Médicos por la vida vs Médicos Mercantilistas

Apenas comenzó el proceso revolucionario cubano (1959), los primeros en hacer maletas rumbo al auto-exilio , fueron los MÉDICOS.

Entre los primeros 10 años del triunfo de la revolución cubana (1959-1968), de los 6.286 médicos existentes, 2.772 de ellos (44%), abandonaron su país, asestando un duro golpe a los planes y a la salud del pueblo cubano.

Tal situación aceleró la formación masiva de los profesionales necesarios para cubrir el déficit en los servicios y centros de enseñanzas, requiriendo para ello su integración al sistema de salud y la ampliación de ofertas de becas para jóvenes de todas las capas sociales.

Similar suerte vivimos los venezolanos en los primeros casi 10 años de gobierno de transición hacia el socialismo. Seis Mil (6.000 médicos), y un tanto de Pseudo intelectuales, alta burguesía y dueños de medios entre paréntesis (que se dan el tupé de dirigir sus periódicos, radios y plantas televisivas desde Miami, para decir que en Venezuela no existe libertad de expresión). se fueron al lado de la gusanera en Miami.

La deserción de médicos cubanos y venezolanos, aunque en diferentes épocas y circunstancias, es prueba fehaciente no solo del carácter mercantilista de la salud que priva en la mente de esos galenos, sino también de la filosofía académica que imparten en las escuelas de medicina de nuestras universidades públicas y privadas.

De acá, la campaña de descredito para con los médicos y médicas cubanas, la Misión Barrio Adentro y los estudiantes de Medicina Integral Comunitaria que describe (arriba), la camarada estudiante Dalila Aponte. Pero hay algo más que se devela y chorrea por la cara a de quienes dirigen esa campaña de descredito: la hipocresía, la falta de ética y por sobre todo la traición al juramento Hipocrático:” Mantendré, en todas las medidas de mi medio, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica. Mis colegas serán mis hermanos.”(Extracto).

Con la presencia de los médicos y medicas cubanas y los graduandos y graduadas en Medicina Integral Comunitaria, se descubre también el rostro de aquel mercantilista de la salud que no puede ni podrá demostrar jamás la humildad, la solidaridad y el humanismo que caracteriza al médico Integral Comunitario.

Al médico o la médica del negocio de la medicina le es difícil aceptar y mucho menos emular el modelo de vida del médico y médica cubana de andar a pie por estas calles, lavar su ropa, comprar en Mercal, practicar la austeridad y vivir modestamente junto al pueblo..¡¡¡Que horror!!! ¡¡Que raya para el gremio!!!

¡¡¡Bienvenida la Ley de Medios Alternativos y Comunitarios del Poder Popular!!!

¡¡¡Feliz Navidad a todos y todas las lectoras y aporreador@s!!!



Periódico alternativo Dígalo Ahí

Digaloahiprensa @gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2223 veces.



Hermes Escalona Acuña

Miembro del Periódico alternativo DIGALO AHI

 digaloahiprensa@gail.com

Visite el perfil de Hermes Escalona Acuña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a135661.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO