¿Guerra civil simulada?

    Según la opinión de Wikipedia una Guerra Civil es: “Se denomina guerra civil a cualquier enfrentamiento bélico cuyos participantes están formados comúnmente por dos ejes políticos distintos. Su característica más común es que el conflicto armado se desarrolla en un mismo país, enfrentándose entre sí personas de un mismo lugar (ciudad, pueblo o comunidad) defendiendo, generalmente, dos ideologías o intereses distintos. En nuestro país se dio una guerra federal (18591863) también conocida como guerra civil ya que se enfrentaron dos tendencias políticas diametralmente opuesta que fueron los liberales y lo conservadores. Entre los años (1.936 – 1939) se dio la guerra civil española que sirvió como preámbulo según algunos analistas de la historia, para el inicio de la segunda guerra mundial; este enfrentamiento se generó entre los republicanos quienes gobernaban a España para ese entonces, el cual ideológicamente eran de tendencia marxista “Frente Popular” integrado por (Marxistas, republicanos y nacionalistas), además de contar con el apoyo de la clase obrera española; tuvieron que enfrentar la “sublevación de los falangistas-fascistas” de tendencia ideológica ultraderechista y derechista integrada por: la monarquía, la iglesia católica, la burguesía, buena parte del ejército controlada por estos factores y al resto de la sociedad políticamente ganada para este fin; esta fatídica guerra le costó a España aproximadamente 35.000 ciudadanos fallecidos; además en la historia de la humanidad se han desarrollado una buena cantidad de lamentables “Guerras civiles” fatídicas para la humanidad afectada.

    Traigo a colación el concepto de guerra civil, la referencia histórica de la guerra civil española y la guerra federal que se dio en nuestro país, para ilustrar el significado y lo que ejemplifica una guerra de esta naturaleza; con el propósito de desmontar la gran mentira publicada por el Monseñor Ubaldo Santana Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana en el diario El Nacional, al declarar que en nuestro país se viene dando una “Guerra civil simulada”; este ciudadano como prelado de iglesia católica que es, no debería mentir al país tan descaradamente como lo hace, ya que según el décimo sexto mandamiento de la ley de Dios redactado por el profeta Moisés dice, (No hablarás contra tu prójimo falso testimonio). Los sacerdotes de la iglesia católica y de otras doctrinas religiosas afines, según este mandamiento no deben ser mentirosos y falsos al emitir opiniones públicas y privadas ya que irrespetan a Dios y a los feligreses de fe cristiana que oyen y creen en sus mensajes teológicos; pero lamentablemente la jerarquía católica venezolana de alto nivel, es de tendencia ideológica derechista y ultra derechista, por ello rechazan demencial mente al proceso revolucionario socialista que lidera el Comandante Presidente Hugo Chávez; hay que hacer la salvedad de que no es todo el clero venezolano quien está opuesto al proceso revolucionario, ya que buena parte de los sacerdotes que realmente practican con objetividad la fe cristiana, son apóstoles que luchan desinteresadamente al lado del pueblo humilde para ayudarlos a resolver tanto sus problemas de fe así como los problemas sociales y económicos que los afectan.

    No se puede negar que en nuestro país hoy existe un problema de seguridad ciudadana generado por el incontrolado auge de la delincuencia altamente criminal, que lamentablemente sega la vida de muchos ciudadanos y ciudadanas inocentes, así como también se combaten a muerte entre sí  los integrantes de las bandas criminales, y aunque el Estado venezolano ha venido permanentemente buscándole solución a este flagelo social, el mismo se hace crónico e irreductible, ya que son muchas las variables que inciden para evitar el éxito del Estado en este sentido y menos es posible minimizar la peligrosidad de la delincuencia, si los factores políticos que adversan al proceso revolucionario, se aprovechan de esta circunstancia para obtener provecho político conspirativo.

    Todo buen revolucionario socialista y sobre todo aquellos que están en función de gobierno dedicados a reducir al flagelo delincuencial a su mínima expresión, deben aceptar y reconocer con valentía, que no se  ha sido exitoso en este sentido, pero se está haciendo lo posible para lograr dicho objetivo; pero no se puede aceptar bajo ninguna circunstancia que el clero católico representado por Monseñor Ubaldo Santana, le declare a la opinión pública nacional e internacional, el hecho de que aquí en la República Bolivariana de Venezuela existe una “ Guerra Civil solapada o camuflada”, porque es eso no es verdad y sólo se justifica esta declaración malsana, sí Monseñor Ubaldo Santana forma parte de un plan conspirativo orquestado por la rancia burguesía nacional e internacional lacaya el imperio yanqui y europeo, anclados en los factores políticos ultra derechistas y derechistas que aspiran tomar el poder gubernamental nacional, sin importarles las consecuencias de su intención fatídicas. “Guerra avisada no mata soldado”, en tal sentido el gobierno socialista y revolucionario debe estar mosca en este sentido.  

freddymarcial@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1528 veces.



Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a136550.htmlCd0NV CAC = Y co = US