Editoras al servicio del golpe

“Como cajas de regalos envueltas en lujosos pliegos de papel, insinúan lo espléndida que debe ser su interior, cargada de lecturas, relatos y acontecimientos plenos de certeza y veracidad”. Podría ser asi la forma de catalogar los productos provenientes de las Grandes Editoriales de libros, pero la verdad de todo ello es que muy pocos se molestan en indagar, navegar o sumergirse en su interior para comprobar la esencia de su lectura y lo que se quiere lograr con él como producto final.

Recientemente se publicó la nueva versión del Diccionario Enciclopédico MEGA XXI edición 2004 del Grupo Editorial NORMA S.A., aunque no sea la referencia para obtener información concreta, es una de los tantos consultados en el ámbito educativo debido a su relativo bajo costo, y al sistema de mercado dispuesto para su adquisición. Se presume que anualmente son sometidos a revisiones para actualizar la información que allí se suministra, corroborando fechas, eventos, adecuando su formato a las nuevas exigencias del lector, etc.

Realizando un breve recorrido por su interior lleno de bellas ilustraciones y resumidas descripciones de los diferentes países que alberga nuestro globo terráqueo, nos topamos con la información correspondiente a nuestro país Venezuela, luego de relatar su génesis como estado, sus cualidades geográficas, culturales, turísticas y económicas, realizan un compendio histórico desde sus orígenes hasta la actualidad. La asesoría en esta ultima fase del aspecto histórico de nuestra vida republicana no fue la más correcta, quizás delegaron funciones en alguien en quien se creyó tuviese los conocimientos y el peso histórico para relatar o asesorar lo que correspondiera a Venezuela, es una interrogante que sabemos de antemano cual es la respuesta muy a pesar que la nieguen asumiendo ingenuidad o ignorancia del caso.

Una vez dentro del ese bagaje de información irremediablemente es necesario realizar una primera parada en tan tortuoso camino lleno de mentiras, ambigüedades y exabruptos legales, una de ellas es cuando de manera irrespetuosa mencionan al presidente dándole el siguiente calificativo: “Para el año 1998 fue elegido como Presidente de la Republica el Teniente Coronel GOLPISTA Hugo Chavez Frías”, en la siguiente parada de tan convulsionada lectura, hacen referencia de la actitud asumida por un sector de la población venezolana en el punto más álgido de una convocatoria de marcha hacia Miraflores, (omitiendo irresponsablemente que fue desviado premeditadamente) provocando lo que ellos describen allí como “Más de 350000 manifestante marcharon de forma pacifica hasta Miraflores siendo atacados por Francotiradores del Gobierno presumiblemente la Guardia Nacional”, y rematan cual estocada de torero en el corazón del desasistido toro con la siguiente reseña en una de sus ultimas paginas “Año 2002-2002 Pedro Carmona Estanga Presidente interino”. ¿Que hicieron con Diosdado Cabello?, ¿Para el editor resultó tener mayor peso de legitimidad la autoproclamacion del pseudoestratega Pedro Carmona que la juramentaron como presidente interino de Diosdado Cabello (Vicepresidente de la Republica Bolivariana de Venezuela) por parte del Presidente de la Asamblea Nacional?. En un sector tan vulnerable como la Educación que papel cumple los dos Ministerios (Ministerio de Educación Cultura y Deporte y el Ministerio de Educación Superior), ¿Quién debe velar por la veracidad y autenticidad de los hechos descritos en libros como estos?. Estamos ante una situación tan grave que pone al descubierto nuestras debilidades a la hora de ejercer control y exigir transparencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1596 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter