuartel. Afrontamos una guerra prolongada. Y somos los militantes del arrabal comprometido con la oniria, el barrio militante de la utopía posible. Necesario es aprender, avanzar, fragantizar, hegemonizar. La derecha ha carecido, carece y carecerá siempre de poesía y de escrúpulos. Son los lumpen de siempre. Los adictos a perseguir la diferencia, la poesía, la literatura y la cultura. Nosotros, los utópicos de entonces y constructores del siglo XXI levantamos la voz, la boniteza, la diana y la militancia. Tiempos de violencia se avecinan. El engranaje de la conjura tiene aliados domésticos e internacionales con billete. La democracia que ellos quieren es la burguesa, la mistificada, la pseudo-todo, la vende patria. Una apología a la delincuencia de la oligarquía. Entre canto y poesía los mandamos al cipote. Necesario es dar el salto cualitativo. La esperanza nos convoca. La revolución debe continuar y ser profundizada por todos. El alcance de un pequeño logro es la muestra, apenas, de una posibilidad de construir. La Red de Escritores y Escritoras Socialistas está llamada a ser un alto faro irradiador de socialismo. El triunfo de esta propuesta en estas elecciones fue total. El capítulo Caracas tiene un nuevo ritmo. La batalla apenas comienza. Convocamos a todas y todos los cultores de la palabra, en revolución, a alzar su palabra y sus propuestas en esta nueva coyuntura del país y, necesariamente, de la Red. Convocamos a retomar la dinámica de la participación conjugada desde el protagonismo, la crítica necesaria, las mil y una propuestas de mejora, el guaguancó del diálogo. La cultura de la cayapa nos une. El barrio no se anda con alfeñiques ni melindres. Pana que tenga una propuesta, pues láncela que será recibida y bienvenida. Las viejas y nuevas propuestas de cultores, dramaturgos, compositores, guionistas, cantautores, poetas, narradores, novelistas, decimistas, promotores de lectura y ensayistas son bienvenidas. El barrio no es ni esta Caracas. El barrio somos todos. Una mayoría contundente de alegría y creación.

Todos nuestros candidatos se metieron por la calle del medio: Luis Delgado, poeta y ensayista, José Gregorio Linares, historiador y gerente editorial, Gastón Fortis, poeta y docente, María José Escobar, poeta y activista de la lectura, Raúl Rico, abogado y poeta, Néstor Francia, poeta y comunicador y Efraín Valenzuela, poeta. La Gran Poetada alcanza un nuevo triunfo político. Evoquemos entonces las palabras de Fidel Castro: cumpla usted con su deber; que yo cumplo con el mío. Viviremos…. Viviremos, Viviremos… y Venceremos.

efrainvalentutor@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1978 veces.



Efraín Valenzuela

Católico, comunista, bolivariano y chavista. Caraqueño de la parroquia 23 de Enero, donde desde pequeño anduvo metido en peos. Especializado en Legislación Cultural, Cultura Festiva, Municipio y Cultura y Religiosidad Popular.

 efrainvalentutor@gmail.com

Visite el perfil de Efraín Valenzuela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Efraín Valenzuela

Efraín Valenzuela

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a142710.htmlCd0NV CAC = Y co = US