El Espejo

Viento del Sur

En Argentina todos lo veían venir, menos las cúpulas. Primero la mediática; luego la de los partidos de oposición. Estaban tan desconectadas del pueblo, de la sociedad real, que despreciaron alertas. "No hay operación mediática que pueda contra una causa justa" Cristina Kirchner.

1 En Argentina todos lo veían venir, menos las cúpulas. Primero la mediática; luego la de los partidos de oposición. Estaban tan desconectadas del pueblo, de la sociedad real, que despreciaron alertas. En vez de abrir ojos y oídos al rumor que crecía en los socavones, pero no sólo en las barriadas, entre las "cabecitas negras" y los descamisados, sino en las zonas de clase media, los profesionales, técnicos, pequeños y medianos empresarios, hicieron cálculos alegres sobre potenciales alianzas y el desgaste de los años de gobiernos kirchneristas. Apostaron a que las falsedades urdidas por los dueños de los medios de comunicación corroídos por el odio, empeñados en imponer un dominio fáctico sobre las instituciones, coreadas con gozo por políticos disfuncionales que jamás le han perdonado al peronismo haber sacado de la relegación a millones; que zahieren al pueblo con la arrogancia de las élites que se consideran hijas de la cultura europea al tiempo que se sustentan lo que alguien llamó "la oligarquía de la bosta"; machistas como tienen que ser; que ven en la viuda el último eslabón del mito de otra mujer que les sigue sacando la piedra, no podían creer que ella se saldría con la suya. Y menos cuando a su lado ya no estaba el estratega, el armador político por excelencia.

2 Y ocurrió lo que todos esperaban -aún más después de las emblemáticas primarias-, menos ellos. El milagro que confirmó lo obvio. El poder intrínseco del mensaje, el coraje, el liderazgo orgánico, la dignidad de una mujer que se impuso a la conjura política, ideológica, corporativa y personal que la acechaba. Por eso Cristina Kirchner acaba de implantar un récord: electa y reelecta -sin segunda vuelta- Presidenta de la nación, con un aluvión de sufragios. Un triunfo en el que cuenta no sólo el resultado matemático, la contundencia de los guarismos, sino la emoción que confirma adhesiones y rebasa aparatos y consignas. El éxito de una conducción acertada frente a una oposición sin conexión con la realidad. De un proyecto de país que motiva al pueblo frente a otro que sólo ofrece volver al pasado. Y de algo más: el triunfo de la verdad sobre la mentira, así de sencillo. Para Cristina Kirchner no fue fácil desafiar poderosos intereses económicos, la potente oligarquía, los partidos agotados ideológicamente pero anclados en una cultura dominada por históricos cacicazgos. O hacer frente al poder de los propietarios de medios, acostumbrados a controlar gobiernos, como los diarios Clarín, La Razón, La Nación, canales de televisión y emisoras de radio en todo el territorio.

3 ¿Qué representa su triunfo abrumador? a) La derrota del poder de los medios que pretendieron avasallarla, doblegarla, difundiendo todo género de infamias, como suelen hacer en toda la región. El resultado electoral del domingo 23/10/11 los desnuda y los hunde en la derrota. Confirma que esa política mediática revierte negativamente. Igual pasó en Perú con la campaña contra Humala. b) También fue derrotada, en toda la línea, la propuesta neoliberal contrastada con el proyecto kirch-nerista de contenido social, inclusión y protagonismo del Estado. Sus voceros, los candidatos presidenciales Duhalde y Carrió, fueron barridos, mientras que un socialista tibio, como Hermes Binner, logró la segunda posición -claro, a 38 puntos de CK-, y le siguió la Unión Cívica Radical con un programa socialdemócrata reciclado. Lo que significa, al igual de lo que sucede en otros países latinoamericanos, que la definición político-ideológica, clara, rotunda, ahora la asumen los pueblos sin los temores de otros tiempos.

4 Por último, el silencio de ciertos medios venezolanos -salvo la insólita alusión en la mancheta de un diario: "Cristina no le va a dar el vuelto a los venezolanos"-, y en la oposición partidista, que tiene que ver con las similitudes Sur-Norte. Con las ópticas erróneas de las oposiciones en uno y otro lugar. Con las falsedades que suelen manejar esos sectores, y, sobre todo, con el miedo que desata en ellos lo sucedido en el país sureño. Que no es poca cosa dadas las simetrías de proyectos y enemigos a enfrentar. Sin duda, algo premonitorio. Que les pone la piel de gallina.


LABERINTO

Hasta Luis Vicente León, inteligente operador de Datanalisis, se enreda con las encuestas. Para no quedar mal con su gente -y clientes-, luego de dar un resultado: 58,9%, retrocede y concluye que sólo el 53,1% es favorable a Chávez, lo que revelaría tendencia a la baja. No es ese el porcentaje que tiene el Presidente en otras encuestas: más de 60%, pero el que le atribuye León es suficiente para alguien con más de 12 años en Miraflores. Ya quisieran gobernantes del mundo y candidatos opositores, tenerlo…

Para Ivad (Seijas) la valoración positiva de la gestión Chávez es 71,3% y el apoyo 65,7%. En Hinterlaces 58%, y en International Consulting Services más de 50%. Es la situación en los últimos sondeos…

Con razón crece la angustia en la MUD y más allá. Ejemplo: en los medios están consternados y algunos laboratorios preparan la contraofensiva. Con un costo elevado para las encuestadoras, ya que se basa en la descalificación de los numeritos…

Ejemplar decisión de la justicia argentina condenando a prisión perpetua a los represores del Grupo de Tareas 3.3.2 de la Esma por 80 casos de delitos de lesa humanidad. La emoción de los familiares de las víctimas; la foto del escritor mártir Rodolfo Walsh, agitada como emblema por la multitud, y los rostros desolados de los represores militares y civiles que sirvieron al terrorismo de Estado -inspirado en los métodos de la contrainsurgencia francesa en Indochina y Argelia, y en los manuales de la Escuela de las Américas patrocinada por EEUU-, fue un espectáculo impactante. A propósito del tema: Venezuela tiene una deuda pendiente con miles de desaparecidos, asesinados, torturados, masacrados en Cantaura, Yumare, El Amparo, El Caracazo, durante la IV República. La Ley contra el Olvido, aprobada por la Asamblea Nacional, es la respuesta a la inexplicable mora y la impunidad. El desafío de aplicarla compromete al sistema de justicia del país. A más de 30 años del genocidio, Argentina reivindica el Estado de Derecho y define un patrón de lealtad. Porque la memoria es más que simple recuerdo…

Un libro que recomiendo: "Joaquín Crespo, el último caudillo militar del liberalismo venezolano", de Ramón J. Velásquez -para mí el mejor historiador venezolano. Historia bien contada, plena de anécdotas, de audaces interpretaciones sobre el pasado, en torno al líder de una etapa política del país que desapareció con su muerte en La Mata Carmelera, y sobre la extraña figura del curandero Telmo Romero, a quien Crespo y su esposa doña Jacinta apoyaron. Mural de hazañas, de recias confrontaciones políticas y personales, que el autor trabaja con su reconocida capacidad narrativa y conocimientos…

Pronóstico: Guanábana partida por la mitad con aspiración a retornar al poder. Lucha de verdes y blancos, reciclada, para definir candidatura de incierto futuro…

Dos tercios en EEUU se sienten identificados con los "indignados"…

En las elecciones municipales colombianas fueron asesinados 41 candidatos (pero la violencia para los medios sólo existe en Venezuela)…

A Álvaro Uribe le fue mal en esas elecciones: lo derrotaron por partida doble, la izquierda -nada menos que en la Alcaldía de Bogotá-, y el santismo. El pésame a los viudos venezolanos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2403 veces.



José Vicente Rangel

Periodista, escritor, defensor de los derechos humanos

 jvrangelv@yahoo.es      @EspejoJVHOY

Visite el perfil de José Vicente Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Vicente Rangel

José Vicente Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a133100.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO