Irreverente que llora

Últimamente he estado leyendo algunas quejas con relación al deporte profesional; y lo que leo no es extraño a cualquier fanático de algún deporte, que podría imaginar determinadas conversación: La entrada es muy cara y ellos mismos manejan la reventa: Que no dejan pasar el agua, hay que comprarla adentro por un valor especulativo: Todo lo que venden está asociado a un monopolio que compro hasta el más mínimo de los derechos para vender hasta los famosos pinchos, ya le pusieron etiqueta de franquicia al aire, la lluvia y hasta la mirada desde un punto.

Da preocupación ver una familia humilde de tres miembros, para no exagerar, tratando de asistir a un evento de este tipo, que ya lo hicieron imposible para su sueños y lo peor es que siguen vendiéndolo como tal, cuando saben que lo convirtieron en la especulación más alta de los últimos tiempos, sobre todo porque juegan con la ilusión y el fanatismo de los que no han entendido la voracidad de sus agallas.

Yo que un día fui fanático, además practique el beisbol y el basquetbol, como cualquier mortal; asistía con frecuencia a los juegos y seguía a mis equipos lleno de pasión; un día a pesar de mi fanatismo, entendí lo que hacían, juro no fue fácil y puse fin a la manipulación; con todo lo que significa dejar de sentir lo que se sienten hoy en día, los que siguen practicando esa enfermedad comercial, que un día con todo el dolor de mi alma deje de seguir.

Lo deje porque lo convirtieron en una aberración: para mí fue muy duro ver enfermos que nunca tuvieron sueños, ni jugaron siquiera pico pico; asistiendo a los lugares de mis sueños a buscar adeptos, haciéndose pasar por fanáticos de toda la vida y comiendo chicharon con pelo para parecer iguales, para engañar inocentes, a parte de la penetración que hacen por TV; convirtieron mi sueño en su negocio y exponen con toda intención, lo macabro de su ambición que es distinto a mi fanatismo.

Ya van por la locura que estamos viendo hoy; convirtieron el nombre de una PATRIA, en un producto comercial (no lo nombro para no herir el fanatismo que entiendo) y todos lo seguimos y hasta lloramos con la ilusión de vernos mañana participando en un mundial, representando una marca, que hizo se nos olvide el nombre de la PATRIA, cambiándolo por un márquetin y en revolución eso no es aceptable; en el mundo del comercio, que es en lo que convirtieron nuestros sueños, es su negocio, pero en el de lo que estamos construyendo, es el principio de mañana cuando esta PATRIA sea totalmente libre, tengamos en el subconsciente la negación hacia nuestros colores y nos dejemos matar por un producto que empezaron a forjar en nuestras conciencia y se hará difícil explicar a un fanático, que la PATRIA no es el nombre de una malta: La SELECCIÓN NACIONAL de cualquier deporte, son HEROES, es la máxima representación del gentilicio revolucionario que llevamos por dentro, porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.


machucamelo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1516 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a134106.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO