Constituyente Ya

La UBV debe hacer, mientras se hace UBV

Una nueva crisis atraviesa a la Universidad Bolivariana de Venezuela; destitución de equipo rectoral, nombramiento de nuevas autoridades e implementación de nueva políticas. Pasado algún tiempo, volverá la noticia; destitución del equipo rectoral, nombramiento de nuevas autoridades e implementación de nuevas políticas, y así hasta el infinito donde recursos humanos y materiales son invertidos en el marco de definiciones todavía poco digeribles por la totalidad de la comunidad Ubevista, mientras la promesa de una praxis universitaria que sea ruptura con el modelo clasista y excluyente se posterga.

Para nada nuestra posición se inscribe en el idealismo que añora el que de la noche a la mañana se resuelvan todos los problemas de la revolución bolivariana. Comparto y respeto como la mayoría de venezolanos el rol fundamental que juega el Presidente Chávez en la consecución de los sueños del pueblo venezolano, sin embargo hasta Chávez es humano, tiene sus virtudes y tiene sus limitaciones, Chávez no es Dios, no puede estar en todas partes y es allí donde debería insurgir el verdadero compromiso de quienes nos inscribimos en este proceso; es allí donde con nuestra conducta, silencios a veces, ideas y reflexiones, podemos complementar aquella parte de la obra impulsada por el Presidente. Sobretodo poder decir en algunos casos: Presidente, de esa manera esa iniciativa es inviable y acá tiene una nueva propuesta.

En el caso de la Universidad Bolivariana de Venezuela, las acusaciones referidas a corrupción, ineficacia, ventajismo y amiguismo, entre otras, forman parte de: manifestaciones de un problema de mayor y trascendental monta, solo observable por aquellos cuyo interés transciende el simple ocupar un cargo u obtener una satisfacción de la institución mencionada. En este sentido, sostenemos que la UBV, aún siendo dirigida por la mejor gerencia patriótica, revolucionaria, bolivariana y universitaria nunca conocida, tiene necesariamente que pasar por significativas crisis de acoplamiento, si en verdad, la bolivariana es una propuesta revolucionaria y por consiguiente innovadora dentro de ese cuerpo enfermo que es el sub-sistema de educación superior del país. Y es aquí donde cobra sentido la referencia a la desidia y al frágil compromiso revolucionario que caracteriza a muchos; pues hace rato, individualidades o colectivos que hacen vida en el entorno presidencial, debieron advertirle al presidente sobre la inviabilidad de la UBV a menos que sea el genuino producto de un proceso constituyente universitario. Visión, Misión, Fines y Metas como las contenidas en la razón de ser de la Universidad Bolivariana de Venezuela, no se clarifican en la realización de dos o tres talleres o seminarios; implementación de algunas resoluciones de congresos internacionales sobre educación superior o escogencia de genios en ciencias de la educación. La UBV es un problema MAYOR y es también un reto ante el cual no podemos fallar.

La Universidad Bolivariana de Venezuela, debería vivir la experiencia colectiva de hacer mientras se hace, esto es; someterse a un proceso constituyente que le de esencia, forma, contenido, norte, objetivos, mientras sigue siendo una casa de estudio dinámica, crítica, transparente, con docentes prestos a aprender en el doble acto: ser integrantes de un proceso constituyente y docentes de una universidad en realización, al igual que los estudiantes, empleados y la comunidad afectada por el impacto de la UBV. Proceso que sea una prueba irrefutable de compromiso revolucionario de parte de la comunidad Ubevista: de desprendimiento y transparencia; de crecimiento académico, intelectual, ideológico. Proceso que gradué verdaderos constituyentitas universitarios dispuestos a obsequiar sus experiencias para el impulso del gran Proceso Constituyente de todo el sub-sistema Universitario Venezolano que requiere la Venezuela Bolivariana. El Proceso Constituyente en la Universidad Bolivariana de Venezuela, puede tener la extensión formal de un semestre, pero si quiere ser consecuente con la innovación revolucionaria, debe entonces ser un proceso constituyente interminable, de suma y negación critica de aportes, técnicas, procesos: donde importe mucho, la intensidad de sesiones y la sistematización de aportes, así como la variedad y riqueza de los actores y participantes y temas. Ese proceso debería enseñarnos entre otras cosas, que no tenemos Especialistas Revolucionarios en Educación Superior, ya con ello obtenemos una gran ganancia: la sencillez intelectual de asumirnos como un aprendiz más en un oficio tan exigente y poco respetado como es ser instructor de otros, y sobretodo instructor comprometido con los cambios radicales que vive la sociedad venezolana. Pensamos que es el momento para que el Presidente designe un equipo rectoral cuyas tareas centrales sean: Garantizar la continuidad administrativa y académica de la UBV e impulsar un Referéndum Consultivo, en el cual participen los estudiantes, profesores, empleados y comunidades populares, para determinar la realización de la Constituyente universitaria en la UBV. Magnifico si los propulsores de las tareas mencionadas son los Vice-ministros Andrés Eloy Ruiz Adrián y Temir Porras Ponceleón, junto con ese voluntariado Ubevista identificado con la Revolución Bolivariana, cumpliéndose así con ese saber popular que indica: después de la tormenta viene la Constituyente creadora.
SOLO EL PUEBLO SALVA EL PUEBLO
Luis Villafaña PNA-M13A
Dirección electrónica: negrohereje@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4012 veces.



Luis Villafaña PNA-M13A


Visite el perfil de Luis Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas