Unos datos para el candidato formateado

Venezuela está mucho mejor que en el 98, Radonski

El candidato "reseteado" o “formateado” Henrique Capriles Radonski retó a uno de los periodistas, en una de sus extrañas y ya muy esporádicas declaraciones, a que buscara los datos y "viera" cómo Venezuela estaba, en el 2012, peor que en el año 1998. Yo no soy periodista, solo soy un profesor de inglés en una Institución de educación Superior. Pero me da pena ajena ver cómo este señor hace tamaña afirmación y que no haya ni un solo de esos llamados periodistas que le pida a el Sr. Candidato que explique con datos cómo llegó a semejante afirmación, sino que al contrario, los "cómplices" periodistas se quedan calladitos, pasmaditos, quietecitos, ríen,  y dan la sensación de que lo que dice el Sr. es verdad. Después se ponen muy enojados cuando el Presidente Chávez les llama "palangristas".
Pues bien, yo me puse a investigar y voy a responderle al Sr. Capriles Radonski, con datos, que Venezuela está muuuuucho mejor de como estaba en el año 1998 cuando llegó el Comandante Chávez. Claro, él no quiere ver hacia atrás, porque él lo que quiere es futuro, y tiene miedo de encontrarse con algunas cosillas del pasado que le acusan.

Observen ustedes:

Crecimiento
Las formas de ver y considerar el rendimiento de la economía (su crecimiento) de cualquier país del planeta es simplemente observar el crecimiento del PIB o Producto Interno Bruto. Oye bien, bruto: Desde que el presidente Chávez asumió la presidencia (primer trimestre del 2009) la economía ha crecido un 47.4%, a un ritmo de 4,3% anual durante 9,25 años seguidos, según datos hasta el segundo trimestre del 2008. La economía siguió su ritmo de crecimiento, y solo decreció el año pasado como consecuencia de la debacle económica mundial del sistema capitalista y la caída estrepitosa (casi hasta el default) de la economía estadounidense y europea, y la desaparición de algunas de las más grandes empresas especuladoras y bancos hipotecarios y la pérdida de miles de posesiones inmobiliarias como efecto de la Burbuja hipotecaria. En términos del crecimiento económico por persona, esto equivale a alrededor de un 18,2 por ciento, o 1,9 por ciento al año. Aunque signifique una enorme mejora en comparación con las dos décadas de deterioro económico antes de Chávez, este crecimiento económico es modesto, más o menos igual al promedio de la región. Aún así, es pertinente aclarar que durante este período (desde el 99 hasta el 2008) el gobierno del Presidente Chávez no tenía el control de la empresa petrolera PDVSA. No fue sino hasta el primer trimestre del año 2003 cuando el gobierno tomó el control absoluto de PDVSA y tomó el control de las operaciones petroleras que eran manejadas por una empresa Americana (INTESA) que decidía desde el norte sobre la producción, venta, salida del petróleo Venezolano. Entonces, Sr Capriles, durante los primeros 4 años del gobierno Bolivariano, esta vital empresa estuvo bajo la batuta de aquellos apátridas llamados Meritocráticos, Nómina Mayor, hostiles al gobierno. De hecho los señores meritocráticos utilizaron el dominio de la empresa petrolera para desestabilizar y derrocar al gobierno. Todos recordamos (usted no, seguramente) los días del sabotaje Petrolero y sus desgarradoras consecuencias. Bajo estas circunstancias, Chávez no tenía mayores opciones para promover el crecimiento económico.

Si consideramos el crecimiento desde el primer trimestre de 2003, el PIB real creció en un 94,7 por ciento durante 5,25 años, lo que significa un ritmo anual de 13,5 por ciento. Según cualquier comparación histórica o internacional, esto representa un ritmo extremadamente rápido de crecimiento económico. En términos del crecimiento por persona, fue de 78,8 por ciento, o de 11,7 por ciento al año.

Otra forma de medir el crecimiento económico es comenzar desde el punto en que el PIB alcanzó el nivel al que se encontraba previo a la crisis. Así vemos que  el PIB creció en un 37,2%  a lo largo de 3,75 años, o a un ritmo anual de 8,8 %. En términos del crecimiento por persona, esto representa un incremento del 28,2 por ciento, o de 6,9 por ciento al año. Esto es ciertamente un crecimiento  bastante rápido como se demostraría con cualquier  comparación internacional o histórica

Así pues que bajo cualquier comparación razonable, el crecimiento experimentado por la economía venezolana durante los años del Comandante  ha sido espectacular. Y esto resulta más claramente  evidente si comparamos las dos décadas anteriores a la elección de Chávez cuando la economía venezolana  sufrió una caída en el PIB por persona, la cual fue una de las peores en el mundo durante ese periodo. Entre 1978 y 1998, el PIB por persona de Venezuela sufrió una contracción  del 21,5 por ciento

Pobreza y desigualdad

 Se ha registrado una enorme caída en los índices de pobreza y pobreza extrema durante la administración Bolivariana del Comandante Presidente Chávez. El porcentaje de hogares en condiciones de pobreza se ha reducido en más de la mitad, desde un 54 por ciento en el primer semestre de 2003 hasta un 26 por ciento para finales de 2008. El porcentaje de hogares en extrema pobreza disminuyó aún más: una caída del 72 por ciento, hasta un 7 por ciento de hogares en condiciones de pobreza extrema. Esto representa un logro importante y coloca a Venezuela en la posición de eliminar la pobreza extrema por completo. Cabe mencionar que los Objetivos de desarrollo del milenio de las Naciones Unidas instan a los países a reducir la pobreza extrema a la mitad para finales del periodo 1990-2015. Si tomamos el primer semestre de 1999 como punto de partida, el porcentaje de hogares en situación de pobreza se ha reducido en un 39 por ciento, desde 42,8 por ciento a 26 por ciento. La pobreza extrema se redujo por más de la mitad, desde un 16,6 por ciento hasta el 7 por ciento. También se ha dado una marcada caída en los niveles de desigualdad, medidos a través del índice de Gini. Desde la elección de Chávez al poder, el índice de Gini ha caído aproximadamente seis puntos, desde 46,96 hasta 40,99. En la expansión más reciente, la caída ha sido aún más marcada: demás de siete puntos, desde 48,11 hasta 40,99. Para una aproximación de la magnitud de un cambio como éste en la distribución del ingreso, podríamos compararlo con un movimiento similar en la dirección opuesta: entre 1980 y 2005, el índice de Gini en Estados Unidos aumentó de 40,3 hasta un 46,92; siendo éste un periodo en el que se dio una gran redistribución del ingreso a favor de los sectores de mayor ingreso.

Entonces, candidato reseteado o formateado, ¿Cómo te atreves a afirmar que Venezuela está peor que en el 98? Yo deduzco que lo que pasa es que te has montado en el autobús del retroceso y vas hacia atrás. Hay que tener mucho cuidado con este Sr Lobo feroz disfrazado de Caperucita Roja. Él ahora solo habla de que no quiere refunfuñar en contra de Chávez, de que no quiere confrontaciones, de que todo es cariño, amor, progreso, tolerancia, alegría, compartir, chévere, besitos y abrazos, y todo estupendo. Pero todos debemos recordar que este Sr, Capriles es un bandido, a quien los medios de información le están fabricando un aura de príncipe azul o presidente perfecto quien nos llenará de amor y progreso, y nos guiará hacia un futuro hermoso. ¡Mucho guillo! ¡Yo, con ese rufián, ni a misa!

Volveré con Educación y salud.

Profesor

Brigada de Comunicación de la FBEU, IUTE. 

Enviado a través de jose villegas 

villegas_41@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1621 veces.



Oswaldo A. Abarca *

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor