Tal Cual y el Caracazo

Después de 23 años aún no se conoce una cifra más o menos creíble sobre la cantidad de personas que fueron asesinadas durante los trágicos sucesos de febrero del 1989, conocidos mediáticamente como el Caracazo. Las cifras son tan dispares unas de otras que hay quienes hablan de trescientos muertos, mientras que otros se atreven a decir que fue un holocausto superior a los tres mil fallecidos.

Lo que no señalan algunos voceros de la oposición, es que esa misma imprecisión en el número de muertos lo que revela es el cinismo con el que el gobierno de Carlos Andrés Pérez (II) ocultó un aniquilamiento colectivo dirigido sistemáticamente desde las Fuerzas Armadas y el resto de los cuerpos de seguridad del Estado.

Algo que además refleja la autocensura y la irresponsabilidad de algunos medios de comunicación que durante el Caracazo más allá de verse obligados a mostrar algunas imagines del terror, sobre todo la de los saqueos, fueron poco diligentes en mostrar la cara de quienes disparaban y de investigar de dónde venía la orden.

Resulta indignante como el semanario Tal Cual, pasquín dirigido por Teodoro Pekoff, en la edición de este fin de semana, abre con un reportaje titulado “El Caracazo: sin justicia”, escrito por Mahyleni Serpa, a través del cual esta de forma sesgada y burlando todos los principios éticos elementales de la profesión, intenta justificar con una semántica truculenta y engañosa que el gobierno de Hugo Chávez prácticamente es el responsable de hechos que ocurrieron diez años antes de él llegar a Miraflores.

Serpa, quien extrañamente confunde los géneros reportaje, crónica y opinión, tomando como muletas a un tal Willy Chang, del Comité de Familiares de las Víctimas (Cofavic); y al abogado Héctor Faúndez Ledesma, estructura una supuesta investigación periodística que coloca en evidencia una clara intención de desconocer el esfuerzo que realiza el Estado venezolano, el gobierno de Hugo Chávez, y sobre de la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, por esclarecer los hechos, hacer justicias y ayudar a las víctimas.

El jueves pasado Luisa Ortega Díaz, a propósito de un nuevo aniversario del Caracazo, señaló que la investigación no será cerrada hasta que no se resuelva el último de los casos.

Dijo además que después de 20 años, el MP abrió la investigación de 340 causas que estaban dispersas y creó una comisión integrada por 74 expertos que llevaron a cabo 2 mil 292 diligencias de investigación y 800 audiencias. Dicha pesquisa produjo la exhumación de 125 bolsas de osamenta que se encontraban en una fosa común del Cementerio General del Sur conocida como La Peste.

De esa forma fueron individualizados 71 restos de victimas tomando en cuenta, sexo, edad, tamaño y condición racial, de los cuales se extrajo ADN para luego ser comparado con el de los familiares para la debida identificación de los cadáveres.

Dijo la fiscal que en 1999 el Estado responsablemente reconoció los hechos que habían sido denunciados ante la Corte Internacional de los Derechos Humanos (CIDH) en 1994 y de acuerdo a un fallo de la misma no solo indemnizó a los familiares de 36 víctimas que ésta pedía, sino que la medida se extendió a 336 familiares previa verificación de los datos.

Es lamentable que Mahyleni Serpa, dejándose manipular por Teodoro Pekoff , se preste para publicar en Tal Cual un trabajo, y que periodístico, que lo que intenta es desinformar a la población haciéndole creer al pueblo que la masacre del Caracazo cometida por los adecos en 1989, con la complicidad de los copeyanos también es responsabilidad de Hugo Chávez, el único presidente que ha luchado y sigue luchando porque se respeten los derechos humanos en nuestro país


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3045 veces.



Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor